Suede

“Si una banda no está o bien de gira, o bien preparando canciones nuevas, ¿qué hace? Nada. ¿Mirar la televisión? Es muy aburrido. Nosotros preferimos seguir trabajando”

Junto con The Chemical Brothers son una de las bandas veteranas en el Fib. Han actuado en 4 de las 9 ediciones, siempre como cabezas de cartel. A punto de editar un cd recopilatorio, repiten por segundo año consecutivo en un festival que ellos ya consideran como su casa. Simon, Richard y Alex estuvieron unos minutos con nosotros.

Resulta un poco extraño que volváis a tocar en el Festival de Benicassim por segundo año consecutivo, ya que la organización no acostumbra a repetir grupos. ¿Es por algún motivo especial?

SIMON: Realmente, no hay ningún motivo especial. La organización nos llamó para volver, y nosotros aceptamos encantados. También nos resulta extraño a nosotros que nosotros que nos llamaran dos años seguidos. La gente puede pensar que son las bandas las que se ofrecen para tocar en los festivales, pero esto no funciona así.

Quizás estaba ya pensado desde el año pasado, ya que en la anterior edición fue el público quien escogió vuestro repertorio…

S: Sí, puede que el motivo sea éste. Vamos a tocar un par de canciones nuevas, y el setlist va a ser también diferente al del año pasado.

En estas 4 ocasiones que habéis estado tocando en el festival, ¿Qué diferencias veis de un año para otro?

S: La verdad es que poco nos hemos movido por el festival, más que nada por la zona del Backstage, y de hecho, no ha habido demasiados cambios. Tras las actuaciones, se convierte en una gran fiesta, donde puedes charlar con otros artistas pero, de hecho, no hay demasiadas diferencias.

Os debéis sentir casi como en casa, ¿no?

RICHARD: Sí, por supuesto (risas). Después de tantos años, es como estar en un festival que tuviera lugar en nuestra tierra. Aunque no puedo imaginarme las condiciones que se dan en Benicassim en un festival inglés… Disfrutamos mucho siempre que venimos, y cada vez es mejor que la anterior, sin duda.

En esta ocasión, de hecho, no venís a presentar material nuevo, sino un recopilatorio que saldrá a la venta en octubre. ¿Significa este grandes éxitos como un nuevo amanecer para vosotros?

S: Sí, algo de eso tienen. Como de dejar todo lo hecho en el pasado atrás. No muchas bandas consiguen llegar a los 10 años juntos. Y cuando llegas, es hora de hacer balance. Y el hecho de incluir canciones nuevas justifica el por qué de este disco.

R: Va a ser un disco que resuma a una banda que ha estado siempre cambiando, conscientemente o no. Cada álbum suena diferente. La idea es plasmar esta diversidad en un álbum, pasar de lo abstracto a lo concreto, para poder ver la evolución de la banda. Tenemos mucho material, porque somos una banda muy activa y hemos compuesto muchos temas.

Sabemos que va a incluir alguna canción nueva, como es Golden Gun. A parte de esta, ¿van a haber más?

S: Van a haber dos canciones nuevas en el disco. Puede que al final no incluyamos “Golden Gun”.

¿Puede que en un futuro álbum?

S: Quizás sea parte del nuevo single.

R: Todavía no sabemos como va a ser la cosa

¿Entonces estáis ya pensando en un nuevo álbum, sin contar el recopilatorio?

S: Hemos estado grabando canciones nuevas, sí, ya tenemos unas cuantas prácticamente listas, y probablemente formarán parte de un próximo álbum.

R: La gira de A New Morning la acabamos a mediados de febrero. Y desde entonces hemos estado trabajando en estos temas.

S: Si una banda no está o bien de gira, o bien preparando canciones nuevas, ¿qué hace? Nada. ¿Mirar la televisión? Es muy aburrido. Nosotros preferimos seguir trabajando.

¿Pero en algún momento tendréis que descansar, no?

S: Desde que empezamos a tocar hace 10 años, nunca nos hemos parado de trabajar, en el sentido de estar algún tiempo sin hacer nada. Pero eso lo compensamos al tomarnos las cosas con calma y emprender la preparación y la grabación de un disco de forma relajada. Tardamos mucho tiempo en tener listo cada álbum.

R: No creo que seamos una banda que necesite tomarse un tiempo de descanso y recuperarse después de grabar un disco. Tenemos muy claro cuál es nuestro, qué hacemos y por qué lo hacemos. Sabemos lo duro que es estar de gira, la cantidad de problemas que en ella surgen, por lo que intentamos tomárnoslo con mucha calma. Cuando Neil estaba enfermo, bajamos un poco el ritmo de trabajo, e intentamos no hacer muchos conciertos seguidos.

He leído unas declaraciones de Brett, en las que dice que vuestro próximo disco va a ser más agresivo que los anteriores. ¿La calma o el optimismo de vuestra anterior etapa ha acabado, y ahora vais a empezar otra nueva?

