Young Fresh Fellows (Sala El Sol) Madrid 03/11/16

Puede que no sean tan conocidos como muchas de las bandas que vienen a la memoria de cualquiera al oír su lugar de procedencia; Seattle, pero los Young Fresh Fellows son toda una institución allí y en Estados Unidos. Pueden presumir ser de los pocos a los que han hecho un disco tributo en vida, This One´s for the Fellows (2004) que toma el título del disco de la banda; This One´s for the Ladies (1989) y en el que aparecen artistas como: The Presidents of the U.S.A, Robin Hitchcock, Groovie Ghouiles o The Monomen, pero nunca han sido ni serán tan reconocidos como otras bandas con menos bagaje, en parte por su propia personalidad de auténticos cafres simpáticos y porque su carrera no ha tenido la continuidad que se merecía por las diferentes ocupaciones paralelas musicales de sus miembros.

España es una de sus plazas fuertes y ellos lo saben mejor que nadie, de ahí que su último disco lleve el título de: Extintores y Chipirones y haya sido pensado (según sus propias palabras) para el público español. Se trata de una recopilación de canciones presuntamente perdidas a lo largo de la historia de los Fellows, que en su día aparecieron en caras B de singles o en demos. De eso iba esta gira que nos ha traído a España la promotora Heart of Gold, un tour en el que iban a tocar temas de este disco, aunque en un concierto de Scott McCaughey y compañía nadie sabe nunca lo que va a pasar, ni siquiera ellos.

Young-Fresh-Fellows-Sala-El-Sol-3

Y así fue, el cuarteto de la legendaria zona del Northwest de donde ha salido tanta alegría y enjundia para la historia del Rock & Roll, se fue pasando por el forro de sus botines el setlist que presumiblemente iban a tocar. Después de comenzar como un auténtico cañón con: “99 girls”, “Middle Man of Time” y el clásico indispensable “Sittin on a Pitchfork” y de asegurar que la sala El Sol y Madrid son sus lugares favoritos para tocar, Scott capitaneando y mucho más comedido que su segundo de a bordo; Kurt Bloch a la guitarra, continuaron con lo que viene a ser un concierto de YFF, esto es: Actitud, R & R y diversión.

Young-Fresh-Fellows-Sala-El-Sol-4

En mi humilde opinión; sobraron algunas versiones como el homenaje a los Dictators y su “Next Big Thing” o el momento “Palisades Park”, no por nada; simplemente porque ellos tienen un cancionero que se nutre perfectamente de momentos inolvidables, pero ellos son así. Memorable el momento en el que para relatar el accidente de carretera que tuvieron cuando venían del Funtastic Dracula Carnival, se enfundaron unos chalecos reflectantes y se pusieron a tocar un tema “Frankestein”, llamado para la ocasión “Motor Broke”.

Young-Fresh-Fellows-Sala-El-Sol-5

Por supuesto que no pudieron faltar: su declaración de principios musicales “Two Guitars, Bass and Drum”, “Hillbilly Drummer Girl”, su versión de The Kinks; “Picture Book” o “R & R Pest Control”, como tampoco faltaron: la pértiga con un plato al final de la batería de Tad Hutchinson, capítulo aparte merece este señor que debe ser uno de los pocos bateristas que es capaz de quitar protagonismo (o al menos equipararlo) visual al resto de la banda, los “guitarrazos” imprescindibles de Kurt o los ritmos frenéticos del bajista, Jim Sangster.

Estos tipos siguen siendo los mejores, como rezaba aquel recopilatorio que lanzó Munster Recors en 1991, año en el que se dieron a conocer en España. Recuerdo que la primera vez que los vi fue en Tomelloso en la sala The Beat (ahora Beat). Para llegar hasta allí hicimos un viaje en un coche al que había que echarle agua al radiador cada 20/30 kilómetros, mereció la pena. Ya no hace falta hacer esas hazañas porque los Fellows vienen a visitarnos bastante, pero repetiría sin duda.

Me pareció ver una sonrisa en la gente que iba abandonando la sala El Sol, para nada raro si tenemos en cuenta que acababan de ver en directo a “Los hombres que amaban la música”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.