The Front Bottoms – Going Grey (Fueled By Ramen)

Mientras que Back on Top de 2015 amplió el sonido de la peculiar banda de Nueva Jersey en buena medida, este récord les abre las puertas completamente. Aunque el sonido sigue siendo reconocible como The Front Bottoms, es un juego completamente diferente, principalmente debido a la voz distintiva y el fraseo lírico del vocalista Brian Sella. La melodía guiada por la guitarra de “Raining” y “Ocean” es lo más cercano a lo que podría denominarse como el “viejo sonido” de la banda, teniendo la mayoría de estas nuevas canciones una base electrónica diferente a lo que nos tenían acostumbrados.

Esta banda tiene una de las bases de fans más dedicadas en música alternativa, por lo que hubiera sido increíblemente fácil para ellos dormirse en los laureles y seguir lo que ya saben que funciona. En su lugar, tomaron un gran riesgo creativo impulsando la idea de quienes son realmente como banda, al tiempo que conservaban su identidad. Y, dejad que lo diga, suena bien.

El nuevo lanzamiento, Going Grey, dio espacio al grupo para experimentar con el sonido electrónico y a la vez, permitió que su experiencia con la voz quejumbrosa y la guitarra que definía la melodía brillara.

La voz de Sella domina en el álbum, al igual que en proyectos anteriores, pero con una interpretación vocal claramente mejorada. Su típico “canto de conversación” se combina con una nueva capacidad para llevar una melodía.

Algunas de las primeras pistas del álbum, “Peace Sign”, “Bae”, “Vacation Town” y “Don’t Fill Up on Chips”, se adhieren al típico estilo de la banda combinándose con toques frescos. Las melodías de guitarra sonoras acompañadas de las voces únicas y las letras contundentes de Sella y el ocasional solo de trompeta ofrecen a los seguidores que se resisten a aceptar el sonido cambiante de la banda un lugar para ellos.

Canciones posteriores como “Grand Finale”, “Trampoline” y “Everyone But You” ofrecen un ambiente más experimental a medida que la banda de pop-punk incursiona en un sonido pop más electrónico. El nuevo sonido y las voces mejoradas son una bocanada de aire fresco de la angustia típica de la banda.

Con sus miembros, como es lo normal, cada vez más maduros, las canciones de The Front Bottoms ahora tienen más que ver con la familiaridad y las reflexiones sobre las comodidades de una relación, que con su pasión o enfado. Bandas como ellos, chicos grunge que escriben canciones angustiosas sobre chicas, universidad y hierba, tienden a esfumarse después de lanzar algunos LPs similares, dejando espacio para que la próxima banda de chicos tristes tome su lugar. Pero este grupo muestra un crecimiento único sin precedentes en Going Grey, lo que nos lleva a creer que realmente podrían quedarse para largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.