Sinatra, a su manera…y a la nuestra

El pasado 12 de diciembre se cumplió el centenario del nacimiento de Francis Albert Sinatra, un niño venido al mundo en Hoboken (NJ) al que el mundo conocería más tarde como Frank Sinatra, uno de los artistas americanos más populares y universales del siglo XX. A estas alturas poco queda que contar sobre el gran Sinatra, pocas canciones que no se hayan escuchado ya, pocas versiones que no sean conocidas por el gran público. Incluso Bob Dylan le brindó su propio homenaje hace ahora un año, con su álbum Shadows In The Night, en el que reinterpretaba algunas canciones menos conocidas que Sinatra hizo populares en su momento.

En Muzikalia nos gusta hacer las cosas de forma diferente, así que en lugar de echar mano de las versiones existentes, hemos querido jugar a imaginar cómo serían nuestras versiones ideales. Para ello hemos escogido quince canciones más o menos representativas de la carrera de Sinatra para, en primer lugar, presentaros la versión original y hacer algo de historia, y en segundo lugar imaginar cómo sería nuestra versión inventada: qué artista la podría hacer, cómo la cantaría, a qué sonaría…

Si os apetece jugar con nosotros a redescubrir estas quince canciones, y reinventarlas en la voz de otros artistas, aquí os traemos a Sinatra a su manera…y a la nuestra.

CANCIÓN: My Funny Valentine

A SU MANERA: El clásico de Rodgers & Hart fue compuesto en 1937 para el musical Babes In Arms. La versión de Sinatra, siempre de los parámetros del jazz vocal, le daba una ligereza y cierta luminosidad que no tenía la versión original, ni otras como la famosa de Chet Baker.

A NUESTRA MANERA: Nos imaginamos a Lana del Rey haciendo una versión fantasmagórica, con la voz en primer plano, un piano con mucho reverb y unos sintetizadores zumbando al fondo, creando un colchón de sonidos de otro mundo. Un poco al estilo de lo que hizo con el “Don’t Let Me Be Misunderstood”, pero sin las guitarras y las cuerdas.

CANCIÓN: Mac The Knife

A SU MANERA: El famoso tema de Kurt Weill y Bertolt Brecht para Die Dreigroschenoper (1928) ha sido adaptado al inglés en multitud de ocasiones. La versión de Sinatra no es de las mejores, el propio cantante declaró que le gustaba más la de Bobby Darin, pero como siempre supo poner su interpretación al servicio de lo que pedía el personaje. El crescendo vocal es casi canónico para este tipo de composiciones.

A NUESTRA MANERA: La imaginamos cantada por James Blake y Chance The Rapper. Blake seguiría las formas y letra de la versión de Sinatra, mientras que el rapero haría lo propio con el original de Weill/Brecht que es bastante rap, con sus cortes secos. No se pisarían. La combinación ya se ha inventado en el tema “Life round here”.

CANCIÓN: Young At Heart

A SU MANERA: Sinatra fue el primero en grabar la canción de Johnny Richards y Carolyn Leigh, y también quien más éxito tuvo con ella. Tanto, que la canción pasó a dar nombre a una película de Sinatra con Doris Day, y por supuesto a ser el tema principal. El cantante todavía no se había pasado al lado oscuro, y su interpretación es muy clásica, al estilo de los años 20/30.

A NUESTRA MANERA: A pesar que The Cure incluyen un fragmento de la canción en sus interpretaciones en directo de “Why I Can’t Be You?”, nos lo imaginamos adecuándose al estilo soul/gospel con coros de Matthew E White. Una muestra de lo que podría suceder la encontramos en su “Hot Hot Hot” de 2013.

CANCIÓN: Anything Goes

A SU MANERA: Un producto de su tiempo, creado por Cole Porter para su musical del mismo título. La letra es humorística y llena de referencias a escándalos de su época. La versión de Sinatra elimina dichas referencias pero mantiene el espíritu crítico con la modernidad del original.

A NUESTRA MANERA: Pues por mucho que nos hemos esforzado, no nos quitamos de la cabeza la versión de Lady Gaga con Tony Bennett para su disco de 2014 Cheek To Cheek. Nos pedimos una versión en solitario donde ella suene algo menos excitada y le dé a su voz un toque más cálido.

