10 instrumentales de films bélicos

Finalizamos ya esta serie acerca de tonadas instrumentales que aparecen en diversos films. Las condiciones de la elección de canciones las tenéis en el prólogo de las primeras entradas, siempre aquí en Muzikalia.

Tras el tema de criminalescas, de ciencia-ficción, de acción, de drama, de comedia, del Oeste, de terror y de fantasía, en el 9º y último caso de esta serie le toca el turno a películas bélicas; de las cuales escogeré 10, seguidamente.

(B-Uno) – Tema principal de LA GRAN EVASIÓN (1963)

 

APUNTES BREVES SOBRE LA MELODÍA: Tras su ovacionada cooperación en el “western”, de 1960, Los siete magníficos (del cual ya hablamos en esta serie), el director John Sturges y el compositor de leyenda Elmer Bernstein, en total confianza mutua, tornaron a dar en el centro de la diana tres años después con La Gran Evasión y su tan pegadiza, emotiva, simpática e intemporal melodía. Ésta misma, a través de sus vitales tubas, flautas, tambores o trompetas, representa la esperanza de libertad, el inconformismo activo y el incansable ánimo al que se aferran el personaje de Virgil Hilts (Steve McQueen) y los valerosos aviadores estadounidenses, los cuales aparecen en el film, contra las rigurosísimas y amenazantes condiciones de cautiverio que sufren en un campo de prisioneros dirigido por los nazis.

Lo curioso acaeció cuando toda la banda sonora completa y original, en edición doble, aparentó haberse extraviado durante varias décadas, cuando en realidad se hallaba erróneamente etiquetada en un bote que supuestamente contenía otra unión fílmica entre Sturges y Bernstein, La batalla de las colinas del whisky, de 1965. En resumen, buscando una cosa ambos artistas encontraron otra, es decir, éste segundo “soundtrack” desapareció definitivamente pero, de rebote, el director y el compositor recuperaron, en 2004, la totalidad del material musical de La Gran Evasión; tras “solamente” haberlo podido interpretar el propio Bernstein con orquesta en directo, con anterioridad. La desgracia sobrevino, cuando el mismo autor neoyorquino falleció poco antes de que la rescatada B.S.O. se publicara, oficialmente, en el citado formato físico de lujo.

-FILM PROTAGONIZADO POR: Steve McQueen, James Garner, Richard Attemborough, James Coburn, Angus Lennie, David McCallum, Charles Bronson y Donald Pleasence; en los principales papeles.

DIRECTOR: John Sturges.

 -CINTA BASADA EN EL LIBRO DE: Paul Brickhill, el cual lo publicó en 1944.

 

(BDos) – Tema principal de EL PUENTE SOBRE EL RÍO KWAI (1957)

 

UN PAR DE DETALLES SOBRE LA COMPOSICIÓN: ¡Imposible no silbarla o tararearla alguna vez! Dicho tema fue ideado en 1914, por el teniente británico F.J. Ricketts (alias Kenneth J. Alford), el cual dirigía una banda dentro del ejército de su país. La inspiración le surgió de otro oficial, el cual se puso a silbar una sencilla tonada mientras jugaba al golf en Inglaterra, además de surgir una serie de bromas en los propios campos de ese país acerca de una imaginaria puntuación de dicho juego; así que, el batiburrillo de ambas cosas dio origen a “La marcha del Coronel Bogey”. De tal modo, Ricketts desarrolló esas ideas y después grabó una partitura de ello, vendiendo incluso un millón de copias, hasta que llegó la Segunda Guerra Mundial y dicha fanfarria sufrió alteraciones como que, por ejemplo, era cantada por los soldados ingleses con letras malsonantes y soeces dedicadas a Hitler, con lo que el mismo F.J. Ricketts desautorizó el uso público de su propia creación.

Cuando se rodó El puente sobre el río Kwai, en 1957, el productor Sam Spiegel no quiso traicionar la prohibición oficial de Ricketts ni utilizar la obscena “nueva versión” de la armada inglesa, así que el mismo Spiegel dio un inteligente rodeo en complicidad con el director David Lean y el prolífico compositor inglés Malcolm Arnold. Éste último, en un trabajo de diez días, fusionó una seria contramarcha patriótica de su autoría con unos silbidos que imitaban los mentados compases originales de 1914 y, de tal modo, éste sugestivo híbrido es lo que suena en esta película cuando unos orgullosos y resistentes soldados británicos se dirigen a construir un puente por orden de sus carceleros japoneses, durante la Segunda Guerra Mundial. El músico Mitch Miller y su orquesta fueron los responsables de interpretar y ensamblar la peculiar reinvención del propio Arnold y después, la banda sonora liderada por este tema ganó merecidamente un Oscar, en 1958.

