Curiosidades más raras de los himnos nacionales

Todos sabemos que los himnos nacionales son una composición emblemática que tiene cada nación. Son un simbolismo de patriotismo que se entonan en diferentes eventos protocolares o institucionales del estado, así como también en eventos deportivos como pueden ser una olimpiada o un mundial de fútbol. Cualquier persona, que escucha la interpretación del himno nacional de su país, es un motivo de orgullo que enaltece el sentimiento de victoria.

Pero detrás de cada himno, hay historias inauditas y sorprendente, como plagios, himnos compuesto por grandes músicos, entre muchos casos más.

Comencemos el recorrido de las curiosidades de los himnos, con el himno de Andorra. Aunque no muchos saben cómo es la vida en este pequeño país, Andorra es un país con una excelente calidad de vida, con una zona montañosa espectacular que es visitada por muchos turistas al año para esquiar en su más de 250 km de zona habilitada para este deporte de invierno. Pero pocos saben que es un país con mucha historia y cultura, y su himno es un reflejo de ello. Su letra, hace referencia a la conquista de la Marca Hispánica de Carlomagno, para detener el avance de bereber en la Península Ibérica. Además de mostrar orgullo por su padre político, en su himno nacional hacen referencia a la Virgen de Meritxell, por la importancia de la religión en el principado de Andorra. El himno se titula “El Gran Carlemany” y aunque se adoptó oficialmente en el año 1914, no fue sino hasta 1921 que se interpretó por primera vez de manera oficial.

Viajamos ahora al país vecino de Andorra, Francia, que cuenta con uno de los himnos más conocido del mundo, “La Marsellesa”. Este himno fue escrito por Claude Joseph Rouget de Lisle, en 1792, para inspirar a los soldados que se preparaban para combatir contra Austria, en la guerra de la primera coalición. Este himno, inspiró a muchos revolucionarios por toda Europa, incluso ha sido cantado en la plaza Tiananmenm, en China, en medio de famosas protestas. Lo que llama la atención es que su autor, después de haber escrito este memorable himno, no pudo alcanzar otro tema famoso, lo que lo llevó a componer música con temas eróticos, para poder mantenerse. Incluso, si se visita la casa de Rouget en el pueblo Lons-Le-Saunier, en Francia, se pueden escuchar las canciones, pero las letras están escondidas para evitar mostrárselas a los niños.

Un himno que presuntamente parece ser un plagio, es el himno de Uruguay, escrito por Francisco Acuña de Figueora con música de Francisco José Debali en 1846. Este himno, se asemeja más a una ópera que a un himno propiamente dicho. Además, su melodía es exactamente igual a un fragmento de la ópera Lucrezia Borgia, de Donizetti. Se presume que Debali escuchó primero la ópera, antes de componer el himno. Ya que esta ópera fue presentada en Montevideo cinco años antes. Aparte el himno de Uruguay, tiene nueve notas idénticas a la ópera de Donizetti, lo que representa una cuarta parte de la misma.

Hay himnos que cuentan con el privilegio de ser compuestos por grandes artistas de la historia. Este es el caso del himno de Austria, que tiene por nombre “Österreichische Bundeshymne” y que en español significa, Tierra de montañas, tierra en el arroyo. La música de la canción fue compuesta por el gran Wolfang Amadeus Mozart, y tiene la melodía de una canción masónica compuesta. Además la letra de este himno, fue escrita por Paula von Preradovic, lo que lo convierte en el único himno de Europa que ha sido escrito por una mujer. Para saber más de la vida de Mozart, existe un filme cinematográfico llamado “Amadeus”, que causó furor en los años 80 y cuenta la apasionante vida de este genio de la música, pero la historia es contada por su enemigo Antonio Salieri.

Entre otras curiosidades, están aquellos himnos que tienen la misma canción, y son diferentes países. El mejor ejemplo de esto es el reconocido himno del Reino Unido, que lleva por nombre “God Save the Queen”, o “Dios salve a la reina” en español. Esta canción fue publicada en el año 1745. Esta gran pieza, hace referencia al nacionalismo, por lo que otros países también la usaron como himnos nacionales, pero con una letra diferente. Uno de los ejemplos más notorio, es el del principado de Liechtentein, que la adoptó como himno nacional, pero tiene como nombre “Oben am jüngen Rhein” o “Arriba del joven Rin” en español.

Otro ejemplo de países que copiaron algún himno, fueron Omán y Zimbabue, que copiaron la melodía de “La Marsellesa”.

Estas similitudes de melodías, podrían traer dudas cuando estos países se enfrentan en un evento deportivo.

Existen muchas curiosidades sobre los himnos nacionales, que pueden despertar el instinto de investigación de los lectores. Capaz se han preguntado ¿Cuál es el himno más largo?, ¿Cuál es el himno más corto?, ¿Existen himnos sin letra?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.