Sharon Bates – Dirigido por Adam Smithee (Auto)

La expansión que ha tenido en los últimos años la música indie es una buena noticia para el panorama musical nacional ya que ha facilitado el poder escuchar  grupos interesantes en la radio más comercial, cambiar en los bares los triunfitos por Lori Meyers, o ver llenas las salas en pequeñas ciudades que antes era imposible que colgaran el cartel de completo. Como efecto colateral de este crecimiento y expansión del indie han surgido numerosos grupos interesantes pero, como en toda moda que se precie, corremos el riesgo de una sobreexplotación que nos lleve al hartazgo.

En ese leve filo se mueven Sharon Bates grupo vallisoletano que nos presenta su disco de debut Dirigido Por Adam Smithee, título que supongo un guiño a aquellos directores de cine que firmaban con el pseudónimo Alan Smithee. Su música está influenciada por los grupos indies que “reinan” en nuestro país ahora mismo, quizás especialmente se observan guiños a Supersubmarina, sin embargo aparece en su  música otra vertiente que nos recuerda al pop/rock que reínaba las radiofórmulas a finales de los 80 y principios de los 90 y, aunque los mejores momentos del disco vienen representados por los cortes indies más propiamente dichos: esos dos singles en potencia que son “Vértigo” y “Nena”, es ese otro toque  más clásico, el que le otorga cierta variedad y originalidad al disco. Escapan así de convertirse en otro grupo mimético del indie actual, para aportar una versión ligeramente distinta con un sonido algo más tradicional, no exento de un punto importante de comercialidad muy patente en temas como “Mil intentos”, “Nena” o “Lipstick Rojo”.

Aunque es evidente que tienen puntos a mejorar: algunas letras, las voces en ciertas canciones, y una producción que les haga más justicia; no podemos dejar de destacar una base musical sólida: la parte rítmica de  canciones como “El punto suicida” marcan la distinción,  o el gran trabajo a las guitarras durante todo el álbum con momentos muy inspirados como en “Vértigo” que nos hacen presagiar que aunque a Sharon Bates le queda un largo camino por recorrer, y necesitan hacer un esfuerzo para diferenciarse de tantos y tantos grupos similares, quizás nos regalen un buen puñado de canciones durante su, esperemos, larga travesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.