-FILM PROTAGONIZADO POR: William Holden, Jack Hawkins, Sessue Hayakawa, James Donald, André Morell y Alec Guinness; en los roles esenciales.

-DIRECTOR: David Lean, el cual ya había trabajado junto al propio Malcolm Arnold en dos películas anteriores.

– PELÍCULA BASADA EN LA NOVELA DE: Pierre Boulle y editada en 1952.

 

 

(B-Tres) – “ La cabalgata de las valkirias” de APOCALYPSE NOW (1979)

 

ALGO DE HISTORIA SOBRE LA MELODÍA: Permanente en la memoria se halla siempre la escena de los helicópteros con armamento pesado que se dirigen a atacar un pueblo del Vietnam y donde, durante todo ese vuelo, el tarado y megalómano teniente coronel William Kilgore, para intentar aterrorizar al enemigo, hace sonar a todo volumen “La cabalgata de las Valkirias”, de Richard Wagner. Esta pieza del año 1856, recordemos, simboliza a esas mitológicas entidades femeninas al servicio del Dios Odín, las cuales transportaban a los guerreros escandinavos muertos hacia el cielo nórdico, es decir, hacia el Valhalla. En realidad, el propósito de ese instante específico, dentro del filme anti-belicista del director Francis Ford Coppola, era representar una afilada sátira contra el largometraje de D.W. Griffith, El nacimiento de una nación (1912), el cual presenta a los miembros del Ku Klux Klan como unos salvadores que actúan contra la población negra, mientras suena esta misma ampulosa y característica tonada.

Tanto han calado estos acordes en el cultura popular que incluso se ha interpretado el tema de otras maneras y, por ejemplo, algunos soldados estadounidenses lo hacían sonar, para motivarse, justo cuando eran llamados a filas para combatir en las dos guerras del Golfo, en 1990 y 2003, respectivamente. Así mismo, este mismo son ha tenido presencia en muchas otras películas con directores de por medio como Federico Fellini, Luis Buñuel, Blake Edwards o Billy Wilder; aunque Apocalyse Now es el film en el que más célebres se volvieron estos enérgicos compases “wagnerianos”.

Agregar que ya los propios nazis hacían servir esta misma sinfonía en sus noticiarios sobre sus propios bombarderos para vanagloriarse de sus mitos durante la Segunda Guerra Mundial pero Walt Disney, en 1943, inmediatamente distorsionó dichas notas para ridiculizar a Hitler en un cortometraje animado y es que, recalco, son diversísimas las ramificaciones que han fluido, constantemente, acerca de la potente “La cabalgata de las Valkirias”.

-FILM PROTAGONIZADO POR: Martin Sheen, Robert Duvall, Laurence Fishburne, Harrison Ford, Dennis Hopper y Marlon Brando; encabezando el reparto.

-DIRECTOR: Francis Ford Coppola.

 

(B-Cuatro) – “Adagio for strings” de PLATOON (1986)

 

ALGO DE HISTORIA SOBRE LA MELODÍA: Bello y ceremonioso este neorromantico adagio del norteamericano Samuel Barber, el cual lo publicó en 1938, para reverberar el patetismo del amor juvenil, como intención original. Sin embargo, con el paso de los años el “adagio para cuerdas” resultó siendo empleado con otros fines. En el caso concreto de la anti-belicista cinta Platoon (1986), el director Oliver Stone eligió dicha melodía para encuadrar la atroz crudeza y la tristeza desesperanzada de las tropas americanas durante la guerra del Vietnam. El mayor impacto de estos mismos acordes lo encontramos cuando éstos se oyen durante las terribles y viles traiciones incluso entre miembros de un mismo bando, tal como se produjo en la escena clave de la jugarreta mortal del sistemáticamente vengativo y desalmado sargento Barnes contra su colega de rango, el más magnánimo sargento Elias.

Conviene aclarar que esta música ya había sonado en la película El hombre elefante, de 1980 y que también se utilizó para cuando se anunciaron los fallecimientos de los presidentes norteamericanos Franklin D. Roosevelt (1945) y John F. Kennedy (1963); entre otras apariciones fúnebres de estos mismos acordes, por ejemplo también, en fechas aún más contemporáneas.

Agregar que, el tema principal de Platoon, primeramente iba a ser otro adagio, en concreto uno compuesto por el francés Georges Delerue, aunque Oliver Stone prefirió que figurara como tonada-estrella dicho clásico de Samuel Barber y fueron otras composiciones del mismo Delerue las que fueron incluidas en la banda sonora de la película del año 86.

