Shinova (Museo Cerralbo) Madrid 15/09/16

La agencia de management Emerge nos había convocado en el Museo Cerralbo de Madrid para la presentación del tercer disco de los vizcaínos Shinova, que salía oficialmente a la venta al día siguiente en lo que prometían, sería una presentación muy especial. El hecho de realizar el acto en dicho museo (un sitio a visitar por lo curioso de sus diferentes salones y la belleza de sus jardines) ya era garantía de que iba a ser así.

Hacia las 20:00 recibía a los asistentes Javier Ajenjo, director del Sonorama vestido de director de circo y conduciendo a todo el personal al primer emplazamiento de la primera parte del concierto. Sí, el concierto constaba de dos partes, una en semiacústico en los jardines del museo y otra eléctrica, en uno de los salones de actos.

Shinova-MuseoCerralbo_4

Ya en la zona cubierta de los jardines, se situaban Shinova para comenzar la presentación de Volver (Warner Music) su tercer L.P, que supone un salto de gigante en cuanto a producción y en lo referente a fichar por una “multi”. Comenzaban con el tema que abre el disco, “El país de las certezas”, canción que nos retrotrae a los mejores Shinova, pero adentrándose en otra nueva dimensión de sonidos hasta ahora sin explorar por ellos y con letras muy trabajadas, contando historias casi cinematográficas. “Qué casualidad” y “Viajero” serían las siguientes del set, con la voz de Gabriel cobrando protagonismo absoluto. “Doce meses” y la que da título al álbum, cerraban la primera parte del show.

Shinova-MuseoCerralbo_1

El salón de actos situado en la primera planta del Museo Cerralbo era el segundo emplazamiento elegido para finalizar la corta presentación (habrá que esperar a ver en directo la totalidad de los temas) de Volver. “Qué nervios”, decía Gabriel, medio en broma ante la atenta mirada de los presentes y no es de extrañar, el mejor de los conciertos se puede tornar soso y aburrido si es en un salón de actos repleto de invitados de medios. No fue el caso, con un sonido mucho más poderoso que del esgrimido en los jardines, Shinova dieron cuenta de gran parte lo que faltaba del disco convirtiendo el anodino salón en un concierto con todas las de la ley.

Shinova-MuseoCerralbo_3

Tocaba la hora de ir abandonando lo que fue la casa del aristócrata Enrique de Aguilera. Mientras, un fantasma con cadenas y todo, un payaso, un mago y un director de circo, nos daban las buenas noches y las gracias por haber asistido al concierto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.