Surfin’ Bichos + Tórtel (Cool Stage) Madrid 17/11/17

Surfin’ Bichos se encuentran de gira rememorando su legendario Hermanos Carnales (RCA 1992), que cumple veinticinco años este 2017 y le tocaba el turno a Madrid, en sala cerrada (ya lo habían hecho en las fiestas de San Isidro el pasado mes de mayo). El concierto, ubicado dentro del ciclo de conciertos de SON Estrella Galicia, había sido cambiado de escenario hacía poco y quisieron los astros alinearse para que el último bolo de la banda (así lo dijeron ellos mismos) en Madrid, fuese en Cool Stage, que no es, ni más ni menos, la que fuera una de las salas emblemáticas del Madrid de los 80´s; Rock Club, cuyo escenario vio pasar a figuras como: Tav Falco, The Fuzztones, New Model Army, Camarón, o los propios Surfin’ en el Villa de Madrid en 1988.

Antes, pudimos disfrutar casi en familia de Tórtel con una sala que iría llenándose poco a poco, mientras Jorge Pérez y los suyos iban defendiendo con garra un puñado de canciones escogidas de su repertorio entre las que pudimos escuchar: “La Casa de las hojas”, “Nadie se parece a nosotros” o “Queríamos más”. No pudo el valenciano terminar su actuación como él hubiera querido, siendo avisado para acortar el set, por las exigencias del horario, imprimido en parte (supongo) porque el concierto se transmitía en directo en Radio 3. Una pena, disfrutar de Tórtel en vivo siempre es un privilegio para los oídos más refinados.


Salían al escenario: Fernando Alfaro, Joaquín Pascual, José Manuel Mora y Carlos Cuevas, o lo que es lo mismo: Surfin’ Bichos, con las luces tenues sobre sus cabezas, mientras iban preparando todo para comenzar con “Viaje de redención” y unos primeros momentos algo desasosegantes, en el sentido de que eso no parecía arrancar a la primera. Un mal espejismo, “Humo azul” puso las cosas en su sitio e inmediatamente después “Efervescente” y “Hey Lazaro” nos lanzaban a la cara a una banda perfectamente engrasada, a años luz (afortunadamente) de la que vimos bastante más desdibujada, en el pasado San Isidro.

“Ángel transparente” dejó patente la solidez de la voz de Fernando Alfaro a la par que la mala educación de cierto sector del “respetable” incapaz de contener las charlas, en tanto que otro sector pedía silencio. “No puedes imaginarte” nos recordaba que la entonces albaceteña banda también tuvo en aquellos años amabilidad en su repertorio y posibles hits, mientras José Manuel Mora ponía a prueba las cuerdas de su bajo y Joaquín Pascual mandaba con su Korg.

Con una sala completamente rendida al cancionero infalible del homenajeado álbum, “San Jose experience” comenzaba una nueva batería de temas entre los que se contarían: “Abrazo en un terremoto”, la inapelable “Mis huesos son para ti” y “Harto de tu amor”. Una versión mucho más eléctrica que la de la grabación primigenia de, “Ella y yo” enfilaba lo que se presuponía el final de un concierto memorable, para enlazar con: “En otoño”, “Mi hermano carnal” y la inevitable y necesaria “Fuerte”. Un sonido de lluvia enlatado, nos hacia percatarnos de que estábamos ante el inminente desenlace al repaso a un disco imprescindible para entender eso del “Rock independiente”, era, claro; “La estación de las lluvias”.

Habría tiempo para más canciones hábilmente escogidas para satisfacer al más exigente de los fans de los Surfin’. Ya en los bises, sonarían entre otras la apocalíptica, “Oración del desierto” y “¿Qué clase de animal?” para terminar de manera gloriosa con el primer E.P que grabaron en aquel ya lejano 1989, “Gente abollada”.

Se cierra el círculo”, como decía la propia banda hacia unas semanas a través de sus redes, quizás sea necesario, pero hay círculos duelen al cerrar. Si estuviste en este concierto, el último que han dado en Madrid, en palabras de los propios protagonistas; dentro de unos años podrás decir con orgullo: “yo estuve allí”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.