The Lazy Lies – Less Talk More Action (U98 Records)

Escucho lo nuevo de The Lazy Lies, Less Talk More Action (U98 Records, 2018), y la primera imagen mental que me viene la cabeza, al acabarlo, es la banda del Titanic tocando mientras el barco se hunde. ¿Por qué? Quizás alguna rara conexión mental, fruto de estar escuchando una música despreocupada, divertida, que traslada a épocas interiorizadas como más felices, mientras el mundo se va haciendo pedazos alrededor de uno. Sí, The Lazy Lies siguen fieles a su estilo en este nuevo disco, ese estilo del que ya te hablamos con motivo de la publicación de The Lazy Lies (Right Here Right Now, 2016).

Un estilo que no se esconde a la hora de mostrar sus referencias: el pop más directo y melódico de los 60, con sus coros, sus estribillos, sus historias de amor adolescente y sus guateques. Tampoco esconden que Los Beatles, seguramente, son uno de sus grupos de cabecera: «Flower garden» suena a ellos por los cuatro costados. Suele pasar en las canciones en las que Roger Gascón lleva la voz cantante, y en «Primrose Hill», con participación de Montse Bernad, también se les escucha como un lejano eco. Cuando es Montse quien toma el micro en solitario es inevitable acordarse de Nancy Sinatra y la chulería de «These boots are made for walking», algo de la cual se filtra en «Pinstripe suit». Los fans de otros grupos como The Zombies, The Monkees y similares también están de enhorabuena, basta con escuchar temas como «Spiral skies», «What we’ve done» o «The one about being brave», esta última el eslabón perdido entre el sunshine pop de los 60 y el power pop de los 70. «Mon petit chouchou» es otra muestra de ese pop atemporal, aunque bien anclado en una época y un sonido, del que The Lazy Lies se están convirtiendo en grupo a seguir. La última canción, «Just fine», es un ejemplo de todo lo que se puede hacer en dos minutos: un tema inicialmente acústico, que se anima tras el primer minuto y que acaba en todo lo alto como si fuesen los mismísimos B-52s los que estuvieran sonando.

En tiempos de crisis hay siempre algunos valores seguros donde refugiarse. En el plano puramente económico, cuentan que es el oro el bien más preciado; en el anímico y sentimental, seguramente es la música. Y si además uno es un poco nostálgico, The Lazy Lies son el grupo perfecto. La inversión segura.

Escucha The Lazy Lies – Less Talk More Action

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.