Yo La Tengo

No me gustan los festivales pero volveré a Primavera Sound como público, su cartel es impresionante

Yo La Tengo se presentaban en Barcelona como una de las bandas principales del cartel del Primavera Sound de este 2009. Justo el día siguiente de su actuación, y con los tres miembros de la banda disfrutando por todo el recinto de algunas de las actuaciones, abordamos a James McNew, su bajista (entre otras tareas), en las gradas del escenario ATP para charlar con él.

Por supuesto lo primero es saber más cosas del disco nuevo (¡sorpresa!), que aparecerá en septiembre. “Se llamará Popular Songs y tendrá 13 canciones, que no serán versiones. La mayoría de las canciones tendrán 4 minutos o menos. Excepto una de ellas, que tendrá 17 minutos, otra que tendrá 11 y otra, 9”. McNew ríe cuando le decimos que ese título es más apropiado para un disco de versiones: “creo que el título es perfecto”.

El álbum llega para calmar los ánimos de unos fans que se han mostrado muy duros con el experimento Condofucks y su disco Fuckbook, que tiene un sonido especialmente sucio y lo-fi. Aquí, han jugado al despiste con el público. “¡La verdad es que no teníamos previsto que Fuckbook apareciera como disco!”.

“Había un bar en Brooklyn, el Magnetic Fields, un bar muy chulo y en el que teníamos muchas ganas de tocar. Y resulta que la banda de unos amigos nuestros iba a tocar allí en el último concierto antes del cierre definitivo de la sala y queríamos abrir para ellos. Es una sala muy chula, con un sonido muy abrasivo y nos apetecía tocar algunas canciones ahí… pero no queríamos hacerlo como Yo La Tengo porque hubiera sido como una especie de anuncio para que la gente viniera a vernos a nosotros. Y no queríamos eso. Queríamos tocar lo que nos apeteciera. Así que cogimos el nombre de una de las bandas que aparecieron en el libreto de nuestro disco I Can Hear the Heart Beating as One donde habían una serie de fotos y títulos de bandas inventadas y una de ellas era Condofucks. Sí, es un disco muy garaje, muy sucio. Pero esa era la idea”.

¿El disco está grabado en directo en esa actuación en el Magnetic Fields, entonces? “No no. Tenemos un proyecto futuro, en Yo La Tengo, que es la grabación de una banda sonora. Es algo que vamos a empezar pronto y me apetecía practicar con la grabación de música así que nos metimos en el estudio para probar, hacer experimentos y ver cómo sonaba todo. Y de paso ensayar para el set en el Magnetic Fields. Montamos siete micros y cargamos una cinta. Le dimos al play y empezamos a tocar, a probar de todo, a improvisar cosas. Grabamos 33 minutos en directo, sin pausas. En realidad grabamos por diversión y realmente fue muy divertido. Piensa que un disco de Yo La Tengo nos puede llevar hasta ocho meses… ¡y este estaba listo en 33 minutos! Pues ha sido fácil, pensé. Y una vez que lo escuchamos pensamos: ¡funciona!.

Pero no teníais idea de publicarlo como disco: “No. Sólo lo tocamos y grabamos por diversión, para probar. Fue un accidente. Pero una vez grabado, lo enseñamos a algunos amigos y les gustó… y de ahí a la compañía, y también les gustó. Fueron ellos los que nos animaron a publicarlo. Fue idea suya”.

Hace exactamente un año, Yo la Tengo actuaron en Barcelona dentro del tour The Freewheeling Yo La Tengo, donde dieron una serie de conciertos cercanos en pequeño formato y sin setlist previsto, y donde el público podía preguntar y así establecer una conversación con la banda. Conversación que desembocaba en una canción del repertorio de Yo La Tengo que tuviera relación con la charla. Un formato que agradecieron profundamente los fans, pero que en Barcelona contó con la intromisión de un personaje maleducado. “No recuerdo el incidente”, nos dice McNew mientras intenta hacer memoria. Sí hombre, un maleducado que soltó “menos charla y más música”. “Ahh bueno… no hace falta preocuparse demasiado por ello. Hay gente que dice cosas así también en América. No debimos enterarnos porque somos una banda que siempre hace lo contrario de lo que se le pide. Si nos dicen que hablemos menos y toquemos más, probablemente hubiéramos dejado de tocar y hubiéramos pasado el resto de la noche charlando. ¡Ni una nota más!” (risas).

Mientras charlamos con McNew, en el escenario se afanan en preparar los instrumentos para Th´Faith Healers. No podemos evitar preguntarle si le gustan los festivales. “Realmente no soy muy de festivales. Me gusta tocar en ellos, porque a veces coincides con amigos, pero nunca he sido de ir a festivales. Lo que sí que te puedo decir es que al Primavera Sound volveré como espectador, seguro, porque el cartel es impresionante. Los mismos Th´Faith Healers, son una banda que me encanta y que son muy difíciles de ver. Y aquí están, ¡compartiendo cartel con Neil Young o El-P! Además es un festival donde la gente que va es amante de la música y sabe lo que va a ver. La gente te reconoce y te saluda amablemente. Bueno, claro, yo soy fácil de reconocer, con este tamaño, ¡soy fácil de ver!”, bromea jocoso. ¿Algo más que tengas pensado ir a ver? “Pues la verdad es que he visto 4 ó 5 nombres que me apetecen mucho. Pero a Neil Young, no me lo pierdo”.

En este momento, algo se mueve en el escenario. Los roadies desaparecen. La banda está a punto de empezar el concierto. Así que nos despedimos y dejamos que James McNew disfrute de la actuación. Abajo, mezclados con el público, Ira Kaplan y Georgia Hubley también están esperando que empiece el concierto. Grandísima banda estos Yellow Tango!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.