CANCIÓN: Moonlight In Vermont

A SU MANERA: Blackburn y Suessdorf crearon esta canción-homenaje al estado de Vermont, pequeño, boscoso y medio olvidado territorio en el noreste de los Estados Unidos. Sinatra la grabó para su álbum de viajes, Come Fly With Me (1958). La voz de Sinatra ya se había despojado de su ímpetu juvenil y había abrazado la melancolía y romanticismo de la madurez.

A NUESTRA MANERA: Nos gustaría escuchar una versión hecha por Cass McCombs y KD Lang. Sería una alianza americana-canadiense, casi como el propio estado de Vermont. Una pista de cómo podría sonar la tenemos en la combinación de Cass McCombs con Karen Black en “Brighter!”.

CANCIÓN: Blue Moon

A SU MANERA: Otro tema de Rodgers & Hart que se ha convertido en un estándar del jazz vocal, pero del que se han hecho versiones de todo tipo, desde doo-woop hasta rock. Como es de esperar, la versión de Sinatra se mantiene apegada a su estilo fluctuando entre el swing y el jazz.

A NUESTRA MANERA: Aquí también creemos que podríamos encontrar una versión cercana al góspel no religioso. Pocas voces se nos ocurren para interpretarla en ese estilo y salir triunfante. Mavis Staples es la primera. Sabemos cómo se las gasta con sus versiones, pero nos pedimos una casi a capela como su “Stand by me” con Staple Singers que sonaba en la banda sonora de True Detective.

CANCIÓN: Send In The Clowns

A SU MANERA: Esta canción del musical A Little Night Music de Sondheim es una maravilla. Aunque la versión de Judy Collins fue la que triunfó a mediados de los 70, antes Sinatra la grabó para su disco de regreso en 1973, manteniendo un aire muy de banda sonora, de musical, con muchos arreglos.

A NUESTRA MANERA: Nos gustó mucho el disco de Jim James en solitario, así que nos pediríamos una versión a cargo del líder de My Morning Jacket con su piano y su voz de falsete que parece surgida de un pozo encantado. Sin demasiada cacharrería, a poder ser. Un poco como al inicio de “State of art (A.E.I.O.U.)”.

CANCIÓN: It Was A Very Good Year

A SU MANERA: No fue compuesta para Sinatra pero Frankie hacía suyo todo lo que tocaba, así que convirtió una canción de estilo más folk en un melancólico repaso a una vida que ya ha llegado a su otoño. Los arreglos de Gordon Jenkins no pueden obviarse, así como tampoco la excelente decisión de cantarla en clave menor, al contrario que la original.

A NUESTRA MANERA: Bryan Ferry lo versiona todo, y ya tiene una edad. Le iría como anillo al dedo, porque además él ya hizo una versión de “September song”, otra canción que compara la duración de la vida con el transcurrir de un año, y que el propio Sinatra cantó en el mismo álbum September Of My Years donde figura su “It was a very good year”.

CANCIÓN: New York, New York

A SU MANERA: Otra muestra de cómo Sinatra fagocitaba las canciones. El tema principal de la película de Martin Scorsese fue compuesto para que lo interpretara Liza Minnelli, pero la versión que alcanzó la fama mundial es la que Sinatra cantó en su álbum de 1980 Trilogy: Past, Present, Future. Frankie le da un aire triunfador, cambia algunas frases y, en fin, hace suyo el tema para siempre.

A NUESTRA MANERA: Nos parece un tema para un cantante que le dé ese toque teatral, casi histriónico, triunfante dentro de la duda. Hay otras más obvias, pero Jarvis Cocker sería una buena opción. Si fue lo bastante bueno como para meterse en la piel de Leonard Cohen en “I can’t forget” para el álbum tributo I’m Your Man, seguro que también puede bordar “New York, New York”.

