The Charades

Nuestras canciones son bonitas y fuertes

A modo de esquema: Isabel Fernández, ex Electrobikinis, se instala en Madrid y siente la necesidad de volver a formar una banda. Nace The Charades.
Hablamos con la artista bilbaína para que nos cuente cómo fue todo y cómo es “When Shining Blue”, el debut de este cuarteto afincado en la capital.

The Charades, nueva formación pop-rockera. Amantes de las buenas melodías y los ritmos acelerados…. ¿Por qué creéis que un nuevo sello, Corea, ha apostado por vosotros?

¡Pues por esas mismas melodías! Y no sé, suponemos que han visto en nosotros algo especial, que a ellos les ha resultado especial, y por eso se han embarcado en esta aventura.

Vuestro primer lp está cosechando buenas críticas. ¿Para vosotros cuáles son las virtudes del mismo?

Ummm, suponemos que las canciones en sí mismas… que son bonitas y fuertes. Las melodías, los ritmos, los teclados, las voces… Es un disco potente y a la vez delicado, o eso nos gusta creer jeje.

¿Tenéis un ep anterior, verdad? ¿Qué ofrecía aquel material?

En realidad grabamos dos Ep´s pero solo salió el primero. En el primer EP aparecían cuatro canciones más garajeras y primitivas que lo que hacemos ahora. Con bastante melodía y coros, claro, pero mucho más crudo. En el segundo, que nunca salió, se entiende la transición al LP, con canciones más melódicas y menos clichés.

¿Los discos breves e intensos valen por dos?

Bueno, la brevedad de nuestro disco tampoco ha sido premeditada… es lo que nos ha salido. ¡Igual en el siguiente os sorprendemos con un doble Lp! En nuestras estanterías hay discos tanto de media hora como de tres horas…

Isabel, corrígeme si me equivoco, tras tu experiencia en Electrobikinis, te instalas en Madrid y buscas formar un grupo. ¿Cómo fue la gestación del mismo?

Bueno, pues llegué a Madrid con la idea de tocar y conocí a Coki que venía de Ponferrada con la que compartí piso y después conocimos a María en un bar que se acaba de instalar en Madrid también desde BCN. Empezamos ensayando las tres juntas en nuestra casa y después se nos Unió Guille. Empezamos a ensayar y llevamos 3 o 4 años pasándolo muy bien juntos.

El espíritu del disco, ¿podríamos hablar de un sabor agridulce?
¿Algo así como una mezcla de luces y sombras (por las letras principalmente)?

Sí, bueno, por eso se llama When Shining Blue… que es como una mezcla de “brillar y tristeza”… Las melodías a nosotros también nos parecen agridulces, no sólo las letras, pero parece que sólo nos lo parece a nosotros! jaja

Habladnos un poquito de cómo fue la grabación y producción.

La grabación fue en Sant Feliu de Gixols con Santi García. Nos trasladamos allí y estuvimos conviviendo juntos en un piso que pillamos para la estancia. Grabar con Santi es maravilloso, te hace sentir muy a gusto y es todo muy sencillo. Cada uno grabó su instrumento muy rapidito y sin problemas… Estuvimos muy a gusto, grabando y comiendo todo el día. En cuanto a
la producción pues fue todo bastante natural, nosotras llevábamos todo arreglado aunque Santi sugirió algunas cosas como coros que han quedado genial. El sonido iba saliendo según íbamos grabando, Santi sugería algunas ideas sobre la marcha… no sé… Santi es un mago!

Estáis inmersos en plena gira de presentación. ¿Cómo está siendo la respuesta del público?

La verdad es que genial, en unos sitios ha sido mejor que otros, claro, con la gente más entregada y tal. Pero la tónica general es muy positiva y siempre ha venido bastante gente a vernos.

¿Cómo veis la escena “indie” actual?

Puff! No sé… hay muchos grupos que nos encantan y otros que no nos gustan nada… tampoco estamos muy puestos en ninguna escena. Vamos a nuestro ritmo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.