Clint – Alégrame el Día (Siesta)

Elige sitio en tu sillón favorito. Apaga la luz y conecta el dvd, pero evita encender el televisor porque no vamos a ver una película, estamos a punto de escuchar el primer disco de los madrileños Clint, los herederos de los desaparecidos Umbrella Hating Generation.

Aunque lo parezca, Alégrame el día no es una película, son más bien ocho thrillers instrumentales compuestos con la mirada puesta en los papeles que Clint Eastwood interpretó en los 70 y 80 como el mítico Inspector del Departamento de Homicidios de San Francisco Harry Callahan. Inspirados en autores de bandas sonoras como Morricone, Lalo Schifrin, Henry Mancini o Nino Rota y en el sonido instrumental de bandas como Calexico, Tindersticks o los Ventures, combinan con precisión profusos elementos orquestales (cellos, violines, violas, acordeones, tubas…), ligeros toques electrónicos (theremines, sintetizadores), rock y música surf con la clara y acertada intención de dibujar pasajes cinematográficos.

La sinopsis retrata con brillantez historias llenas tensión, miedo, persecuciones, violencia y asesinatos, narradas al más puro estilo del cine negro. Los títulos a veces son explícitos, “9mm”, “A sangre fría” ( homenaje a Capote), y otras, dejan más espacio a la imaginación, “La mañana”, “El hombre que se (con)venció a sí mismo”. “Summertime” una colorista reinterpretación del Gershwin completa una sesión a la que nunca le falta el ritmo adecuado para que no podamos apartar la mirada de la pantalla imaginaria de nuestros sueños.

Arriesgado como pocos de los discos publicados durante este año en España, el debut de Clint aporta un elemento desgraciadamente poco común en nuestros días, la originalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.