Tindersticks – Falling Down The Mountain (Everlasting)

Como  dos caras de una misma moneda, The Hungry Saw y Falling Down The Mountain, comparten intenciones tanto en su música, como en su discurso. Basta con escuchar “Harmony Around My Table” y verla como una perfecta continuación de la luminosa “The Flicker of a Little Girl”, facturada dos años atrás.

Los británicos liderados por Stuart Staples, continúan en la senda que emprendieron entonces. A un lado quedan los arreglos orquestales y el tono melodramático de antaño, para, volviendo a sus orígenes, retomar el lado más desnudo y directo de sus canciones. Nos encontraos ante unos Tindersticks renovados, no sólo por la inclusión de nuevos integrantes (David Kitt , Earl Harvin, o Dan McKinna), sino por la frescura y el eclecticismo de su propuesta actual.

Los de Nottingham, pasan sin despeinarse del jazz más oscuro de “Falling Down a Mountain”, a la nocturna belleza de “Keep You Beautiful”. Del folk pastoral de la antes mencionada “Harmony Around My Table” y “No Place So Alone” (sus coros remiten a los Bad Seeds), a “Peanuts”, tema que podría haber sido incluido en Curtains (97), un dueto de Staples con Mary Margaret O´Hara a lo Hazzlewood/Sinatra marca de la casa.

Sin dejar a un lado el tono fronterizo de  “She Rode Me Down”, el clasicismo de “Factory Girls”, la setentera y adictiva “Black Smoke” o los interludios instrumentales de la inquietante “Piano Music” y la cinematográfica “Hubbards Hills”.

En plenas facultades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.