Chambao – Endorfinas en la mente (Sony)

Con una canción como “Ahí estás tú” me resulta muy complicado ponerle ‘peros’ al debut de Chambao. Al menos para mí, es una de las pocas joyas que ha dado la música ‘avanzada’ (es decir, lo que sea aderezado con electrónica) en lo que va de año.

El trío malagueño, que ya incluyera ocho canciones en el primer volumen de Flamenco chill, vuelve a mezclar el arte autóctono del Sur con las nuevas tecnologías lo que, en principio, podría suponer un atrevimiento, corriendo el riesgo de caer en lo facilón (añadir ruiditos y efectos sin sentido) o en lo comercial (a lo Camela).

Sin embargo, sucede todo lo contrario. Dejando claro su tremendo respeto por la raíz de la música flamenca, aportan una nueva visión, demostrando que este tipo de música también puede adaptarse a los tiempos modernos tal y como han hecho el jazz, el pop, el rock o la música tradicional de otros países como India o Japón.

Para Endorfinas en la mente ‘La Mari’ (María del Mar Rodríguez), ‘El Edi’ (Eduardo Casañ) y ‘El Dani’ (Daniel Casañ) han prescindido del holandés Henrik Takkenberg, con el que produjeron sus primeros temas, para viajar a Coín y ponerse en las manos del italiano Bob Benozzo –alumno aventajado de Emanuel Ruffinengo, productor de Alejandro Sanz– De las once canciones, diez son originales del grupo y hay una versión: “Volando voy”, la composición de Kiko Veneno que inmortalizaría Camarón.

Pero si hay algo que destaca es, sin duda, la maravillosa voz de ‘La Mari’, que sin salirse de las composiciones (algo muy propio en el flamenco), destila emoción a raudales.

Por suerte para los que amamos la evolución y evitamos el estancamiento y el tradicionalismo, desde aquí abajo (geográficamente hablando) están brotando nuevos aires que oxigenan una ya rancia tradición de ‘Isabeles Pantojas’ y ‘Rocíos Jurados’. Entre ellos, están Chambao, además de gente como la familia Morente, Ojos de Brujo o La Mala Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.