Sónar 2017, propuestas que van más allá de la música electrónica

Definir al festival Sónar como un festival de música electrónica es quedarse escandalosamente bastante corto. Es ciertamente común confundir la música electrónica con la cultura de clubs (lo que se conoce como clubbing) y limitarlo básicamente al house y el techno.

Pero más allá del house, el techno y la música de clubs, se dan cita en el Sónar decenas de géneros y subgéneros que se parecen tanto al house como el folk al heavy metal. Por supuesto también hay house y techno, y muy buenos por cierto, pero su abanico estilístico abarca esferas que van más allá de la música de clubs: funk, trap, hip hop, footwork, soul o música clásica experimental.

Incluso si eres de los que en casa no tiene ni un solo disco de música electrónica, esta edición del Sónar tiene propuestas que se alejan del espectro de la electrónica y que en sí conforman un mini-festival dentro del festival, perfecto para disfrutar de artistas vanguardistas en sus respectivos géneros.

Anderson .Paak & The Free Nationals

Anderson .Paak se mueve con soltura entre el soul, el funk, el rap y el pop, siempre con la elegancia clásica de la música negra y con la vista puesta en los sonidos urbanos. Con su último disco, Malibú, ha entrado a formar parte de la realeza del nuevo soul, con canciones llenas de matices sonoros y juegos vocales exquisitos. Apostamos a que en directo, junto a su banda The Free Nationals, será un torrente sonoro electrizante.

Earl Sweatshirt

Dentro de esa nueva edad de oro que está viviendo el hip hop en la actualidad, gracias a Kendrick Lamar, Chance The Rapper, Vince Staples & co, hay que incluir el nombre de Earl Sweatshirt. El rapero y productor de Chicago tiene un personal estilo con el que se han ganado el éxito de público y el respeto de la prensa y compañeros. Su último estreno es este tema producido por King Krule, aunque para este año se espera que lance el que será su tercer disco largo.

DAWN

Justo cuando ya estábamos convencidos de que el R&B era carne de mainstream, aparece toda una nueva generación de artistas que dan un paso hacia el riesgo, con buenas dosis de audacia. Solange, Sampha o DAWN, son buenos ejemplos. La americana DAWN ha dejado de lado todo lo que el estrellato tenía preparado para ella y se ha lanzado a una carrera más jugosa junto a nombres tan interesantes como Machinedrum, bordeando la electrónica sin olvidar la calidez melódica del R&B.

Thundercat

En algún lugar entre el jazz clásico y el trash de Suicidal Tendencies hay que buscar a Thundercat. También hay que buscarlo en To Pimp a Butterfly, el excelente segundo disco de Kendrick Lamar (¡otra vez Lamar!), en New Amerykah de Erykah Badu o en el disco de Flying Lotus Cosmogramma. De toda esa experienda musical surge el genial Thundercat, que con su reciente tercer disco Drunk se ha convertido en uno de los músicos más interesantes de la actualidad.

Nico Muhly

Es imposible condensar el currículum de Nico Muhly en unas pocas líneas: inclasificable compositor de música clásica contemporánea; excelente arreglista y productor, además de percusionista y pianista; colaborador de Björk , Rufus Wainwright, Villagers , Antony and the Johnsons o Grizzly Bear o miembro fundador de la comunidad musical Bedroom Community junto a Valgeir Sigurðsson. Su última referencia es Planetarium, experimento-artístico-convertido-en-disco escrito junto a Sufjan Stevens, James McAlister y Bryce Dessner (The National), aunque en el festival Sónar estará presentando obras para piano de su propia cosecha, algunas con un perfil más clásico y otras con una vuelta de tuerca más experimental, pero siempre con el sello de talento de este joven genio actual.

El festival Sónar se celebrará esta misma semana, del 15 al 17 de junio en Barcelona. Tienes toda la información del festival, cartel y entradas en su página web oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.