R: Creo que cualquier cosa que pase en nuestro próximo álbum va ser algo totalmente natural. No se puede hacer nada menos agresivo que ‘Positivity’, eso está más que claro, pero cualquier evolución que pueda haber en nuestra música va a ser algo natural. No te puedo decir cómo va a ser el sonido de nuestro próximo disco, porque todavía no lo sé, y evidentemente esto es lo más atractivo y excitante de un proyecto, no saber lo que va a pasar. Lo que tenemos que hacer es no aburrirnos con lo que hacemos. El día que pase eso, malo.

S: Hasta el año que viene no vamos a entrar en el estudio de grabación, una vez haya pasado Navidad, más o menos.

En noviembre, se publicará la biografía oficial del grupo. ¿Os habéis implicado mucho en este proyecto?

S: Sí, desde luego. El autor, David Barnett, es un chico de nuestra oficina de Londres. Ha estado con nosotros desde el principio, nos conoce bien y, además, durante estos 10 años ha ido actualizando un diario, con lo que tiene buena cuenta de todos los hechos más destacados de nuestra historia. También ha tenido entrevistas muy personales con todos nosotros, por lo que el resultado será muy interesante.

R: A parte de nuestra historia, incluirá una sección de prensa con artículos que se han publicado a lo largo de estos 10 años, y muchos testimonios.

Y hablando precisamente de esta historia, uno de los puntos de inflexión en vuestra carrera se produjo de manera muy temprana, cuando Bernard Butler y entraste en la banda. ¿Fue muy difícil para un chico tan joven adaptarse a una banda que estaba dando mucho que hablar?

R: Hace mucho tiempo de eso, y la verdad es que no lo recuerdo como un momento especialmente difícil. En seguida nos entendimos muy bien, y creo que me lo pusieron muy fácil. Ahora el nuevo es Álex, sustituyendo a Neil, y tampoco ha tenido mayores problemas.

A: La integración fue bastante rápida, en apenas 3 o 4 semanas ya me sentía como un integrante más del grupo.

Y, por cierto, ¿Qué ha sido de Neil? ¿Sigue en la música?

R: Sí, creo que sigue haciendo algo de música con un amigo de Matt, pero algo no demasiado serio. Ya se ha recuperado del todo de su enfermedad, y las cosas le van muy bien.

Volviendo un poco a vuestra actividad actual, en septiembre vais a haces cinco conciertos muy especiales, en los que vais a tocar cada uno de vuestros álbumes completos. ¿De donde surge esta iniciativa?

S: ¡Espero acordarme de todas las canciones! Algunas hace por lo menos 8 o 9 años que no las toco. De hecho, creo que hay algunas que nunca he tocado en directo. Surge de forma casi espontánea, y nos gustó mucho la idea porque nunca nadie lo ha hecho antes. Nos parece una manera muy bonita de celebrar nuestros 10 años juntos. No creo que lo grabemos en DVD ni nada por el estilo, va a ser algo único e irrepetible.

¿Sólo lo vais a hacer en Inglaterra? ¿No tenéis pensado llevar estos conciertos a otros países?

S: No nos lo hemos planteado, pero quien sabe… Serían unos conciertos muy especiales, a mi, personalmente, me gustaría mucho.

A: Depende de cómo vaya en Londres. Si no vendemos entradas, y si nos encontramos con que a la gente no le gusta, ni si quiera nos lo plantearemos.

Y a parte de estos conciertos, ¿tenéis planes de hacer una gira con los grandes éxitos?

S: Sí, vamos a tocar en las principales ciudades. Aquí en España, lo haremos en Barcelona y Madrid.

Hablando de giras, recientemente habéis estado en China. ¿Cómo ha sido vuestro recibimiento y acogida? ¿Tan bueno como el de Beckham?

R: Seguramente no ha sido tan espectacular como la de él. Pero no nos podemos quejar, la acogida ha sido fantástica, y nos han tratado como auténticas estrellas. Allá donde íbamos había seguidores, y llenamos las salas de todos nuestros conciertos.

A: A mí me resultó muy chocante. En la mayoría de los sitios en los que hemos tocado nunca hemos tenido ningún problema. En China no hay libertad en los conciertos. Hay un gran control. La policía también se sitúa entre el público y el escenario. Es una situación muy extraña porque te sientes muy solo.

S: Pensamos en decirles que se quitaran, que nos dejaran hacer nuestro trabajo, pero había tanto control que decidimos tocar con esa especie de cordón policial.

A: Nos advirtieron que no fuéramos provocadores, que la gente debía permanecer pasiva. De hecho, la policía nos pidió ver las letras de las canciones antes de actuar, y tuvimos que cambiar algunas para poder cantarlas. A los Rolling Stones también les hicieron cambiar alguna canción, como la de Honky Tonk Woman. Es un sitio apasionante, me encantaría volver.

¿Y a los Estados Unidos? ¿No os gustaría volver a intentarlo?

S: Realmente no. Sería fantástico poder tocar en Nueva York, San Francisco… Pero no vale la pena, cuesta mucho, y el resultado no es el esperado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.