Susanne Sundfør – Music For People In Trouble (Bella Union)

En este mundo miserable, hay dos tipos de personas. Los que persiguen melodías alegres y joviales para aliviar sus penas y los que prefieren abrazar su tristeza interior para superar una etapa negativa. Music For People In Trouble es para los de la segunda categoría, un álbum de canciones que son un hombro en el que llorar para aquellos que se ven reflejados en las historias que comparte la noruega Susanne Sundfør.

La propuesta intimista y honesta de esta mujer de 31 años funciona especialmente en su país, donde ha conseguido varios números uno. En su tierra consiguió que su segundo disco The Brothel fuera el más vendido de 2010 con los sintetizadores como nuevos protagonistas de su sonido, pero para este quinto LP ha decidido volver a los elementos más orgánicos y clásicos con la intención de firmar su disco más “musical”.

Su formación clásica se ve reflejada en un inicio con temas como “Mantra” y especialmente “Good Luck Bad Luck”, una copla nórdica, oscura y sensible con un saxofón en su conclusión que avisa de que este disco está plagado de vientos como la melancólica flauta de “Music For People in Trouble” y el clarinete que vuela en “Bedtime Stories” por los callejones más oscuros de una tristeza que Sundfør comparte con un desnudo sentimental integral.

Medieval y épica, “The Sound of War” es una de las pocas que permite la entrada de los sintetizadores que se convirtieron en la máxima del sonido de Sundfør, pero sigue siendo su voz la que más cautiva al oyente en sus noches más oscuras, donde baila con elegancia en ‘Undercover’ para terminar con una reflexión melancólica a través de la balada setentera con flauta a lo Jefferson Airplane en “No One Believes in Love Anymore”, “nadie cree ya en el amor, tiraron la llave, nadie llamaba a la puerta”.

En “Golden Age” bucea en una etapa dorada pero atraca en el oscuro piano y los efectos de un sintetizador experimental que suenan en concordancia con la poesía recitada y sonora que Sundfør ha trazado en este Music For People In Trouble. Su conclusión final descansa en la cima de la meditativa ‘Mountaineers’, donde afirma que nunca cambiaremos lo que somos ni lo que queremos con un grito profético y casi religioso. Todo pasa, nada cambia, pero al menos nunca estaremos solos si artistas como Susanne Sundfør nos acompañan en sentimientos negativos que parecen insuperables.

Susanne Sundfør actuará en Barcelona el 7 de marzo en Luz de Gas y en Madrid el 7 de marzo en el Teatro Lara dentro del ciclo Son Estrella Galicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.