Anarquía Científica: La Fascinante Revolución Tecno del Aviador Dro (Ediciones La Felguera)

“He considerado desde siempre que Aviador Dro eran una computadora tecno-punki, dotada de un disco duro anarquista con claves marxistas sintetizadas en temas robotizados […]” 

Estas son palabras del periodista musical Carlos Tena que pronunció en el 2018 acerca de la dimensión estética, política, y musical de los Aviador Dro, y que cierra en letras sobreimpresionadas sobre fondo negro este magno volumen que celebra (y reivindica) los cuarenta años en activo de la banda madrileña.

Tenemos que remontarnos al Madrid de finales de los anos setenta, cuando Servando Carballar Heymann, hijo de artistas, hacía sus pinitos con el órgano eléctrico, y veía como pasaban por casa de sus padres artistas y poetas que disertaban sobre lo divino y lo humano. Ya Servando hijo, nuestro protagonista principal de esta historia, le gustaba deleitarse con las lecturas de Asimov, Arthur C. Clarke, y descubría con asombro la traslación cinematografía que hizo Kubrick de su obra 2001: Una Odisea Del Espacio.

La querencia por retratar escenarios apocalípticos y/o distópicos hacía mella en el joven Servando que, en sus tiempos de instituto, ya soñaba con destruir lo establecido para dar la posibilidad a que naciera algo nuevo a lo Johnny Rotten, y así lo narra Elena Cabrera en el primer episodio de este voluminoso y lujoso (¡560 páginas!) Aviador Dro. Anarquía Científica: La Fascinante Revolución Tecno Del Aviador Dro (Ediciones La Felguera, 2019). Asimismo asistimos al encuentro de Carballar con Arturo Lanz, y los primeros manifiestos comntraculturales que los dos hacen mano a mano.

El centro neurálgico de tanta actividad cultural se hace llamar Ateneo de Prosperidad, sito en un barrio obrero en la calle Prosperidad. Allí muchos jóvenes movidos por la incipiente apertura ¿democrática? empiezan a ensayar en diferentes grupos, se divierten en fiestas con música punk y nuevalolera, y comienza una fructífera labor fanzinera.

Este es el germen de Aviador Dro a grandes rasgos, y así se gestó la leyenda del llamado tecno-pop. Tras un anuncio en el Ateneo de Mantuaniano en el que buscaban a más músicos para formar parte de la banda, eso sí, gente interesada en los gustos de los, hasta ahora, dos integrantes: krautrock, punk, situacionismo cyberpunk, y querencia por el futurismo, el dadá, y el sci-fi.

De Obreros Especializados pasaron un buen montón de músicos, pero los que permanecieron con el tiempo a parte de Carballar (Bionac N), han sido Alejandro Sacristán (CTA 102) y Marta Cervera (ArcoIris), entre otros que han entrado y salido dependiendo del rumbo que iba tomando la banda, o inquietudes individuales. Por ejemplo Arturo Lanz, Gabriel Riaza y Juan-Carlos Sastre se separaron del grupo para formar Esplendor Geométrico, una franquicia más escorada al tecno industrial y al noise.

El libro es ambicioso, no cabe la menor duda, y la labor de análisis de la trayectoria del grupo hecha por diferentes autores, y coordinada por la gran Patricia Godes, es concienzuda aunque da la sensación de que va trazando círculos concéntricos sin salida posible que hace que la lectura se convierta, por momentos, en farragosa. Se barajan muchos datos, pero esos mismos datos no creo que den para un mamotreto de esta envergadura, y más cuando realmente la principal aportación de Aviador Dro se encuentra en sus tres primeros discos (“Alas Sobre El Mundo”, “Síntesis: La producción Al Poder”, y “Cromosomas Salvajes”, todos editados por el sello que montaron, DRO, y que se escindió en La Fábrica Magnética por motivos táctico-financieros)

Para quien esto suscribe lo mejor del libro se encuentra en el análisis antes mencionados de los orígenes de los Aviador escrito por Elena Cabrera, el magnífico análisis de Jesús Rodríguez “Lenin” sobre las adscripciones políticas en el combo cibernético (Rodríguez narra las concomitancias con el ideario futurista que ya viene impreso en el propio nombre del grupo que proviene de una obra operística de Francesco Balilla Pratella de título L’aviatore Dro), y lo mejor llega con el escrito de Victoria Hurtado (antropóloga social y cultural) que expone la asimilación de las vanguardias de principio de siglo XX (Marinetti y Cabaret Voltaire como paradigmas), y sus manifestaciones performativas por parte de estos androides punkis que revolucionaron el (tecno)pop patrio.

Un comentario sobre “Anarquía Científica: La Fascinante Revolución Tecno del Aviador Dro (Ediciones La Felguera)

  • el 10 Septiembre, 2019 a las 12:50 pm
    Permalink

    Un libro chulísimo. Compra obligatorio para los fans del Aviador, la edición es increíble

    Respuesta

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.