St. Vincent – MASSEDUCTION (Loma Vista Recordings)

En poco más de una década de carrera Annie Clark se ha ganado a pulso estar en ese selecto grupo de artistas que hacen de la elegancia una virtud, a base de un reconocible estilo en el que no caben obviedades. Buena muestra de ello es su quinto álbum con el alter ego de St. Vincent, un MASSEDUCTION donde vuelve a dar una vuelta a su característico sonido, que en esta ocasión brilla con más tonalidades que nunca.

Tres años después de su disco homónimo, tiempo en el que se acrecentaba su fama al ser noticia en el papel couché por su relación con Cara Delevinge; hemos podido disfrutarla con el lanzamiento de varios temas inéditos, versiones, coqueteos con el séptimo arte o colaboraciones variadas. Su mayor popularidad no nos ha dejado privados de su talento, ni de esa inquietud y camaleonismo que ha propiciado que últimamente no dejen de emparentarla con el Dios Bowie. Quizá esa imagen distorsionada de lo que es una estrella haya propiciado que sus nuevas temáticas vayan al grano y en las letras hable sin tapujos de su visión de las relaciones, las adicciones, la depresión o su propia vida.

El caso es que estamos ante el disco más completo de St. Vincent, en el que Clark se hace acompañar de Jack Antonoff (Bleachers), John Congleton (Sparks, Swans, Lana del Rey) y Lars Stalfors (Cold War Kids) para dotar a sus nuevas composiciones de un sólido sonido en el que transita sin despeinarse por la new wave, el pop, el funk y los sintetizadores y es capaz de transitar estados de ánimo antagónicos. Que lo mismo puede hablarnos de pastillas en la pegadiza “Pills”, hacernos bailar con la melódica “Los Ageless”, meter en la batidora el toque glam de Bowie y nueva olero de Duran Duran con un festival de electrónica (“Sugarboy”) o darnos una lección de funk sintético en “Masseduction”, para poco después desnudarse en la delicada “Happy Birthday, Johnny” y la melancólica “New York” o bajarnos a la tierra con el oscuro final de “Slow Disco” y “Smoking Section”.

Una dualidad de estados, sentimientos y emociones, que engrandece aún más este notable trabajo.

Escucha St. Vincent – MASSEDUCTION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.