CANCIÓN: Only The Lonely

A SU MANERA: Quizás la canción más desgarradora que ha grabado Sinatra. Recordemos que su divorcio con Ava Gardner estaba muy reciente, así que no es difícil imaginarse a Frankie llorando por dentro mientras la interpretaba. Además la canción no tiene estribillo, es casi como una poesía, un lamento.

A NUESTRA MANERA: Pues si hay un cantante que pueda desagarrarse por dentro interpretando “Only the lonely” pensamos que es Antony. Solo, al piano, dejando caer alguna lágrima durante su actuación. Un escenario a oscuras, con un único foco apuntando al cantante. Como en “Hope there’s someone”. Se me pone la piel de gallina solo de pensarlo.

CANCIÓN: My Way

A SU MANERA: Una canción que a Sinatra nunca le gustó demasiado, y que, quizás por desgracia, ha quedado como una de sus señas de identidad. La grandeza de Sinatra queda aquí demostrada: canta una canción en la que no cree pero nos hace creer a todos que habla de sí mismo, de su vida.

A NUESTRA MANERA: Kanye West sería el intérprete ideal para realizar una versión de esta chulesca canción. Nos imaginamos a Sinatra sonando de fondo, cantando un par de versos, y luego el descontrolado rapeo de West derramándose por encima de la canción. Nos gustaría, sí, que le pusiera algo más de emoción que en “Blood on the leaves”, donde hizo algo parecido con el “Strange fruit” de Billie Holiday.

CANCIÓN: Somethin’ Stupid

A SU MANERA: Otra canción que nadie diría que no fue compuesta para Sinatra. ¿Alguien conoce a Carson & Gaile? Pues fueron los primeros en grabarla. Por supuesto, la versión definitiva la cantaron Frankie y su hija Nancy a dúo, aunque la voz femenina quedaba algo escondida.

A NUESTRA MANERA: Aquí no hemos dudado apenas: She & Him. La voz de M.Ward se adaptaría como el guante a la mano, y Zooe Deschannel nos gusta de todas maneras. Ya adaptaron un tema clásico, “Gonna get along without you now”, y nos consta que les encantan las versiones de canciones antiguas.

CANCIÓN: Strangers In The Night

A SU MANERA: La canción de Kaempfert, Singleton y Snyder se convirtió en 1966 en el mayor éxito de Sinatra hasta la fecha. Ganó varios Grammys y se convirtió en otra de sus canciones más reconocibles. Sería difícil encontrar a alguien que pueda apropiarse de la canción de esa manera…

A NUESTRA MANERA: …pero si hay alguien que lo pueda hacer, seguramente es Cat Power. Nos imaginamos una interpretación muy distinta, frágil y tremebunda a la vez, un poco a trompicones como a ella le gusta. Si ya lo hizo con “New York, New York” en Jukebox, lo puede repetir.

CANCIÓN: One For My Baby (And One More For The Road)

A SU MANERA: Es el arquetipo, quizás con “Angel eyes”, de la canción de “saloon” que tanto le gustaba interpretar a Sinatra. Cerramos los ojos al escucharla y lo vemos con su sombrero de ala corta, con la raya blanca, apurando el penúltimo whisky con la mirada perdida del que no tiene a dónde ir cuando el bar cierre.

A NUESTRA MANERA: El ambiente post-apocalíptico de Everyday Robots, de Damon Albarn, le iría a la canción como anillo al dedo. Un alma desolada vaga sin rumbo por un paisaje arrasado. Damon le hablaría a algún robot, en lugar de al camarero. Y cuando se quedara totalmente solo, pulsaría Play.

CANCIÓN: Luck Be A Lady

A SU MANERA: A pesar de que la canción fue interpretada con anterioridad nada menos que por Marlon Brando, otro icono del siglo XX, como siempre fue Sinatra quien se apropió de ella. La historia de un jugador empedernido, que deja al azar de los dados la esperanza de si podrá conseguir o no a la chica de sus sueños, es una de las canciones más alegres y divertidas que Sinatra grabó en los 60.

A NUESTRA MANERA: Por eso mismo, por su alegría contagiosa, nos imaginamos a La Casa Azul haciendo una versión en la que Guille abrazaría la música disco sin complejos, como en “La revolución sexual”, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.