Crónica Vida Festival 2016: diez conciertos de peor a mejor

Hay muchos factores que hacen del festival Vida uno de los más atractivos del panorama nacional. El bucólico (aunque polvoriento) recinto y su bosque. El pequeño escenario dentro de una barca. Las instalaciones artísticas, las letras, las luces de bienvenida. Y un interesantísimo cartel que huye como de la peste de la clonicidad que asola muchos festivales patrios como una plaga.

Disfrutar de un concierto en el festival Vida es lo más parecido a disfrutar de un concierto en una sala.

Pero si este año hay que destacar uno solo, sin dudarlo sería la calidad del sonido en los escenarios más grandes. Muchas veces uno vuelve de un festival con la sensación de haber estado en un parque de atracciones en el que prima la cantidad. Llenar por llenar: exceso de escenarios, exceso de bandas, exceso de gente. Todo en detrimento, por supuesto, de la calidad de los conciertos.

Disfrutar de un concierto en el Vida es lo más parecido a disfrutar de un concierto en una sala, algo que nunca debería haber dejado de ocurrir, pero que convierte a este festival en una preciosa excepción.

Como siempre, hay conciertos que nos llegan más y otros que nos llegan menos. Aquí repasamos diez de los momentos destacados del festival, desde los más decepcionantes hasta los más sobresalientes, de peor a mejor.

10. !!! (Chk Chk Chk)

Raquel García

Hace tiempo que Chk Chk Chk dejaron de tener gracia (ni siquiera el nombre lo tiene ya). Hace diez años sonó la flauta y de pronto el grupo se vio convertido en ese concierto infalible de cualquier festival: divertidos, asequibles y con un regusto clásico a la vez que moderno que hace bailar al personal de las dos de la mañana. Más cerca de Mika que del dance-punk que empezaron practicando, hoy cuesta distinguir una canción de otra, la verdad: todas suenan igual en directo. Y aunque el escenario grande del Vida estaba lleno de gente con ganas de pasarlo bien y ellos montaron su espectáculo, entre festivo y hortera, que manejan con soltura, en lo musical se les empieza a notar el desgaste de tener que dar la talla con unos temas que no la dan. Básicamente porque parecen no tener muy claro ni ellos mismos cómo han llegado a ser tan grandes.

wilco_vida2016

9. Wilco

Jorge Salas

Algo pasó con Wilco. Algo que les impidió trascender en el concierto que ofrecieron en el escenario grande del Vida. A pesar de firmar un concierto técnicamente a la altura de la excelencia de sus músicos, en ningún momento fueron capaces de romper esa barrera que sólo los grupos como Wilco están acostumbrados a sobrepasar; los de Jeff Tweedy están acostumbrado a pasearse por las dos dimensiones, pero el viernes en el Vida se quedaron de esta parte. No fue por el setlist (“Jesus, etc.”, “Kamera, o “Heavy metal drummer” se intercalaron con representantes de su último disco en un concierto de más de 90 minutos), tampoco por el sonido (aunque ligeramente falto de potencia, el idóneo). Simplemente no fue la noche de Wilco, lo cual hizo que el concierto grande del Vida se quedara a medio camino entre lo que pudo haber sido y fue.

8. Manel

Raquel García

Si hace unas semanas en el Primavera Sound el concierto nos dejó con una mueca de sí-pero-no, el Vida se les dio bastante mejor a los catalanes: audiencia fiel coreando los temas, sonido exquisito y una hora agradecida como primero de los platos fuertes de la noche. Así no se puede fallar. Y menos con un disco más sintético, hecho a priori para no dar tregua al público. Pero aún así, algunos de los temas cojean un poco, situados en esa tierra de medios tiempos (aunque con ritmo, eso no se puede negar) que tan mal le sienta a un setlist de festival. Eso sí, el tramo final del concierto fue excelente: encadenar “Benvolgut”, “Teresa Rampell” y “Sabotatge” es asegurarse un genuino final feliz.

7. Nacho Umbert

Jorge Salas

En el caso de Nacho Umbert, si había un escenario que parecía diseñado para su concierto, ese era el del Vaixell. El catalán, que se hizo acompañar por Raül Fernández, Refree, abrió la primera ronda de conciertos del sábado con el pop acústico con el que repasó las canciones de sus tres discos en solitario; destacaron, al final, las versiones de Familia dedicada a su madre, “Colorete y quitasueño” y “El mort i el degollat”.

6. Kiko Veneno

Jorge Salas

Aunque lo cierto es que el ratio de memorabilidad de los conciertos que se desarrollaron en el Vaixell fue muy superior al del resto de escenarios, si hubiera que destacar alguno por encima de todos sería el de Kiko Veneno. El andaluz, que se hizo acompañar por Refree (igual que Nacho Umbert un día después), llenó el emplazamiento más mágico del Vida con un concierto en el que repasó sin ambages sus grandes éxitos (“Joselito”, “Coge la guitarra”, “En un Mercedes blanco” e incluso “La leyenda del tiempo”). El concierto pedía greatest hits y comunión con el público, y lo tuvo. Quizás la entidad de los protagonistas pedía un escenario más grande en el que las conversaciones quedaran más lejos del escenario, eso sí.

