The Jayhawks – Sala Revólver (Madrid)

Madrid. Ocho de febrero. Sala Revólver. Sale al escenario el trío The Silos. Walter Salas-Humara –desde Nueva York, pero en castellano- va presentando los temas, muchos de ellos del nuevo disco que acaba de salir al mercado, “Laser Beam Next Door”, distribuido en nuestro país por El Diablo.

Un sencillo set de batería –completado por elementos de percusión como pandereta, shakers, maracas e incluso una melódica-, un bajo y una vieja guitarra acústica (que saturada sonaba de forma increíble), bastaban para arropar a una bonita voz quebrada que, cuando cantaba en inglés nos transportaba más allá (“Caroline”), y cuando lo hacía en castellano nos devolvía al mundo real (“Sangre y Lágrimas”, “Disfrute”).

Gran momento cuando Drew Glacking dejó a un lado su bajo y se colocó un lap steel en su regazo. Precioso.

Después, The Jayhawks. La espera parecía hacerse interminable para muchos, pero por fin salieron al escenario Gary Louris y sus chicos. Ya conocéis la polémica suscitada en torno a “Smile”, su último disco, producido por Bob Ezrin: demasiado comercial para los fans más puristas, pero el único por el que se ha interesado el público al que, hasta ahora, The Jayhawks no había llamado mucho la atención.


Pues bien, en el repertorio hubo de todo y para todos. Quizá también por ser la primera vez que el grupo visita nuestro país, fuera necesario repasar toda la discografía para satisfacer a uno y otro sector del público.


De su mejor disco –considerado así por muchos, entre los que me incluyo-, “Hollywood Town Hall”, interpretaron grandiosas canciones como “Crowded in the Wings” o “Waiting for the Sun”, esta última a un tempo notablemente más bajo que el de la grabación original, lo que dotaba a la canción de la preciosa lentitud y pesadez del perdedor. Emocionante. Y cuando digo emocionante quiero decir que se me puso un nudo en la garganta cuando The Jayhawks comenzaron este regalo en forma de canción. Fue entonces cuando Gary Louris empezó a soltarse tocando sus ya conocidos solos con su SG, subido en su ampli.

Mark Olson ya no está en el grupo, pero la verdad es que The Jayhawks han suplido su marcha perfectamente. Esos juegos vocales que caracterizan al grupo no se vieron resentidos de ninguna manera, ya que Tim OReagan –Timoteo, como le llamaba Gary-, hizo coros e incluso voz principal en algunos temas de forma impecable, a la par que tocaba la batería. También Kraig Johnson, guitarra que sustituyó a Olson, tomó las riendas de la voz en uno de los bises.

No faltaron grandes hits de su disco “Tomorrow the Green Grass” (segunda colaboración del grupo con el productor George Drakoulias), como “Id run away”, “Two hearts”, “Blue” y la aplaudidísima “Real light”, que si no recuerdo mal fue la que cerró el cuerpo del concierto.

Todas estas antiguas canciones, junto a otras del “Sound of Lies”, se entremezclaron con siete u ocho nuevos temas; sí, esos que son más “felices”. Usaron nuevos elementos en ellos, como la melódica, la Rickenbacker de 12 cuerdas o la pandereta –tocada por un simpático roadie atento a todo lo que sucedía arriba, en el escenario-. Como dice Gary Louris, “hay gente que piensa que estamos todo el día montando a caballo y con espuelas”… Y no es así, no. Preciosos coros de la teclista, Jen Gunderman, en “What led me to this town” y “Somewhere in Ohio”.

Mi petición llegó en los bises, “Take me with you (when you go)”, justo antes de una versión de Charlie Rich cantada por Tim.


Cuatro canciones de regalo no fueron suficientes para un público enfervorizado que pedía con insistencia más y más. Volvieron a salir e hicieron otros tres temas, redondeando el concierto con Louris tocando entre el público y cediendo su Epiphone “sparkling” a uno de sus fans, mientras el resto de la banda terminaba el tema. (No cantes más “Im gonna be a big star someday”. Hace tiempo que lo eres).


El sonido de la sala no estuvo a la altura. El técnico de monitores, tampoco. Pero nada pudo enturbiar la presencia de The Jayhawks ante sus seguidores, todos invitados por gentileza de MondoSonoro. Gracias por el detalle.

(Las fotografías pertenecen al concierto de The Jayhawks en Barcelona)

Más información sobre The Jayhawks y fantásticas FOTOS en Granada en Indyrock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.