Xixa – Bloodline (Barbés Records)

Lo primero que se me ha venido a la mente al escuchar el debut largo de Xixa ha sido rememorar los estimulantes trabajos de Orquesta del Desierto, aquel peculiar proyecto dentro del fenómeno stoner escorado hacia un lado más acústico y deudor de las sonoridades tex-mex.

Bloodline es un trabajo intuitivo y mestizo, que hace del sonido fronterizo más heterogéneo su principal baza. Detrás de la banda se encuentran nombres como Gabriel Sullivan y Brian López, miembros ambos de Giant Sand y colaboradores puntuales de Calexico. Con estos nombres en nómina, no es de extrañar que el combo de Tucson rinda su peculiar homenaje al desierto y a un sonido que sabe mezclar con sabiduría influencias latinas con las raíces del rock norteamericano.

El resultado es un estimulante retablo de influencias donde encontramos temas dentro de la ortodoxia estilística mencionada como “Killer” o “Vampiro”, desquiciadas charangas distorsionadas y trepidantes como “Preassures of mankind”, psicodelia arenosa e inquietante con “Down from the sky” o con ese cierre crespuscular e inquietante que supone “Living on the line”, pasando por la vacilada en castellano “Nena linda”.

Por si esto fuera poco, “World goes away” expande la paleta cromática de Xixa aún más a través de la colaboración de un miembro de la banda tuareg Tinariwen siendo, probablemente, la cima compositiva de Bloodline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.