Dollsquad – Wurlitzer Ballroom (Madrid)

Dollsquad es una banda femenina de “garaje” procedente de Melbourne, Australia. País este con una gran tradición de Rock & Roll, pero no de chicas rockeras, hasta ahora. La banda de las antípodas  toma su nombre, del film de “serie B” protagonizado por Tura Satana. De ahí los trajes de vinilo ajustados hasta cortar la respiración y complementos varios, como la cadena que maneja, con gran maestría por cierto, la cantante Joey.

A pesar de que por aquí muchos no las hayamos conocido hasta hace poco, su primer disco  es del año 2006. La extensa gira europea, que comenzó en Italia, y les llevara, pasando por España, a: Francia, Suiza, Holanda y Alemania, es la de la presentación “oficial” de nuevo disco Lethal in Leather.

Todo en este grupo parece ser dual, muñecas delicadas pero peligrosas, música potente pero también (cuando toca) dulcificada, letales pero elegantes. Nada más salir al escenario, nos dimos cuenta de que nada era casualidad. Ash, la batería fue la primera en salir a las tablas, mientras a ritmo de un redoble, las demás integrantes del escuadrón iban saliendo una a una, “letales y de cuero”.

Con “Cave Girl” y con Joey con una cadena en ristre al más puro estilo de la anteriormente  mencionada Tura Satana, la banda comenzó el “bolo”. Después de una pequeña selección de  temas del nuevo disco, vendría uno de los más celebrados “Bad World”, que han utilizado en su videoclip para promoción del nuevo trabajo.

La primera versión de la noche que además de servir para rendir pleitesía, sirvió para tomar más contacto con un público frio, quizás por desconocimiento de su repertorio, fue “Cherry Bomb”, de The Runaways, que dicho sea de paso les viene al pelo.

En temas como “My Baby is a Vampire Now”,  fueron transportando al respetable a los años dorados de los grupos de chicas; The Ronnettes o The Shangri-las, pasadas, eso sí, por la urgencia y la energía del punk. Y es que esa curiosa mezcla de caracteres sobre el escenario, en lo tocante a lo vocal parece ser seña de identidad de la banda australiana, con el estilo “amenazante” de Joey (voz principal) y el contraste de la apariencia “angelical” de Lulu a los coros y percusión.

Es precisamente ese tipo de detalles los que diferencian a unas bandas de otras, sobre todo en un estilo que a veces puede caer en lo reiterativo, no es el caso de Dollsquad, que parece que andan sobradas de registros y recursos.

Con los “guitarrazos”, estilosos como pocos, de Yolanda, con su Squire Supersonic, una guitarra muy apreciada por los amantes de las guitarras “marcianas”, nos hicieron saber que llegaba la segunda versión de la noche. Esta vez le tocaría el turno de homenajear con el tema  “Bad News Travel Fast” a The Fuzztones, banda a la que deben mucho más que esa canción, por lo que pudimos ver.

Le siguieron un momento de respiro con la canción “Turn Him Bad”, para continuar con ese delirio, mezcla de Surf y Doo Woop que es “Dreaming”, ambas incluidas en su comentado último trabajo, para continuar después desgranando la práctica totalidad del susodicho. Como ellas mismas dicen: “Somos un escuadrón de mujeres, cada una con un instrumento mortal, para tocar Rock and Doll”. No seré yo quien las lleve la contraria.

Resumiendo; concierto de los que te dejan con ganas de más, y eso hoy, es mucho. Quizás algo ensombrecido al final, cuando en los bises, salieron a “regañadientes” y  solo tocaron un tema para enfado de cierto sector del público. Desde luego, más las hubiera valido no hacer bises y hubieran quedado mucho mejor. Yo soy de los que piensa que si un grupo lo hace bien durante el concierto, se toca la última canción y punto, nada de concesiones que luego pasa lo que pasa.

Aun así, desde luego no pienso perder de vista a este escuadrón de mujeres armadas, y tú deberías hacer lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.