Alex Barck (Jazzanova) – Danzoo (Madrid)

Parece que algo se mueve por fin en los clubs de Madrid. Cansados ya de que por Barcelona se pasen Todd Terry y Richard Fearless como el que va a por el pan o de que a Jeff Mills le saluden los abueletes de Fraga, los clubbers de Madrid ven como la modernez entra por fin en sus vidas.

La sesión de Alexander Barck, uno de los fundadores de Jazzanova el pasado día 21 en la sala Danzoo de Madrid puede tomarse como una de las señales del cambio. La propuesta de Sonar Club, que en breve traerá a la ciudad de Alvarez del Manzano a Laurente Garnier y a Matthew Herbert, tal vez sea la consolidación.

Barck es el chico malo de los platos en el colectivo berlinés Jazzanova y tal vez el más idóneo para defender en la mesa lo que tanta fama les ha proporcionado en los remixes y en su álbum “In Between” (2002). Y cumplió: aceleró un poco las bases, les subió el volumen para que la gente pudiese bailar y ya está. Pero el cóctel Jazzanova no es que sea de fácil digestión precisamente, y en el Danzoo había bastante fiesterillo despistado.

Y así se pasó Barck el principio de su set: divirtiéndose al ver cómo se les jodían los pasos de baile a las pijas y (supongo que) mosqueándose ante el aumento del volumen de las conversaciones. Tampoco es que le haga gracia a la gente dejarse 15 euros por estar charlando sin mover el culo, aunque se pudo ver alguna cara de alivio por el ambientillo chill-out que estaba tomando la noche.

De este modo, Barck sacó sus principales armas: las flautas dulces y pelín alocadas, marca de la casa Jazzanova; y las percusiones brasileñas pasadas por el filtro electrónico. Tampoco faltó otra marca de la casa, esta vez alemana en general, como son los ruiditos y las arritmias que se colaban entre el subidón tropical.

Incluso, incluso se pudieron oír varios de los temas de “In Between”, un trabajo a priori no apto para el baile, pero que Barck supo moldear para un público madrileño que (por lo general) echa de menos la electrónica distinta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.