-FILM PROTAGONIZADO POR: Charlie Sheen, Tom Berenger, Willem Dafoe, Reggie Johnson, Kevin Dillon, Johnny Depp y Forest Whitaker; encabezando el reparto.

-DIRECTOR: Oliver Stone.

 

(B-Cinco) – Tema principal de LOS CAÑONES DE NAVARONE (1961)

 

CREACIÓN DE LA MELODÍA: El mítico compositor ucraniano, nacionalizado estadounidense, Dimitri Tiomkin acostumbraba a confeccionar obras distintivas, altisonantes, ágiles y optimistas para las películas de Hollywood en las que trabajaba. Éste fue el caso de sus composiciones para el “western” o para otros géneros como, por ejemplo, la cinta bélica Los cañones de Navarone. En concreto, este portentoso trabajo suyo de tono solemne, aventurero y épico, de 1961, concebido junto a Paul Francis Webster, fue nominado a los Oscar y a los Grammy; además de vencer en los Globos de Oro (matizar que el propio Tiomkin ganó hasta 8 “Golden Globe Awards” en el total de su carrera en el cine).

Pintorescamente, el grupo jamaicano Skatalites debió intuir que aquello se podía adaptar y transportar al reggae-ska y publicaron, en el año 1965, una versión del tema principal del citado film.

-FILM PROTAGONIZADO POR: Gregory Peck, Anthony Quinn, David Niven, Stanley Baker, Anthony Quayle, Irene Papas, Gia Scala y James Darren; entre otros/as.

-DIRECTOR: J. Lee Thompson.

 

(B-Seis)“Help arrives” de 55 DÍAS EN PEKÍN (1963)

 

-UN PAR DE DETALLES SOBRE LA MELODÍA: Proseguimos con las aportaciones del coloso Dimitri Tiomkin al cine de contiendas y es que parece como si este compositor hubiese nacido para musicar super-producciones estadounidenses, tal como sucede también con 55 días en Pekín, de 1963; la cual ambienta la feroz rebelión de miles de “boxers” locales de la capital de China contra la ocupación extranjera, a principios del siglo XX. En concreto y por ejemplo, la nerviosa, entusiasta y militar marcha “Help arrives” acompaña la intrépida irrupción de las tropas aliadas encabezadas por Gran Bretaña, salvando así a sus heróicos compañeros foráneos, asediados éstos por las comentadas guerrillas nacionalistas. Tal como sucedió dos años antes, la banda sonora de Tiomkin para este film volvió a ser nominada para los Oscar, aunque tampoco obtuvo el más alto galardón hollywoodiense.

Aclarar que, en un principio, la música para esta obra, producida por Samuel Bronston, iba a ser creada por el autor húngaro Miklós Rózsa pero desavenencias de éste con el mismo Bronston, durante la película El Cid, provocaron que, al final, el vasto y complejo trabajo musical de 55 días en Pekín recayera en el propio Dimitri Tiomkin, junto a la Orquesta Sinfónica de Londres.

-FILM PROTAGONIZADO POR: Charlton Heston, Ava Gadner y David Niven; entre otros/as.

DIRECTOR: Nicholas Ray.

 

(B-Siete) – “Tema principal”   PATTON (1970)

 

– ALGUN APUNTE SOBRE LA MELODÍA: Después de trabajar juntos en El planeta de los Simios (1968), por ejemplo a través del muy inquietante y excepcional tema principal, el compositor Jerry Goldsmith y el director Franklin J. Schaffner, retomaron su resplandeciente colaboración con Patton, de 1970. Como no podía ser de otra manera, el prodigioso Goldsmith tornó a aplicar su particular toque, ahora con esas imborrables trompetas de solo dos notas y con eco, las cuales se difuminan con lentitud (esa técnica de pedal se denomina “echoplex” y en aquel momento era bastante utilizada en el rock); lo cual pretende simbolizar la mística creencia del propio Patton de que los más históricos generales seguían muy vivos a través de él mismo. Después de este atrayente efecto sonoro, ya viene la clásica fanfarria victoriosa, la cual también representa a este estricto militar estadounidense en cuestión; creándose así una curiosa combinación de dos elementos musicales tan distintos pero que juntos forman algo original, dentro del susodicho film.

La partitura de la banda sonora, encabezada por la mencionada melodía, fue nominada al Oscar, en 1970 (con un total de 7 candidaturas para el film), aunque no lo obtuvo en dicho campo sonoro en detrimento de la música de Love Story; la cual ya tratamos también en un capítulo anterior de esta serie.

