Sea Wolf – Song Spells, No. 1: Cedarsmoke (Autoeditado)

Qué grata sorpresa la banda Sea Wolf. La frase me vino a rápidamente la cabeza con tan solo escuchar la introducción serena de su nuevo disco Song Spells, No. 1: Cedarsmoke, una especie del Sigur Rós mucho más ambiental y desnudo, sin distorsiones ni voces. Sólo un fluir de música que me invitó y convenció para introducirme en su mundo. Song Spells, No. 1: Cedarsmoke es el cuarto álbum (quinto si se cuenta su primer EP) de esta banda de música indie folk de Los Angeles liderada por Alex Brown. Un intenso viaje al lado más folk de la música para pasarse después al más indie folk, es decir, Sea Wolf es capaz de saltar de la vertiente más Nick Drake para otra más animada pero siempre moviéndose dentro del folk más indie al estilo de Fleet Foxes en algunos momentos para ir en otros, aunque parezca inverosímil, hacia bandas como The National.

Así, tras la increíble intro inicial más atmosférica, Sea Wolf pasa a las acústicas y a la voz con la preciosa “Ram´s head” y su nostalgia: “Yesterday is over and tomorrow nears / but I just wanna lay right here / The blanket on your shoulder as tomorrow nears / and I just wannna lay right here“. La voz de Alex Brown dota al tema de una gran determinación y sensibilidad, que consigue emocionar por esa extrema sencillez que pocos pueden conseguir plasmar en música. La instrumental y triste “Cedarsmoke”, con sus violines acompañados por guitarra; la nostálgica “Young bodies”, una de las mejores melodías del disco, más puras, más tiernas, o la grabación casera “Whatever you say, say nothing” conforman ese lado más reposado de  Song Spells, No. 1: Cedarsmoke.

Esa parte más nostálgica del disco convive con otras canciones más indie, más propias por ejemplo de ese halo cristalino y espiritual que representan Fleet Foxes, sin llegar a su grado de intensidad. “Bergamot Morning” es un buen ejemplo de ello, ritmos convencidos que gritan a avanzar, o la canción “The water´s wide” con sus latentes distorsiones en segundo plano, así como “Whitewoods”, las más convencional por su ritmo que a pesar de eficiente recuerda a miles de cosas anteriores.  El disco se cierra con energía con “Visions”, al más puro estilo de The National y su Trouble will find me.

Song Spells, No. 1: Cedarsmoke es un recomendable disco que va de un lado a otro entre potentes temas acústicos con mucho carácter y otros más indie folk, que por momentos hacen perder la atención por reiterativos, pero que a la vez le dan color a esta obra, que creo que no merecería pasar desapercibida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.