5. Villagers

Raquel García

Lo de Villagers fue una sorpresa agradable que acabó convertida en una de las alegrías del festival. En disco sus temas son tan exquisitos y melancólicos, y con unos arreglos tan preciosos y sutiles, que a priori uno hubiera apostado que la banda de Conor O’Brien acabaría engullida por el tamaño del escenario. Nada de eso. Los irlandeses llegaron con equipo de gala (contrabajo y arpa incluidos) y acabaron entregando un concierto de folk rock que ganaba en intensidad según anochecía, y que tuvo, sin dudarlo mucho, el mejor sonido del festival (lo que no es moco de pavo, teniendo en cuenta el nivel general). Esto se tradujo en que temas como “Courage”, “Becoming a Jackal” o la preciosa “Memoir” lucieron brillantes gracias a la claridad de los coros, el fraseo del arpa o la melodía del impecable bajo. Y otros como “The waves” y “Occupy your mind”, con las que cerraron el set, acabaron teniendo un vigor y una energía que, sinceramente, se echa un poquito de menos en sus discos.

kulashaker_vida2016

4. Kula Shaker

Jorge Salas

Kula Shaker hicieron un antiRadiohead en el Vida; también es cierto que salvando las grandes distancias que separan la abismal entidad de un grupo y otro. De cualquier modo, el grupo de Crispian Mills entendió a la perfección su papel sobre el escenario en el Vida 2016 y ofreció un concierto en el que desgranaron, uno a uno, los hitos de sus dos primeros discos (especialmente los del fantástico K). De “Hey dude” a “Tattva”, pasando por “Govinda”, “Grateful when you’re dead” o “Mystical machine gun”. El setlist, impecable, ofrendó también su famosa versión de “Hush” en un concierto pensado por y para adeptos ya convencidos.

3. Niño de Elche

Raquel García

Cualquier cosa que a uno le expliquen o lea sobre Niño de Elche no sirve para prepararse para afrontar uno de sus conciertos. Casi sabe mal destripar la performance que monta sobre el escenario: uno de los atractivos es el shock de asistir a un concierto suyo por primera vez. El sábado, en el impecable escenario Masía, el cantaor Francisco Contreras, aka Niño de Elche, nos recibió con el bofetón de los versos de Porción del enemigo (del poeta antisistema Enrique Falcón) atronando en una catarsis excéntrica de poderío vocal. El público, mientras tanto, fascinado, guardando un silencio memorable. Y a partir de ahí, torbellino de temas políticos, críticos y combativos, en los que Contreras , acompañado de Darío del Moral (Pony Bravo) y Raúl Cantizano, se paseó por el post-rock, el synth pop, el rock o el funk, con el flamenco como excusa. Usando su voz, cacofonías, una radio o su cuerpo en temas como “Miénteme”, “Informe para Costa Rica”, “Nadie me conoce” o “Que os follen”. Deslenguado, revolucionario, excéntrico, transgresor, punky, freak, irónico y mordaz, Niño de Elche entregó un concierto brillantísimo de esos que te zarandean y te sacuden. Aunque cualquier cosa que uno lea sobre el concierto de Niño de Elche no va a servir para hacerse una idea de todo lo que acontece sobre el escenario.

2. Unknown Mortal Orchestra

Jorge Salas

No cabe duda de que el de Unknown Mortal Orchestra fue uno de los mejores conciertos que dejó el Vida 2016. El del grupo de Ruban Nielson, además, una de las grandes sorpresas del festival. Todo junto. El neozelandés ennobleció aún más la ascendencia de un escenario, el de la Masía, que terminó por fagocitar al resto de emplazamientos y convertirse, de facto, en el escenario grande del festival. Con un repertorio que repasó las mejores canciones de su brillante primer disco y su reciente continuación, Unknown Mortal Orchestra finiquitó su paso por el Vida con alrededor de sesenta minutos de soul del siglo XXI repleto de solos de guitarra y teclado, falsetes y ritmos que honraban descaradamente la figura de Prince.

1. Nada Surf

Raquel García

Nada Surf son una banda infalible en directo. No importa si acaban de entregar un disco, You Know Who You Are, un poco por debajo de las expectativas. Y, ¡ojo!, no es que encumbrar el de Nada Surf como el mejor concierto del festival implique rebajar el nivel del resto del cartel, es que los de Matt Caws bordaron un set que arrancaron con “Cold To See Clear” para continuar con dos energéticas versiones de “Whose authority” y “Weightless”. Declaración de intenciones: a pesar de presentarse en su originaria versión de trío (problemas personales no permitieron a Doug Gillard estar en Vilanova) aquello iba a ser una apisonadora de powerpop. Dicho y hecho. A pesar de algunos intervalos para recobrar el aliento (“80 Windows”, “The Way You Wear Your Head”, “Friend hospital” o “Inside Love”, bailecito simplón incluido), la escasa hora de concierto encontró a unos Nada Surf que, lejos de dar muestras de cansancio, van acumulando con el tiempo un buen puñado de temas con los que armar un setlist de festival enorme, que sintetizan sacando la artillería pesada en un final con “See these bones” (Ira Elliot, como siempre, muy grande en el crescendo final), el momento pelopuntismo de “Popular” y la grandiosa “Always love”. Y lo mejor es que, casi con toda seguridad, en la próxima visita que nos hagan volverán a clavarlo.

(Fotos oficiales del Festival Vida)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.