Descubre la esencia de Gato

La esencia de Gato y, por extensión su creación, su música y sus letras. Gato es un argentino que descubrió desde muy joven el legado que The Beatles nos regalaron a los amantes de la música por medio de un amigo y familiar: los sentimientos  perfectos de las personas contestatarias que se niegan a seguir la norma por imposición del sistema. Como un guanillo, Emmanuel Rojo, conocido como Gato Rojo, es curioso por naturaleza, motor adecuado para estar receptivo a nuevos estímulos que le proporcionen la gasolina para seguir quemando kilómetros y seguir creando sus propias letras y músicas.

Lo que me cautivó de la obra de Gato fue su peculiar sentido propio y nuevo de crear.  Lo hace bebiendo de las raíces de géneros intemporales como el tango, en el que uno puede deleitarse con letras y melodías dedicadas al sentimiento del amor de una forma encorsetada y estereotipada. En su manera de abordar y reinventar las bases, rompiendo con los puristas,  Gato demuestra su ironía, incluso el sarcasmo, para ofrecer un punto de vista irreverente y nuevo. Podrá gustar o no, pero aquí reside la grandeza de este joven creador que a nadie que le escuche dejará indiferente. Una de sus piezas, titulada «La Rumba de la fregona», de forma divertida, vestida y acompañada de una música pegadiza y fresca, se sirve de un artículo tan común en los hogares que bien podría considerarse como un homenaje a este utensilio doméstico.

La andadura de Gato se remonta a varias décadas atrás, cultivándose en escuelas de música en La Plata y Buenos Aires, bebiendo de las fuentes del Jazz y el Tango, también de la herencia de la música clásica. Sigue adelante con nueve trabajos a cuestas, siendo el último de ellos bautizado con el título A Ver Qué Pasa. Trabajo en el que entre otras piezas destaca la anteriormente mencionada «Rumba de la fregona», en la que hace patente la ruptura con la seriedad y una gran dosis de humor, tan necesario en estos tiempos que corren. «Canción de amor a una muela» parte de una fútil experiencia personal, tan común como puede ser el hecho de perder una. Quizás será porque es un gran amante de la literatura de Cortázar que Gato ofrece, a través de sus canciones, trasladarnos a una experiencia vivida pretérita, cargada de buena energía, con un estímulo potente en su directo que nos permite descubrir que a partir de las cosas que pueden parecer triviales en nuestra cotidianidad son bellas y extraordinarias por su sencillez.

Cuando fue el momento se impregnó también de las influencias del Punk. Lo que le gusta de su trabajo es que le permite canalizar sus sentimientos y emociones a través de sus letras y músicas. No hace falta ser reconocido o consagrado porque cuando un artista crea lo que le gusta y lo comparte,  es un gesto generoso y sincero. Sobretodo honesto ya que Gato no busca crear un producto susceptible de ser consumido por muchos y muchas a cambio de la correspondiente retribución económica. Crea a partir de lo que siente. De uno de sus trabajos anteriores llamado Delicatessen, vale la pena dedicar unas palabras a la canción titulada «La música del Sol». Pieza destacable entre muchas otras que te consigue embrujar de forma natural, fluida y genuina.

Si este artículo ha servido para estimular vuestra curiosidad por descubrir la obra de Gato, podemos deleitarnos con sus últimos trabajos en plataformas como Bandcamp, YouTube y demás redes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien