Triángulo De Amor Bizarro – Sala Planta Baja (Granada) 10/12/16

A estas alturas de la jugada, Triángulo de Amor Bizarro pasan por contar con uno de los directos más potentes de la escena independiente española. Así lo volvieron a demostrar en una nueva cita con la parroquia granadina en la presentación de un Salve Discordia (16) que los confirma como maestros del ruido con alma melódica, de nuevo bajo las órdenes del mítico Carlos Hernández. Uno tras otro se sucedieron los dardos envenenados en un concierto sin respiro: “Desmadre estigio”, “Amigos del género humano”, “Robo tu tiempo” o “Euromaquia” encendieron la mecha, con un Rodrigo Caamaño erigido en auténtico líder, empuñando su guitarra como si fuera un arma arrojadiza. Sobre sus hombros y los de Rafa Mallo a las baquetas, descansa el peso de una formación compacta y perfectamente engrasada.

Siempre ha sido un punto a destacar su facilidad para trazar dianas pop tejidas entre marañas de distorsión, con la figura siempre provocativa de Isa tomando las riendas de las tareas vocales en la ya mítica “El fantasma de la transición”, por poner un ejemplo. En ese terreno que tan bien se les da y que tanto oxígeno brinda a su cancionero, brillan de manera rotunda “Estrellas místicas”, “Baila Sumeria” y “De la monarquía a la criptocracia”, y es que lo suyo hace tiempo que no se limita al shoegaze. También dominan con soltura el arte del single directo.

Engarzando los temas con la confianza del que sabe que cuenta con un repertorio solvente, la formación gallega se consolida por méritos propios como rara avis dentro de nuestro panorama y continúan sin fallar a cada entrega, resultando igual de atractivos en las distancias cortas que en el marco de los festivales que no paran de contar con ellos. Tras cuatro trabajos tan redondos, lo suyo es ya marca de confianza.

Con el público totalmente entregado y la sensación de haber vuelto a disfrutar de hora y media de música terapéutica en tiempos de caos, solo queda contar las horas para que vuelvan a sacudirnos en toda la cara y siga gustándonos tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.