-FILM PROTAGONIZADO POR: George C. Scott, Karl Malden, Paul Stevens, Michael Bates, Edward Binns, Michael Strong, Frank Latimore, Morgan Paull y Bill Hickman; entre otros/as.

DIRECTOR: Franklin J. Schaffner

 

(B-Ocho) – “Parris Island” de LA CHAQUETA METÁLICA (1987)

 

– SOBRE EL COMPOSITOR: De crear la mitad de esta banda sonora se encargó una tal Abigail Mead, la cual no era otra que Vivian Kubrick; habiendo utilizado ella un alias para, quizás, disimular un poco que era la hija del propio director Stanley Kubrick. El bastante aceptable tema principal del film donde resuenan esos muy severos redobles de tambores militares, es decir, la titulada “Parris Island”, hace alusión al campo de entrenamiento de los marines estadounidenses; donde el durísimo sargento Hartman enseñará disciplina de acero a los nuevos reclutas, los cuales acudirán al conflicto de Vietnam después de su instrucción marcial.

Tras La chaqueta metálica, Abigail Mead tan sólo compondría para una película más y también para algún documental sobre la propia guerra vietnamita a finales de los años 90, para después abandonar el mundo de la música. No se sabe muy bien las razones de ésto último pero, por ejemplo, en 1988 se dio la controvertida circunstancia de que un comité de compositores de cine en la rama musical de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas desestimó, de modo unánime, el material creado por Vivian “Abigail Mead” Kubrick para La Chaqueta Metálica por considerar que ella solo compuso media banda sonora (ya que el resto eran canciones ajenas pertenecientes al pop-rock de los años 60, aunque escogidas por la propia autora para completar la B.S.O.) y porque su música propia no portaba la suficiente calidad. La misma Vivian no aceptó todo ésto, aludiendo que el verdadero motivo de su exclusión fue porque había presentado la partitura fuera de plazo en la Academia de Artes mencionada y también ella declaró que, al menos, su padre Stanley Kubrick sí que la había apoyado en la tarea musical acerca de Full Metal Jacket y que él mismo le había pedido hacerse cargo de la misma.

-FILM PROTAGONIZADO POR: Matthew Modine, R. Lee Ermey, Adam Baldwin, Arliss Howard, Kevyn Major Howard, Tim Colceri y Vincent D’Onofrio; en los principales papeles.

-DIRECTOR: Stanley Kubrick.

 

(B-Nueve)   Tema principal de LA COLINA DE LA HAMBURGUESA (1987)

 

-ALGÚN QUE OTRO APUNTE: Su amplia base de música clásica, ópera y armonías de cámara fue totalmente útil al reputado compositor de Baltimore, Philip Glass, para luego administrarlo y adaptarlo al Séptimo Arte y obtener notables resultados como en La colina de la Hamburguesa, en 1987. Por otro lado y como refuerzo a todo ello, los efectos de las conversaciones de walkie-talkie y de helicópteros ofrecen una muy atinada pincelada ambiental y militar en beneficio de una sobresaliente pieza sinfónica de elevado dramatismo sonoro y con un sobrecogedor “in crescendo”. Dicha cadencia sónica sirve como efectiva escolta a la terrorífica y desastrosa batalla por una insignificante colina; donde los vietnamitas desde arriba masacraban, continuamente, al ejército estadounidense y éstos últimos solamente vencieron de modo raquítico y confuso, tras 11 esforzadas tentativas de asalto partiendo desde abajo del citado cerro.

En mi opinión, la lograda música de este film debería haber sido tan conocida como la de otras cintas de su misma época y género como las ya aludidas, con anterioridad, Platoon y La Chaqueta Metálica; sin embargo, la cinta dirigida por John Irvin no alcanzó la popularidad de las otras dos y eso quizás lastró a la propia “soundtrack” de Hamburger Hill (por cierto, aquel acontecimiento bélico recibió ese sobrenombre porque aquella batalla se convirtió en una constante “carnicería”).

-FILM PROTAGONIZADO POR:  Dylan McDermott, Don Cheadle, Anthony Barrile,  Steven Weber, Timothy Patrick Quill, Michael Dolan, Michael Boatman, Don James y Courtney B. Vance; entre otros.

-DIRECTOR: John Irvin.

