Corcobado – Fotografiando al corazón (DRO)

Sería de necios ponerse a disertar ahora sobre la excelencia de Javier Corcobado en la música popular española, ya que en cualquiera de sus múltiples proyectos, siempre ha plasmado su personalidad inquieta y su pasión por la visceralidad de los sentimientos (tan visceral como suele ser Fernando Alfaro, por hacer una comparación). Este disco no es una excepción en ese aspecto.

Tras unos años de “exilio” mexicano, Javier Corcobado regresa con un álbum soberbio bajo el brazo, Fotografíando al corazón es el título que engloba los trece fragmentos aquí incluidos, todos ellos intensos, casi terminales, dramáticos, obsesivos y profundamente bellos.

Fotografiando al corazón es un disco eminentemente eléctrico, con auténticas descargas de tensión, como “Todo se rompe”, “El vendedor de calambres” o los arrebatos de “Temblando”; y con algunas pinceladas electrónicas, como las que envuelven los susurros de “Ciudad erótica” la que sirve para abrir este cd.

Las letras, como es habitual, giran sobre temas tan cotidianos como malditos, el amor, la soledad y la incertidumbre, destacando por encima de todas la brillante y sentida “Secuestraré al amor”, uno de los grandes temas del año, sin duda; además, también merecen una mención, la rabia y resignación de “Ella ya me olvidó, yo la recuerdo ahora” y la confusión que domina “Amor anoréxico”. Ya cerrando el disco la personal -y acertada- mirada de “Poupee de cire, poupee de son” original del frances Serge Gainsburg.

Todos debemos congratularnos, porque una de las cabezas más lúcidas y brillantes de nuestro panorama musical nos ha regalado un disco a la altura de muy pocos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.