Sr. Chinarro – Asunción (Mushroom Pillow)

En la Asunción de las consecuencias que supone ser una de las figuras vivas de un movimiento industrial más que musical que sacudió las bases del pop en España a finales de los años noventa debe ir implícito, aparte del reconocimiento correspondiente, la evolución en gustos y usos artísticos y un cierto descreimiento que, en el caso de Sr. Chinarro, ha venido siendo parte del motor de unas canciones en continuo crecimiento. A Antonio Luque le duelen muchas cosas, no todas en el plano estrictamente musical, y como siempre ha hecho alardea de un pesimismo que encuentra en la ironía y el tono luminoso de sus últimas composiciones el alivio necesario para continuar grabando y, a su modo, reírse de todo y de todos, a veces incluso de sí mismo. La incontinencia que lo ha convertido en un músico demasiado prolífico pronostica que no siempre dar vía libre a tu verborrea es un buen síntoma de salud creativa.

El ente Chinarro actual está formado por los miembros de una buena banda granadina, Pájaro Jack, y graba y produce bajo la autoridad del señor Luque en un estudio humilde con los recursos y recargos justos para no empañar las buenas intenciones de todo lo que escribe. El folclorismo que lo llevó a la dispersión durante sus anteriores trabajos queda al margen para dar vía libre al expresionismo de las guitarras, con una clara influencia de los riffs de The Cure (otra vez), especialmente brillantes en una acertada “Hasta la saciedad” y estribillos potentes como el de “Las pruebas”. Tal vez la linealidad y lo previsible de los arreglos, unificados por una estructura más convencional apenas remarcadas por líneas de sintetizador, sea una de las pegas que se le puedan poner a este disco, por lo demás lleno de letras basadas en el absurdo de la existencia y las contradicciones de un escéptico que se pregunta qué príncipe es el que hay que buscar en “Ángel azul”, se reafirma en su falta de esperanza en el ser humano en “Mi utopía”, mira por encima del hombro a esos que pretenden esgrimir verdades individuales como absolutas en “Quiero hacerlo mejor” o cuestiona las nuevas formas de amor, muchas veces a costa del propio, en “No soy para ti”. Tal vez no estemos ante las letras más logradas de su carrera –difícil lo tiene para superarse quien todavía es uno de los grandes, si no el mejor, escritores del pop hispano- pero reconforta sumergirse en la de “Supersticiones”, el tema con el que abre Asunción y marca las líneas maestras que luego repite a lo largo de las nueve restantes con cierta autocomplacencia. Salvedad hecha de “Las trompetas del apocalipsis”, el hipotético hit del álbum, un futuro clásico de la etapa reciente de Sr. Chinarro.

No ha perdido, en cambio, el agudo costumbrismo que empezó a definir en discos como El Mundo Según (2007) y que lo llevaron hasta El Progreso (2016), ni las autorreferencias que se pueden leer entre las líneas de “De piedra” o “Por vanidad”, esta última puede que la menos encajable en el sonido del “nuevo Chinarro” que tanto epata a sus seguidores de base, a menudo imbuidos de ese orgullo del “yo lo oí primero” que les impidió disfrutar de un álbum redondo como Presidente (2011) y que aplaudieron –todos lo hicimos- su última obra maestra, el maravilloso Perspectiva Caballera que hace cuatro años lo devolvió a la senda de la genialidad. La abandona de nuevo con un disco irregular, lastrado por la escasa variedad rítmica y la voluntad de su autor por hacer canciones como churros que, escuchadas en conjunto, ganan en sentido artístico pero pierden en emoción. Habrá que asumir que la vida, o lo que es peor, las circunstancias, nos cambian a todos.

Escucha Sr. Chinarro – Asunción

 

Un comentario sobre “Sr. Chinarro – Asunción (Mushroom Pillow)

  • el 26 Abril, 2018 a las 5:03 pm
    Permalink

    Yo creo que ha llegado un momento de que Chinarro edite grandes éxitos y se marque una gira con temazos de toda su época, que hay que dar a conocer a las nuevas generaciones a los mitos de nuestra escena, joer

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.