Coca-Cola Music Experience

Desde hace mucho tiempo, la marca Coca-Cola es algo que hemos asociado a la música.

Los que ya tenemos unos años, recordamos como llamativo icono pop su chapa que llevaba colgados unos cascos; esa iconografía tan sugerente en nuestra memoria, se ha fortalecido a través de su publicidad, su marketing y demás acciones de comunicación con las que la marca ha continuado relacionada al universo musical.

En los tiempos convulsos que vive la industria, un enorme buque a la deriva que requiere redefinirse a sí mismo para sobrevivir, toma cuerpo su más reciente proyecto: Coca Cola Music Experience.

De primeras podríamos definir la propuesta como una especie de mecenazgo alejado de los patrocinios sobradamente conocidos donde la marca en cuestión pone un montón de pasta por aparecer asociada a un evento y poco más: La conocida marca de refrescos se involucra y es parte integrante del resultado final.

Se trata de una nueva alternativa, un proyecto interactivo entre artista y público que logra una retroalimentación nutriendo cada parte del proceso creativo, desde su concepción a su disfrute.

Son varias las líneas de acción sobre las que se desarrolla Coca Cola Music Experience:

De primeras, el proyecto de Carlos Jean. El famoso productor y músico ha sido el artista encargado de dar forma a ese feedback interactivo logrando una concepción artística donde, a partir de una noción general lanzada por él mismo, alcanzar un objetivo final donde cualquiera puede realizar su aportación enviándola a través de internet: una línea de voz, un arreglo musical, un diseño para arte final, un videoclip…en definitiva, cualquier cosa que convierta el proyecto en algo colectivo en lo que todo suma.

Este propósito vivo y que supone una serie de resultados distintos, ya ha comenzado a dar sus frutos como el conseguido con el tema “Fight for life”.

Los avances de cada reto lanzado se siguen semanalmente en el programa de televisión El Hormiguero, donde Muzikalia tuvo la oportunidad de comprobar de primera mano el desarrollo del proyecto, conociendo el programa desde dentro y charlando acerca de ello con Carlos Jean.

El funcionamiento de un programa tan asentado como El Hormiguero, destaca por su dinamismo y por tener un equipo totalmente engrasado, sabedor de su función de forma ágil y clara.

A destacar la carpintería que durante noche y día crea arquitectura efímera para ser aprovechada en escasos segundos de gloria o la redacción, con ese parecido a la vieja usanza de los que gastaban los diarios donde no existían hueveras aisladas: un gran espacio diáfano que ayuda a la integración de ideas, guiones y vídeos que vuelan hasta pocos segundos antes de salir a antena en directo.

Entre las anécdotas más inverosímiles de algunos invitados como Justin Bieber o Kylie Minogue que el jefe de comunicación del programa contó, nos dirigimos por el imponente pasillo plagado de fotos de celebridades que por allí pasaron a la sala donde departimos unos minutos con Carlos Jean.

Cercano, serio y lúcido, tuvo tiempo de defender el mecenazgo de Coca-Cola y su proyecto colectivo de interacción máxima como un baluarte para salvar el futuro de la industria musical, sin faltarle tiempo para hablar acerca de los prejuicios que existen con el mecenazgo por incultura, miedo o desconocimiento, de la delicada barrera entre el entretenimiento y el “hacer arte”, así como de la supuesta militancia independiente que muchos pregonan sin ser más que otro elemento del engranaje del gigante moribundo que es la producción discográfica.

Y no falté yo por recordarle las bondades de su ya lejana participación en No Blood (98), el debut de NajwaJean, ese vaporoso disco electrónico que todo el mundo debía tener para estar a la última y que él me desmitificó diciendo que no eran más que un par de gamberros haciendo música en un cuartucho sin ninguna otra pretensión.

CocaCola y Carlos Jean se embarcarán en la gira Live Experience, un directo con una cabina de dimensiones gigantescas, la más espectacular que se haya hecho en España. Se trata de una cabina modular de diferentes tamaños sobre la que se proyectará video mapping. El resultado se pudo ver en El Hormiguero.

Aparte de esta gira central, CocaCola Music Experience propone Under 18, una serie de giras centradas en los grupos más juveniles y enérgicos. Entre sus próximas citas, destaca la de Blink 182, que pasará el 19 de julio por Barcelona y el 20 de julio por Madrid.

Por último, Coca-Cola Music Experience trabaja un programa de promociones con el que conseguir premios relacionados con la música: entradas para conciertos, conocer en persona determinados artistas, unos cascos de DJ profesional o cuentas Premium de Spotify.

Para más información visitar: www.cocacola.es/musicexperience

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.