Anna Waronker – Anna (Subterfuge)

Anna es el debut en solitario de Anna Waronker, la que fuera líder de That Dog hasta 1997, año en el que se disolvió la banda y que le dio paso a otros proyectos que van desde la formación de una nueva banda, Ze Malibu Kids, hasta la producción de On, el último trabajo de Imperial Teen, pasando por la composición de música para series de televisión y películas e, incluso, para un musical, “Lovelace: the Musical”, tarea que está desarrollando actualmente junto a Charlotte Caffey.

Anna se desnuda en este disco, no solamente en la portada y en el título, sino a lo largo de las 14 canciones que lo forman (aunque la edición española incluye tres temas inéditos), compuestas y producidas por la propia cantante. En ellas nos ofrece la música tal y como ella la entiende y como la ha mamado: power pop de guitarras vitales y enérgicas, muy vivas, melodías inevitablemente contagiosas de las que se desprende un gran optimismo y una luminosidad propia del verano de California. Pero no se trata de una revisión manía de lo ya hecho, sino que es un álbum lleno de vida, de guitarras con personalidad, en el cual ya se apuntan posibles caminos futuros muy interesantes, como el tema “John & Maria”.

La ahora solista nos ofrece dos vertientes, que de hecho, han marcado su carrera anterior, sin obviar las grandes damas del rock, presentes en diferentes momentos del disco. Una de las dos es vertientes muy potente y cañera, en la que predomina el pop de guitarras, vital y enérgico, con clara reminiscencia de grupos como Veruca Salt o Hole, en temas como su primer single, “I wish you well”, toda una declaración de principios, en el que es imposible no acabar tatareando el estribillo tras la primera escucha, u otros más contundentes, e incluso duros, como “Perfect Ten”.

Y otra mucho más intimista. Y es que, aunque el álbum empieza de forma bastante rockera, también hay sitio para los temas más pausados y en los que Anna da tregua a la energía inicial y apuesta por los arreglos más delicados y sofisticados, al ritmo del piano en el caso del tema anteriormente mencionado “John & Maria” o “Eat me alive”. Incluso la solemnidad tiene sitio en su disco, en temas como “The powers that be”.

Es inevitable que Anna Waronker no se deshaga de su background, pero esto no supone ni mucho menos un handycap. Al contrario: Anna es un disco muy trabajado y bien hecho, a todos los niveles, y puede ser la base a una prometedora carrera en solitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien