Steve Gunn – Eyes On The Lines (Matador/Popstock!)

Hay discos poseedores de un maravilloso e ininterrumpido encanto, en una sensación que comienza con la primera canción y se mantiene hasta la última pieza. Además sucede que en ocasiones el motivo ni siquiera está del todo definido, en una conjunción mágica que en realidad tampoco interesa esclarecer para no disipar el hechizo.

Tal es el caso del nuevo álbum de Steve Gunn que, sin aparentes pretensiones, completa un trabajo enorme y delicioso en el que sumergirse una y otra vez con ilusión. Manejado con despreocupación entre folk orgánico y naturista pero electrificado, nueva psicodelia y un toque de pop tintado, el neoyorquino consigue que las nueve canciones aquí incluidas sugieran lienzos sugerentes y vivificantes. Una tesitura que genera la inevitable (y acertada) comparación con su colega (y buen amigo) Kurt Vile.

Es el efecto de canciones como “Ancient Jules”, “Full Moon Tide”, “Conditions Wild”, “Night Wander” o “Ark”, imaginativas y empáticas, bien apuntaladas y que en ocasiones dejan entrever el gusto del creador por el virtuosismo. El autor se aleja al fin de la autoedición, los CD-R y las tiradas limitadas, situándose al amparo del siempre fiable sello Matador con una referencia tan firme que (dadas las circunstancias) incluso podría considerarse estrictamente como su debut oficial en solitario.

Eyes On The Lines (2016) es, en cualquier caso, la explosión definitiva de un músico inquieto y variado (su trayectoria incluye, entre otras cosas, colaboraciones con Michael Chapman y Jack Rose y militancia en GHQ), que ya había dejado muestras de un talento ahora garantizado al cien por cien. Una confirmación motivada por un elepé que despierta sensaciones positivas constantemente y que, a cada nueva pasada, logra convencer con mayor efusividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.