Entrevista: Santi Campos

“No me gustaría que mi disco fuera un disco de rock, y tampoco que no lo fuera”

Mucho tiempo (demasiado) llevaba Santi Campos alejado de los estudios de grabación y los escenarios, pero cuando parecía que habíamos perdido a uno de los principales activos de la música de este país regresa casi por sorpresa y con un disco que difícilmente puede dejar a nadie indiferente. Campos regresa con la valentía del que se enfrenta a lo desconocido con “Cojones”, un álbum, según se afirma en la nota de prensa, “emocionante, intenso, imprevisible y sinuoso”. Charlamos con él de ello.

A muchos nos parece evidente en este “Cojones “cierto cambio de estilo ¿tú estás de acuerdo o ves algún tipo de continuidad respecto a tus discos anteriores?

Sí que hay un cambio más que evidente aunque, más que ir de un estilo a otro, lo que he intentado es acercarme lo más posible a una ausencia de estilo, a un terreno en el que cueste identificar o etiquetar lo que suena. A pesar de eso, sí que veo continuidad, pues hay ciertas formas de hacer que son muy mías. También hay continuidad en el hecho de que es un disco hecho en primera instancia para que me guste a mí.

Estarás cansado de contestarlo pero el título llama mucho la atención ¿qué se esconde tras algo tan rotundo?

Se trata de un grito de avance, un recordatorio de que es mejor vivir con energía y alegría que dejarse arrastrar a lo oscuro. Además también es una forma de decir que cada vez me gusta menos lo sutil.

Has estado mucho tiempo alejado de la música ¿qué te ha llevado a volver?

El hecho de tener unas canciones que me excitan y un proyecto que realmente se merece ver la luz. Creo que las cosas me gustan más cuando permanezco callado hasta que tengo algo interesante que decir.

Después de ese tiempo alejado ¿no te daba algo de vértigo pensar que quizá tus seguidores ya no estuvieran ahí o que no entendieran lo novedoso de tu propuesta?

Me encantaría que mi música calara en más gente, pero nunca he hecho ningún disco pensando si le iba a gustar a alguien que no fuera yo. Por otro lado me gusta pensar que mis seguidores tienen el mismo espíritu aventurero como escuchantes que yo como músico.

Hablando con músicos cercanos a ti hace tiempo me decían que les había llegado a cansar cosas que antes les gustaban mucho y necesitaba algo nuevo ¿te ha pasado a ti lo mismo con el rock?

Estoy cansado de las etiquetas en general y de la música que se ciñe a un estilo. Los artistas que realmente nos gustan, los grandes de verdad, son gente que no sigue caminos transitados, sino que abre otros. Con esto no me estoy comparando con ellos, pero tengo claro que mi pretensión como músico no es hacer imitación (ni siquiera imitarme a mí mismo), sino algo propio, excitante y perdurable.

Recuerdo que hace años me decías que te parecía ridículo la gente que constantemente hablaba de rock y se llenaba la boca con el nombre, y luego no hacía eso en su música ¿me podrías argumentar por qué tu disco, si es que lo ves así, es un disco de rock?

Yo nunca he hecho bandera de nada, y menos del rock. No me gustaría que mi disco fuera un disco de rock, y tampoco que no lo fuera.

Me parece que ahora estás más cerca de un estilo del que antes te mantenías más al margen. Hablo de grupos como Mucho, McEnroe, Santos, Egon Soda….Son bandas más cercanas al Indie (y no lo digo en sentido peyorativo) ¿Qué te ha llevado a ello? ¿Quizá la incomprensión antes? ¿Una evolución personal? ¿Un cambio de gustos?

No pondría a ninguna de esas bandas que me dices la etiqueta de “indie” a nivel musical. Excepto Mucho -y en menor medida Santos- las bandas que nombras tienen una estética musical muy americana, en una onda cercana a lo que hacíamos Amigos Imaginarios, y creo que muy lejos de lo que hago ahora.

Ya que he sacado el nombre de los dos últimos, en las últimas entrevistas que les hice les hablé del término “rock ilustrado”, en el sentido de un rock con unas letras poco fáciles de entender a la primera, que no están al alcance de cualquiera de entrada. En Egon Soda estuvieron bastante de acuerdo y en Santos algo menos ¿tú te ves en esa liga?

(Risas) Yo no soy muy ilustrado, sigo dependiendo del corrector de Word para no cometer faltas de ortografía, y del diccionario y la wikipedia para entender lo que Ferrán (Egon Soda) y Andreu (Santos) escriben. En mis letras no hay palabras ni mensajes complicados.

Pues a mí me da que en este disco tu escritura es más críptica ¿veo que no lo ves así?

Es curioso, pero no tengo esa sensación en absoluto. Aunque mi escritura nunca ha sido complicada, creo que este es un disco menos enrevesado todavía, en el que no hay metáforas, aunque sí algún doble sentido.

¿Crees que el disco tiene algún tipo de hilo conductor en cuanto a sentimientos o estados de ánimo?

Creo que sí, creo que los sentimientos que están más presentes son el de celebración y el de lucha.

En cuanto a la música, has grabado el disco con una banda y sales a defenderlo con otra ¿cómo es eso?

A la hora de enfrentarme al disco tenía muy claro el perfil de cada uno de los músicos, quería que fueran libres, creativos y rápidos, y la primera opción para cada uno de los instrumentos fueron los que al final grabaron, por lo que me siento muy afortunado. El directo es otra cosa, requiere tiempo de preparación, una actitud de implicación en la banda casi corporativo y mucha cercanía a nivel personal. Si sumamos a eso el hecho de que también son unos músicos estratosféricos, me siento doblemente afortunado.

¿Qué aportan los músicos que te van a acompañar en directo a un disco como este?

Experiencia, seguridad, afán de investigación y mucha complicidad personal.

Ellos ya tenían experiencia tocando juntos, también habían tocado contigo puntualmente ¿ha hecho eso las cosas más fáciles?

A nivel personal, claramente sí. Musicalmente se nota mucho lo bien que se entienden Luque y David. De todas formas, aun conociéndonos todos mucho, el repertorio es tan especial que estamos investigando y descubriendo una manera en cierto modo distinta de hacer música, huyendo de lo acomodado, por lo que no sirve de mucho ninguna experiencia anterior, a pesar de la seguridad que te da el hecho de que son músicos muy seguros y de larga trayectoria.

¿Qué diferencias has encontrado respecto al trabajo con esta banda y el que hacíais con Amigos Imaginarios?

Imaginarios era una banda mucho más sutil y melódica, y esta es más rítmica y mucho más contundente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.