Xenia Rubinos – Black Terry Cat (Everlasting Records)

El primer trabajo de Xenia Rubinos, Magic Trix (12), adolecía de una dispersión general que le llevaba a practicar un pastiche de estilos sin demasiada fortuna. La nota predominante era su herencia propia de música latina (sus raíces cubanas y puertorriqueñas) mezclada con tintes electrónicos.

Con Black Terry Cat (16) las cosas cambian. Menos Celia Cruz y más Erykah Badu, menos charanga y más hip-hop (“Laugh Clown” como invencible e inapelable muestra). Partiendo de una base musical orgánica forjada con bajo, guitarra y batería fundamentalmente, Xenia trata de escribir desde el suburbio y la suciedad callejera una suerte de neo-soul con evidente base funk (la suprema “Mexican chef” la convierte casi en la Janelle Monáe del arrabal, con fraseos en español a lo Devendra Banhart incluidos).

La experimentación no se amilana en este nuevo paso de la afincada en Brooklyn, sino que crece; ahí está el coqueteo entrelazado de drum’n bass con piano que es “Black Stars” bajo el sugerente feeling de la voz de Xenia. Otro ejemplo es “Right”, con unas bases hip-hop -sencillas, pero eficaces- salpicadas de hammond, fraseos ganadores inclusive. Por si fuera poco, un interludio instrumental como “5” podrían haberlo firmado los mismísimos Mogwai sin ir más lejos. Entre la Beyoncé más inquieta y la Neneh Cherry más contenida. Creciendo.

Un comentario sobre “Xenia Rubinos – Black Terry Cat (Everlasting Records)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.