Triángulo de Amor Bizarro

Hace un año veíamos casi imposible otro disco de Triángulo

Después de firmar un disco apasionante, uno de los mejores debuts de la última década sin duda, dejamos de recibir pulsaciones de Triángulo de Amor Bizarro. Y así han pasado tres años, hasta que por fin ha visto la luz la segunda entrega de Triángulo, Año Santo (Mushroom Pillow). En todo este tiempo han pasado algunas cosas, así que preguntamos a Rodrigo, cantante y responsable de las letras de TAB, por todo lo que ha ocurrido, su nuevo disco y la vida en general. Como era de esperar, él nos cuenta cosas muy interesantes.

Aunque el single (“De la monarquía a la criptocracia”) sea más pop, Año Santo es más ruidoso y más punk que vuestro primer disco, ¿no? ¿Ha sido premeditado o simplemente os ha salido así?
Pues un poco de las dos cosas. No queríamos hacer el típico segundo disco relajando la propuesta para acceder a más público. Queremos llegar a más público, pero a nuestra manera, no a la manera del mercado. Simplemente estuvimos tiempo dado vueltas hasta encontrar el punto de soltarnos y que saliese todo solo. Es un poco como ir almacenando cosas durante mucho tiempo para vomitar el disco después.

El disco ha tardado más de la cuenta, entre otras cosas porque ha habido cambios de formación (ha salido Julián y han entrado Óscar Vilariño y Rafael Mallo (Valetudo), ¿cómo lo habéis llevado?
Ahora que ya está hecho, te digo que bien, pero hace un año veíamos casi imposible otro disco de Triángulo. Estábamos con una desgana absoluta respecto a la música en general.

¿Tiene algo que ver ese cambio de formación en el sonido más rudo y musculoso de Año Santo?
Sí, claro. Es algo que siempre estuvo ahí, o por lo menos lo intentábamos, pero con Óscar y Rafa sale solo.

Ellos también salen de vuestro colectivo, ¿puedes explicar qué es el Taller Electrónico?
El Taller Electrónico fue una cueva que teníamos en A Coruña y que usábamos para ensayar. Fueron buenos tiempos, la verdad. Óscar y Rafa estaban, tanto con Valetudo como con Triquinoise, así como David Bizarro, dj habitual del Nasti, y mucha más gente. Hacíamos rituales paganos y fiestas muy raras. Lo pasábamos bien. Se llamaba Taller Electrónico no por nada pedante, sino porque, antes de llegar nosotros, allí había un taller de arreglar televisores y estaba puesto en el timbre, y se le quedó.

Da la sensación que Isa gana protagonismo en este disco (de las 2 de 10 del primero pasa a las 3 de 9 de éste), ¿con el próximo disco llegaremos a ver el 5 de 10? También tiene más protagonismo a través del bajo, ¿no?
Nuestra intención es que cante todo. Pero como no le gusta mucho cantar, supongo que nos conformaríamos con cinco.

El sonido del bajo es algo que desarrollamos mucho durante la gira del primer disco, cuando dábamos los conciertos de tres. No creo que a mucha gente le suene el bajo como a Isa, lleva una configuración bastante extraña de pedales, y desde luego es algo que define mucho nuestro sonido.

Año Santo tiene nueve canciones despachadas en menos de media hora, TAB tenía diez y duraba alrededor de 33, ¿por qué esa filosofía a la hora de hacer discos?
No por nada en especial, pero creo que a nosotros como grupo nos van bien las canciones de esa duración. Además, debido al sonido, dudo que alguien aguantase el disco mucho más tiempo que ése; es una cuestión puramente física, de cansancio de los oídos. Pero si fuésemos capaces de hacer una canción de 20 minutos a lo Sister Ray, y que fuese decente, por supuesto sin dudarlo la meteríamos. Pero es difícil…

Oigo “Super Castlevania IV” (“no me importa que no me quiera, yo la quiero por los dos”) y me acuerdo de “Para los seres atados” (“siempre seré tu esclavo”), vuestro concepto del amor es un poco mezcla de sumisión y fracaso asumido, pero en el fondo eso es lo que lo hace romántico, ¿no?
Más bien es un poco comedia, la verdad. Ambas canciones tratan de amores de esos de los poemas, o de las canciones de amor, llevadas al límite. Realmente son canciones que tratan sobre otras canciones. Siempre me ha chocado como hay gente que los ves por ahí, y son así muy como imitando a Mick Jagger, como si estuvieran interpretando un papel de estrella del rock, y después se suben al escenario y cantan canciones de amor como de los años de la dictadura, muy románticas y virginales.

Grabasteis con Paco Loco en Cádiz, dónde su piscina ya es mítica (aunque en diciembre quizá descienda su valor), ¿cómo fue la grabación? ¿Cómo puede salir algo tan oscuro y sucio de Cádiz?
La semana que estuvimos en Cadiz estuvo lloviendo todo el día y toda la noche, parece ser que hacía quince años que no llovía así. Pero eso no influyó, realmente no es algo que nos planteamos. Las canciones son como son. Nosotros no las vemos para nada oscuras. Es más, no me suelen gustar los artistas premeditadamente oscuros, como si significase que son más profundos o algo así. Nosotros hacemos canciones lo más brillantes y alegres que nos salen, no nos planteamos desde luego a priori el tono que deben tener.

Es todo más sencillo: hacemos unas canciones que nos gustan, y después, si hay suerte, quedan bien grabadas. En este caso, Paco es una garantía, la verdad. No se me ocurre nadie mejor en su estilo.

