Viernes del FIB Benicassim 2015 – Recinto de Conciertos (Benicassim)

Segunda jornada del FIB, que comienza a coger velocidad de crucero gracias a Noel Gallagher y Prodigy. Se podría discutir largo y tendido sobre si Prodigy tiene relavancia suficiente para encabezar un día de Benicassim, pero la realidad es que ayer colapsó el escenario grande del festival. En la otra esquina de la galaxia, Godspeed You! Black Emperor ofrecieron un concierto por el que el Primavera Sound mataría, dos horas de tormenta ruidista que pasarán a la historia del festival.

Elsa de Alfonso y Los Prestigio

Hemos reiniciado el festival con el grupo barcelonés, que sustentándose en la estupenda voz de su cantante, han defendido muy dignamente las buenas canciones que atesoran. De hecho si algo hubiera que significar es la técnica vocal de su frontwoman, a la que sin embargo le faltan enteros para ganar presencia y exhibicionismo. No obstante se trata de un grupo de esos jóvenes promesas que desde ya decimos que merecen mucho la pena, es normal el furor despertado por su EP. Han resistido incluso el embiste de marcarse un baladón a estas tempranas horas y de estrenar canciones nuevas sin que ninguno de los asistentes, en su mayoría españoles hayan declinado la invitación a disfrutar de un pop añejo con elementos actuales. Sin duda, sólo falta darle un poco de chapa y pintura para que tengamos un nuevo caballo ganador en el indie patrio.

Hamsandwich

Se puede decir de ellos, que son seres de luz, que los irlandeses conocen como nadie el modo en que se ha de trabajar un concierto. Su relación buenrollista es el eje de un concierto al que han acudido gran parte del nutrido público que ya anda por el recinto del festival, pero es que es imposible negarse a bailar unos temas tan luminosos, con una cantante que de bella dan ganas de ponerla en la mesilla de noche y con unos músicos que impregnan personalidad a base de mandolinas y trompetas. Venidos de Irlanda y señores parecen una chirigota gaditana, ahora me bajo al público y les regalo unos sombreritos de cumpleaños, ahora les hago a todos bailar unos pasos de aerobic y ahora os cuento mi farra de anoche y reconozco entre el público un par de grupos con el que el guitarrista se dio anoche una alegría. Imposible no quererles, exactamente por lo mismo motivos por los que les adoramos hace dos o tres ediciones.

Public Access T.V.

Pues con estos lo tengo facilísimo si tengo que explicaros qué acabamos de disfrutar en el maldito escenario autobús, se trata ni más ni menos que de los nuevo The Strokes. Por momentos parecía que se iban a arrancar con una versión de los neoyorquinos, o incluso he dudado en más de una ocasión si han utilizado samplers de estos a destajo. Pero el caso es que por fin, tras más de 24 horas de festival hemos tenido la oportunidad de escuchar las guitarras desafiantes chirriar, con la arenosa voz de su jovencísimo frontman, este que escribe se ha enamorado de este guitarrazo tempranero que sorprendentemente se han marcado un largo concierto, para tratarse de las horas que eran.  Dicen que los grupos que se parecen demasiado a un artista al final pagan un peaje demasiado caro, estos desde luego deberían pagarlo por ser unos auténticos chicos del Casablancas, pero es evidente que tienen pegada, que tienen nervio y la presencia necesaria para que nos acordemos de ellos cuando en próximas ediciones los veamos en otro escenario más serio donde demostrar su gran talento.

Moodoïd

Pablo Padovani, el guitarrista de Melody’s Echo Chamber, tiene un proyecto paralelo llamado Moodoïdcon el que podría participar en cualquier certamen de elegancia. Psicodelia de corte setetentera, de vocación onírica, pero que en directo adquiere se interpreta con un interesante deje punk, los parisinos convirtieron el escenario grande del FIB en un hipnótico calesdoscopio tan sugerente como entretenido.

Jaime T

Otro de esos grupos que en el Reino Unido son capaces de copar festivales y listas de ventas, mientras en España les conocen en la embajada y en la oficina de contratación del FIB. Hijo del britpop, lo más interesante del de Wimbledon es su capacidad de mezclar pop con una corriente cada vez más instaurada en la juventud inglesa, el hip hop. Solvente y celebrado en directo, saltó continuamente entre sus dos registros, aunque ganaba enteros cuando se centraba en el hip hop. Aperitivo perfecto para Noel Gallagher.

La Bien Querida

Ana acaba de firmar a través de tres Eps, el que seguramente será su mejor disco hasta la fecha. Afortunadamente, su directo está a la altura de canciones enormes como “Ojalá estuvieras muerto” o “Muero de amor”. En el FIB además gozó del reconocimiento de poder tocar en el escenario mediano, en el que congregó más público del que luego gozaría de Godspeed You! Black Emperor. Con estos mimbres, La Bien Querida ofreció una rotunda revisión de sus últimas canciones solo empañada por alguna irregularidad en el sonido, constante durante toda la noche en el escenario Radio 3 Fiberfib.

Godspeed You! Black Emperor

Todo festival que se precie necesita reservar cierta cuota a grupos de culto. El FIB llevaba años sin hacerlo, y cuando se ha puesto a ello lo ha hecho con ganas. Ayer reservó dos horas para que Godspeed You! Black Emperor ofrecieran uno de los conciertos más intensos que recuerdo en un FIB. Sentados en semicírculo cual cuadro flamenco, los canadienses, primos de Mogwai, diseccionaron lo mejor de su discografía con pausa y detalle suficiente para colmar las espectativas del fan más exigente. Lástima que el concierto, que hubiera sido calificado como histórico en cualquier Primavera Sound, no llegara a congregar más de trescientas personas.

Nudozurdo

Rojo es Peligro, el notable último disco de Nuduzurdo, supone cierto giro electrónico con respecto al sonido tradicional de la banda madrileña. En el FIB, y sobre el autobús (definitivamente no me gusta el nuevo escenario pequeño del festival), Leo Mateos y los suyos prefirieron centrarse en las guitarras para ofrecer un concierto retrospectivo. Sonó como nunca lo mejor deTara Motor Hembra (“Mil Espejos”, “Ha sido divertido”), rematado con una apoteósica “El hijo de Dios”, su “Caja del Diablo” particular.

 Palma Violets

Que el Fib se sustenta de un publico mayoritariamente británico desde hace años no es un secreto a voces, aun así, se nota que el festival está volviendo a recuperar a cierta parte del asistente medio nacional a festivales patrios. Pero ¿Qué hubiera pasado si te hubieran soltado en mitad del escenario Fiberfib a las 22:30? Pues que hubieras creído estar en cualquier festival ingles, con unos Palma Violets tocando ante fans principalmente venidos del Reino Unido.

Sólo analizando la nacionalidad de los asistentes al FIB, podemos entender que Palma Violets estuvieran tocando en ese escenario, mientras unos Nudozurdo lo hacían en un escenario mucho menor ante una audiencia, si me apuras; mayor. El cuarteto británico liderado por: Samuel Thomas Alexander Jessondio un concierto de los del “Rock” de toda la vida, muchos kilos de actitud y pasión, que salvan las composiciones más anodinas de la banda. No pasa así con temas como: “English Tongue”, “Danger in the Club” o “Best of Friends”, que se sostienen por sí solas. El “Garage Punk” (porque eso es básicamente lo que son Palma Violets) reinó aunque sólo fuera por una hora escasa en el FIB.

Noel Gallagher

El mayor de los Oasis ya estuvo por los escenarios del FIB hace ahora tres años, justo cuando el vuelo en solitario sin su hermano, comenzaba a afianzar una, ya solida, carrera en solitario. El escenario Las Palmas fue testigo este viernes de uno de los conciertos más completos hasta la fecha de esta edición del FIB 2015. Completo en cuanto a todo lo que se pueda pedir en un concierto de un festival de estas características, buen sonido, actitud sobre el escenario, oficio (de eso va sobrado) y comunión con el público, pero sobre todo; canciones a prueba de bomba, porque eso es al final lo que nos queda.

Noel Gallagher comenzó su set con: “Everybody´s On The Run”, “Lock All The Doors” y “Heat Of The Moment”, para esa hora los de enfrente ya estaban en las manos del de Manchester, y lo estuvieron más cuando atacó el primer cover de Oasis de la noche; “Champagne Supernova”, de los cuales caerían otros cuantos durante el concierto, para delirio de los allí congregados. Al final el hermano malo resulta que era el bueno.

The Prodigy

The Prodigy eran los cabezas de cartel indiscutibles de la jornada del viernes y así lo atestiguaba la masa que se iba acercando a las inmediaciones del escenario principal, dejando el resto de los espacios de Fib notablemente “desangelados” en cuanto a afluencia de personal se refiere. No revelamos nada nuevo si recordamos que los de Essex revolucionaron las pistas de baile a mediados de los noventa y que cambiaron el concepto de “rock electrónico” para siempre, pero tampoco está de más recordar que sus últimos trabajos no están ni a media altura que sus dos grandes obras, Music for the Jilted GenerationThe Fat of the Land.

En directo pudimos constatar que The Prodigy siguen manejando las tablas como hace años, convirtiendo el escenario Las Palmas en una mezcla de gran pista de baile y campo de batalla. Y es que, comenzar el concierto con “Breathe” para seguir con “Nasty” es ya toda una declaración de intenciones. No pudieron faltar: “Firestarter” (de las más celebradas), “The Day is my Enemy”, “Voodoo People”, la reciente “Invaders Must Die”, que nos retrotrae a los mejores Prodigy, y, por supuesto, finalizando el concierto; “Snack My Bitch Up”. Tuvieron tiempo de unos bises en los que bajaron al foso a liarla con el público de primeras filas, para disgusto del personal de seguridad.

Todo eso encima del escenario, porque en la parte de atrás del mismo, tres coches de alta gama, esperaba al grupo para llevarlos al hotel nada más acabar el concierto. Nada es lo que parece, amigos.

Polock

Cualquiera hubiera apostado a que los valencianos Polock no iba a empezar su concierto hasta que no acabasen The Prodigy, pero no, el quinteto comenzó su set, aun sin haber terminado el de las estrellas del día. Ellos mismos anunciaban, a través de su facebook, lo que implica tocar casi a la misma hora que un grupo de ese peso. Pero contra todo pronostico, los valencianos lograron ir atrayendo gente a su escenario hasta prácticamente abarrotarlo, una curiosa mezcla de fans y despistados que se dejaron atrapar por el rock de baile del quinteto.

En lo tocante a actuaciones en directo la jornada del viernes había, prácticamente, finalizado. A lo lejos se comenzaban a escuchar los primeros acordes de una canción de Link Wray ¿Link Wray sonando en el FIB? Sí, acababa de comenzar a pinchar, Diego R.J del Sotano de Radio 3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.