Bullet Union – Ruin´s Domino (Jealous Records)

Quienes habían tenido la suerte de verlos en el festival de Sant Feliu de Guíxols, de escuchar su 7” de presentación editado también por Jealous Records o incluso de disfrutar de su teloneo a The Blood Brothers hace apenas un mes, esperaban el primer larga duración de Bullet Union con la esperanza de que el cuarteto inglés demostrara de qué es capaz. No creo que haya ningún decepcionado.

Ruin’s domino es intenso y arrollador, una bocanada de creatividad y contundencia a base de frenéticos riffs que surgen de las guitarras de Jodie Cox y Paul Symes y unas magistrales bases rítmicas ejecutadas por Kaoru Ishikawa y Robin Christian. Solo con escuchar “Yak yak yak you’re fired!”, que abre el disco, ya observamos lo que el cuarteto londinense nos propone, un viaje en su propia montaña rusa a 100 kilómetros por hora y sin freno que deja a la altura del betún, sin apenas esfuerzo, a esos grupos de punk-rockeros perfectamente despeinados que ocupan las radio fórmulas y llenan de vídeos la MTV.

Las urgentes “Ten pence piece”, “Vikings!” o “Three cherries straight” mantienen el nivel con estupendas melodías que estallan en estribillos desgarradores de la misma manera que la profunda “Close circuit” parece arrancar y parar el motor de la apisonadora que conducen magistralmente Bullet Union. “Robin….I’ll be back en five minutes” y “Stay indie, don’t be a hater” que aparecen en su primer 7”, están también incluidas en su larga duración dando a conocer a los nuevos seguidores de la banda sus dos primeros temas. Mención aparte merece la lección de intensidad que nos brindan en “Sant Feliu”, dedicada a la localidad catalana, todo un manual de post-rock o el broche final de rock anguloso de “I don’t like who you’re hanging out with”. Reveladores.

Bullet Union se sitúa con una sola entrega en primera línea del post-hardcore hecho con la cabeza y ejecutado con el estómago, una mezcla perfecta de rabia, contundencia y sabiduría instrumental. Una delicia para los amantes de las emociones fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.