Aaron Thomas – La 2 Apolo (Barcelona)

Pobre, muy pobre entrada para ver a Aaron Thomas en La 2 de Apolo. Y había ganas, ya que después de un año de haber lanzado su disco Follow the elephants y un par de estupendos mini-sets (en el Forum de la Fnac y en la carpa Myspace del Primavera Sound 2008), todavía no había presentado el disco formalmente en un escenario barcelonés.
Así, con su banda de contrabajo, batería y voz femenina de acompañamiento, salía el australiano al escenario, guitarra en mano, con unos minutos de retraso (imagino que con la esperanza de que algunos rezagados acabaran de entrar para dar lustre al aforo) para empezar el concierto con dos prometedores temas nuevos del que será su próximo disco: “Why would you call me” y “Winter´s gone”, ambas en la línea de sus canciones conocidas: pop folk de corte clásico aunque con un punto más de fuerza de lo que nos tenía acostumbrados.

Y a partir de ahí desgranaron Follow the elephants, intercalando alguna que otra canción nueva (“en junio espero entrar a grabar”, comentaba Thomas a la sala) o viejas conocidas que no están en el disco como “Black Umbrella” o “Hotel Doors”. Sonaron “Wasted or crazy”, “Aw C´mon” o “Damage Done” entre bromas, historietas y camaradería con el público.

Simpático y con una voz impecable, hilvanó un set ameno y entretenido que desembocó en “Finish me”, interpretándola sólo a la guitarra, mientras la banda desaparecía tras las bambalinas. Al acabar este tema dijo adiós y se marchó sin mucha convicción, para volver a aparecer por petición popular y acabar magistralmente el concierto con “Any more” y “We don’t care”.

Buen concierto de un músico (y una banda) muy solvente en directo. Tal vez le faltó una pizca del entusiasmo que demostró en el Forum de la Fnac, con el disco prácticamente recién salido de fábrica, pero entiendo que mirar la sala desde arriba y ver que nos habíamos congregado no más de 50 personas puede ser descorazonador. Así pues, doble aplauso para Thomas, por una buena actuación y porque no perdió la sonrisa ni el sentido del humor en todo el concierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.