Sidonie – Teatro Lara (Madrid)

Es un gusto disfrutar de conciertos en un emplazamiento como el Teatro Lara, no solo por su encanto, sino por el gran recibimiento de la empresa patrocinadora del ciclo de conciertos que se celebra en el teatro, que siempre tiene a bien en invitarnos a una fresca cerveza para hacer más amena la espera. Esta noche: Sidonie.
Cuando encuentro mi asiento, me asomo para ver bien el teatro y… ¡no hay ni una butaca vacía! Me fijo en el escenario: alfombras, enredaderas en los micrófonos, medio maniquí y una imagen de El Fluido García, la portada de su último disco.
Con solo 10 minutos de retraso, se apagan las luces y empieza a sonar la voz de Marc. Él solo en el escenario cantando “Giraluna”; tiene que empezar a sonar “Nuestro baile del viernes” para que Jesús, Axel y David Alejandro (bajo del grupo madrileño Tuya) se unan a él.
En un concierto íntimo y cercano, lleno de bromas y guiños entre ellos y para el público, Sidonie hace un viaje por toda su discografía  sin dejarse ningún tema clave en la maleta: “Alma de goma”, “Bajo un cielo azul”, “La sombra”, “Tormenta de verano”, “Un día más en la vida”, “Fascinado”, “A mil años luz”, “El bosque”…
Durante la hora y media que dura el concierto también hay tiempo para las versiones, entre ellas, “Subterranean homesick blues” de Bob Dylan o “Kids” de MGMT, para seguir con “Costa Azul” y “El incendio”.
Marc, Jesús, Axel y David Alejandro consiguen poner al público en pie durante todo el concierto. Un público incansable, participativo y sobre todo, que estaba disfrutando de lo que pasaba sobre el escenario del Lara.
Cuando pensaba que ya no me podían sorprender más, los chicos de Sidonie se bajan del escenario para hacer un acústico real. Con todos los instrumentos desenchufados, excepto el bajo, cierran el concierto con “All I have to do is dream” de The Everly Brothers.
Sin duda, ganaron en las distancias cortas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.