¿Habéis quedado contentos con el disco?
Si, la sensación de todos es que quedó muy bien. Siempre hay cosas que piensas que deberías haberlas hecho de otra manera, o piensas que con cinco días más, pues hubiese quedado tal cosa mejor. Pero lo importante es quedar contento, y tanto con Año Santo como en su momento con el primero, lo estamos.

El vídeo que Luis Cerveró hace para “De la monarquía a la criptocracia” es tan bueno como perturbador. ¿Cómo surgió? ¿Le disteis alguna premisa? Porque es TAB total…
No, simplemente le mandamos la canción y nos preguntó qué significado tenía para nosotros. Y no le contestamos nada, ya que para nosotros era importante que en el vídeo se viese el talentazo de Luis. No queríamos influirle para nada. Creo que incluso dio con significados que nosotros no conocíamos.

Participáis en el proyecto benéfico PEACE con “Bandera blanca”, un tema de Battiato, ¿cómo surge y por qué ese tema?
Esa canción llevábamos un tiempo queriendo versionarla, ya que nos encanta. Battiato nos parece lo más. Es un humanista en el sentido más estricto. No es como esos actores y artistas que se van al Sahara para sacarse la foto, o como Macaco, que es antiglobalización pero vive como un rey con su séquito y todo. Battiato es realmente guai, no sé si me explico. Cuando nos propusieron colaborar en PEACE, no lo dudamos.

¿Cómo se vive de TAB?
Pues como cualquier español medio de su trabajo. Con apuros, sin demasiadas esperanzas de futuro,… esas cosas. No nos quejamos, ya que hacemos lo que nos gusta, pero sabemos que no puede durar siempre.

¿Sois conscientes de que ahora mismo TAB es uno de los grupos más respetados y observados en el panorama “independiente” del país?
Hombre, eso no lo sé, no puedo decirte. Ahora justo sale el disco y la gente lo está cogiendo bien, se agotó la edición de vinilo la primera semana… Pero, como venimos de un periodo largo en el que no pasó absolutamente nada con el grupo, sabemos que esto es cuestión de meses.

Hace poco, en un encuentro digital os preguntaban sobre la crítica musical en este país y, mientras Isa mostraba cierto escepticismo, recuerdo que tú hablabas de “un género literario más”, ¿por qué?
Es que yo leo mucho las críticas de los discos, más si cabe de los discos que me parecen una mierda. No le doy importancia, pero me entretiene. Además, para un grupo como nosotros, las críticas son importantes, ya que no tenemos una apisonadora haciendo promo detrás, y dependemos mucho de lo que piense la gente sobre nuestro disco.

Isa lo dirá en el sentido de que a veces ve críticas igual de buenas a discos buenos como a discos malos, y pierde un poco la fe debido a la tibieza de muchos críticos. Muchos no se mojan, sobre todo en medios populares. Creo que algo de razón tiene; ves por ahí cada cosa, que se nota el patrocinio, o algo, qué sé yo.

No os voy a preguntar por la DS, pero sí por las letras… Entra dentro de la lógica pensar que el proceso de composición de las letras exige más exposición de lo que uno lleva dentro que la música ¿es por eso que vuestras letras son genuinamente buenas y cuestan tanto (a veces) de entender y explicar?
¡Si te parecen buenas, gracias! Es cierto que las letras cuestan mucho más, por lo menos a nosotros. La música es cuestión de ir sintiéndote bien ensayando, encontrando el punto que te lleve a la psicodélica entre nosotros, no sé si me explico bien, pero al final acaba saliendo. Es una cuestión de tener la moral alta; si crees que va bien, al final va bien.

Las letras es un proceso más complicado. Con las letras, yo particularmente no puedo forzarme a escribir; cuando lo hago no me sale nada decente. Es un proceso que no puedo acotar en el tiempo, ni explicar mucho cómo salen. Voy haciendo notas, reescribiendo, intentando ir a la par que la música, no sé, como todos, supongo.

Vosotros, Nudozurdo, Punsetes,… Muchas de las bandas del momento en este país (para mi gusto, claro) tienen su imaginario repleto de referencias a la muerte, sangre, etc., ¿es la revolución de lo macabro?
Nosotros somos muy positivos.

¿TAB es sólo la punta del iceberg de una escena gallega (FRANC3S, Telephones Rouges, Thee Possums, Anemone,…) que pronto tomará España?
No creo que seamos avanzadilla de nada. Creo que cada grupo tiene que hacer su propio camino. Es cierto que ahora en Galicia hay muchos grupos nuevos increíbles, como los que me citas, además de que nos llevamos muy bien con casi todos. Pero cada uno tiene su propia personalidad.

Pregunta freak que no me puedo resistir a hacerte: en el vídeo de “El himno de la bala” aparecía el logotipo de Dharma (se puede ver hasta la figura de una virgen con el logo). ¿Sois fans de Lost? ¿Qué os está pareciendo el final?
Pues yo me quedé en el tercero de la sexta temporada. La quinta me encantó, pero como la sexta me estaba decepcionando, pues prefiero esperar a que concluya y verlos todos juntos.

Por último, no os veo en muchos festivales este verano, ¿no? ¿Cuáles son vuestros planes?
Pues vamos a empezar en julio, tenemos el Microfusa, el Jamón Pop, el FIB y varios más que no podemos anunciar. Estamos preparando un viaje para junio, así que ese mes lo dejamos un poco reservado por eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.