 

(B-Diez) – “Rabbia e tarantella” de MALDITOS BASTARDOS (2009)

 

-APUNTES: Esta composición del imperecedero y venerable Ennio Morricone (con él empezamos esta serie en Marzo y con él terminamos también hoy) cierra el largometraje italiano Allonsanfan, o sea, la “opera prima” que llevaron a cabo los hermanos Paolo y Vittorio Taviani, en 1974. De tal modo, el director Quentin Tarantino, incondicional admirador del histórico maestro y que ya había utilizado su música para, por ejemplo, Kill Bill (2003) y Death Proof (2007), decidió retomar 8 antiguas partituras de Morricone para la ucronía bélica Malditos Bastardos (2009) y una de ellas es, efectivamente, la vistosa y animada “Rabbia e tarantella”; corte éste de estilo popular que asoma en las postrimerías del metraje y que simboliza la victoria de la resistencia judía ante los invasores nazis, durante la Segunda Guerra Mundial.

El hecho de que se tomaran, para este film, viejas canciones de Morricone como “Rabbia e tarantella” y éste, como estaba previsto en un inicio, no compusiera material nuevo para la propia Malditos bastardos, vino explicado en unas explosivas y quejosas declaraciones del propio creador romano, en 2013, acerca de que Tarantino tan solo le concedía dos días para preparar la partitura y de que así era imposible trabajar. “No me gustan las películas de Tarantino, son basura”, llegó incluso a gruñir el músico transalpino y aseguró que no volvería a faenar con el cineasta norteamericano, después de también colaborar juntos en la cinta Django Desencadenado, en 2012. Además, a un más clásico Morricone tampoco le convenció nunca la técnica de fusionar la música y las películas por parte de Tarantino.

Todo pareció volver por sus fueros, por el respeto mutuo y por las buenas palabras cuando Ennio Morricone, en 2015, por fin ganó el Oscar por la música suya propia destinada al “western” Los Odiosos Ocho, dirigido por el propio Quentin Tarantino pero, finalmente ¡tampoco Morricone le concedió mucho valor al máximo premio hollywoodiense conseguido en esa ocasión!; para además después, en 2018, llamarle “cretino” a Tarantino y más cosas negativas en alguna entrevista.  De todos modos, cuando falleció el genio de Roma, en 2020, el propio director de Tennessee no le guardaba ningún rencor a su ídolo y le homenajeó expresando en su cuenta de Twitter: “El rey ha muerto, ¡larga vida al rey!”.

-FILM PROTAGONIZADO POR: Brad Pitt, Christoph Waltz, Diane Kruger, Michael Fassbender, Mélanie Laurent, Daniel Brühl, Eli Roth, Julie Dreyfus, Rod Taylor y Mike Myers; entre otros/as.

-DIRECTOR: Quentin Tarantino.

4 comentarios en «10 instrumentales de films bélicos»

  • el 16 Julio, 2021 a las 1:40 pm
    Enlace permanente

    Una lástima que sea la última entrega, con lo atrayente que ha resultado la puesta en escena de tan interesantísimas obras musicales instrumentales para el celuloide.
    Colosal trabajo de Txus Iglesias y magnífica edición de Muzikalia . Un espectacular trabajo para los amantes de la música y del Séptimo Arte. Bravo.

    Respuesta
  • el 16 Julio, 2021 a las 10:56 pm
    Enlace permanente

    En efecto, lamentamos la finalización de esta originalísima y creo que inédita saga de artículos acerca de temas instrumentales de bandas sonoras dentro de una revista de Rock (la buena música siempre sobresale, igualmente, por sí misma) pero la verdad es que disfrutamos al ver que acaba por todo lo alto con estas magnas partituras e himnos indelebles con el paso del tiempo. Me alegro en especial de la recuperación en esta postrer entrega del gran Dimitri Tiomkin. No cabe sino reconocer la impagable dedicación y esfuerzo de Txus Iglesias para extraer estos diamantes de entre tan extensa veta, y agradecérselo vivamente, así como a Muzikalia por la arriesgada apuesta, que creo ha sido ciertamente ganadora por lo que respecta a credibilidad y aceptación. A seguir así con más propuestas innovadoras. Un cordial saludo.

    Respuesta
  • el 18 Julio, 2021 a las 10:42 pm
    Enlace permanente

    Me sumo a los comentarios de los usuarios que me preceden.

    Menudo trabajo de documentación y difusión, Txus. Qué buenos ratos he pasado leyendo esta serie.

    Enhorabuena.

    Respuesta
  • el 19 Julio, 2021 a las 10:01 am
    Enlace permanente

    Muchas Gracias a Gemma Casas, a Xavi Gállego y a Bifurca por sus comentarios.
    Celebro que os gustase toda la serie de 9 entregas acerca de canciones instrumentales de películas, aquí en Muzikalia.

    Un saludo

    Txus

    Respuesta

Responder a Txus Iglesias Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien