Yeasayer – Amen & Goodbye (Mute Records)

Con su tercer disco, Fragrant World, Yeasayer perdió a una gran cantidad de seguidores que no vieron con buenos ojos que este trío de Brooklyn abrazase tanto la electrónica para introducirnos en una distopía futurista. Aunque en su momento sacaron pecho con su anterior LP, parece que el grupo formado por Chris Keating, Ira Wolf y Anand Wilder no han podido evitar darle a su audiencia lo que lleva echando de menos desde aquel Odd Blood de 2010. No podemos decir que hemos salido perdiendo, ya que Amen & Goodbye tiene todos los elementos que le puedes pedir a unos profetas musicales que siempre parecen ir un paso por delante con sus apuestas arriesgadas pero siempre acertadas. Su cuarto álbum arranca con claras influencias de los Beatles en “Daughters Of Cain” y estalla en su propia frondosidad musical a través de “I Am Chemistry”, el primer single que lanzaron al mundo para presentar su nuevo trabajo.

“Silly Me” es la hermana de O.N.E. en cuanto a pop pegadizo de la mano de Anand Wilder. El disco parece una sucesión de un hit seguido de otro hit, con “Half Asleep” recuperando el sitar de sus inicios y “Dead Sea Scrolls” regalándonos un solo de saxo de esos que te taladran el alma. La producción es exquisita y los elementos pueden degustarse de forma individual al estar perfectamente situados en la estructura de cada canción. Estamos ante una obra maestra desde la portada hasta el cierre, ya que el art work corre a cargo de David Altmejd, un canadiense que ha creado una escena física al estilo de Dali teniendo en cuenta elementos de la cultura y personalidades actuales. Lo bizarro se apodera por minutos del LP y escuchamos una ronda de aplausos mientras suena un clavecín en “Child Prodigy” para dar paso a la fase final de este Amen & Goodbye.

Chris Keating entrega su último temazo con “Gerson’s Whistle” antes de dejar que Anand Wilder cierre el disco con una nocturna y primaveral canción de amor en “Uma” y un tema que suena a mezcla entre el sonido del Viva la Vida de Coldplay y el Hail to the Thief de Radiohead llamado “Coldnight”. Yeasayer ha demostrado que son los mejores en lo que hacen. Son la banda que todo grupo moderno quiere ser y se traen del futuro una frondosidad que completa los mejores jardines del panorama musical. Aquí encontrarás una apuesta lucida, generosa, valiente y espléndida. La mejor versión de tres amigos que han sudado sangre para grabar un disco plagado de retos y viajes hacia lo extraño y lo desconocido. Esta nueva pila de canciones y su notable apuesta en directo les convierte una vez más en una de las bandas más interesantes para subrayar en un festival veraniego.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.