Entrevistamos a Staytons

En el logrado intento de crear su propia música, nació en 2017 de la villa de Villaviciosa (Asturias) un grupo formado de jóvenes apasionados: Staytons. Al grupo le da nombre la ciudad americana Stayton, en la que vive la familia del cantante del grupo, Juanvi Stoup.

Staytons son cinco: Luis Ángel Sánchez, Andrés “Pichi” Ribera, Íñigo “Noan” Samaniego, Alejandro “Venti” Sariego y Juanvi Stroup. A este último le hemos podido preguntar por el último proyecto que se traen entre manos, un disco verá la luz después del verano, pero del que irán desvelando singles poco a poco. El primero de ellos, “Fiesta de los ochenta”, ya cuenta casi con 30.000 visualizaciones en YouTube en un par de semanas.

“Staytons no es un grupo de versiones, sino un grupo para crear nuestras propias canciones, para crear nuestra propia música”

Antes de nada: ¿Cómo estáis viviendo toda esta situación? El hecho de no poder dar conciertos, las entrevistas online…

Bueno, mola poder estar en dos sitios a la vez. No está mal. Pero se echa de menos la presencialidad y el calor de los conciertos. Hemos estado todo el verano encerrados en nuestro local de ensayos, trabajando mucho. Ha sido provechoso, pero I don’t know, no pasamos un verano de conciertos y eso se echa mucho de menos.

¿Ha afectado la pandemia a vuestra inspiración de alguna manera?

Yo creo que ha afectado a todo el mundo. Aunque no lo sepamos o no lo queramos admitir, las cosas que vivimos acaban influyendo en las letras que escribimos o en cómo las escribimos. Noto un tono más melancólico en nuestras canciones. Son bailables todas, pero… Fiesta en los ochenta es un disco con un toque melancólico.

¿Habéis escrito vuestra canción “Fiesta de los ochenta” para recuperar esa festividad que no tenemos ahora?

Por supuesto. Ninguno de nosotros vivimos en los ochenta – espero que se note – y como no tenemos ninguna fiesta, podemos imaginárnosla como queramos.

 

Hablando de eso… no vamos a sacar el tema de que sois muy jóvenes, que es un tema recurrente en vuestras entrevistas. Más bien, os preguntaría si creéis que vuestro estilo es más característico de otra época o si os sentís un poco fuera de lugar.

Espero que no. Si que es verdad que llevamos un estilo un poco retro. Pero si escuchamos el pop de Dua Lipa, The Weekend… Hay mucho sintetizador. Hay mucho “ochenta” en eso. Para nuestra inspiración si que tomamos muchos discos de épocas pasadas, tampoco podemos escuchar el futuro. Pero no intentamos remitirnos a una época que no hemos vivido, ni replicarla. “Fiesta de los ochenta” se llama así de forma simbólica. No creemos que esté fuera del sonido de 2021, ni es nuestra intención.

Y vuestro disco, del que formará parte “Fiesta de los ochenta”, ¿va a seguir la misma dinámica, o nos sorprenderá de alguna manera?

Sorprender, sorprenderemos, eso seguro. Habrá más canciones como “Fiesta de los ochenta”, que es una especie de preludio y condensación de muchas de las cosas que estamos haciendo. Últimamente, hemos cambiado nuestra forma de hacer canciones, de grabar, utilizamos más programación… Todo esto será más difícil de llevar al directo. Fiesta de los ochenta es un disco que ya tiene otra forma y otra duración respecto a lo que hacíamos antes.

Y las canciones, ¿son en inglés o en español?

En ambos. El próximo single también será en español. Hemos notado que “curiosamente” en España gusta más el español. Además, llevamos años empapándonos de la música increíble que se hace aquí, y sería una necedad cerrarnos a eso. Nunca abandonaremos el inglés, que está implícito en la banda, en el nombre… pero intentaremos equilibrar la balanza. Además, cada idioma tiene sus particularidades, y hay que darse cuenta de eso. En español utilizamos un tono más irónico, más crítico de la realidad. Lo que contrasta muy bien con el inglés, que es más abstracto.

¿Qué aporta cada uno de vosotros al grupo?

A parte de nuestros respectivos instrumentos… es difícil saber qué hace cada uno, porque los hacemos todo y todos a la vez. Todos hacemos un poco de todo, y nos producimos unos a otros, musicalmente hablando. Somos colegas. Yo igual aporto más letras, aunque los títulos no suelen ser míos. Luis trabaja mucho la preproducción de las canciones, se ha vuelto un poco DJ. Noan trae mucho de este rollo español y muchas letras. De hecho, la letra del estribillo de “Fiesta de los ochenta” es suya. Andrés también añade muchas letras. Venti y yo preparamos bastante el esqueleto de las canciones, pero por practicidad, porque vivimos juntos. Si pudiéramos vivir todos juntos probablemente la composición sería cosa de todos.

 

Y ¿cómo surgió el grupo?

Villaviciosa es un lugar muy pequeño. Si tienes un amigo que toca la guitarra y quieres tocar con alguien, como suele ser la inquietud de todo al que le apasiona la música, no tienes tampoco mucho de dónde escoger. A parte, Venti y yo nos conocíamos mucho, y decidimos crear junto a otros colegas un proyecto para crear canciones, sin más. Staytons no es un grupo de versiones, sino un grupo para crear nuestras propias canciones, para crear nuestra propia música.

Habéis tenido más de 25.000 visualizaciones en “Fiesta de los ochenta” en una semana. Debe llevar mucho tiempo y esfuerzo lo que estáis consiguiendo. ¿Os resulta sencillo compaginar vuestros estudios con la música?

Tenemos la suerte de contar con una oficina que se ocupa de que podamos hacer música, promocionarla y que podamos seguir nuestras vidas. Tenemos nuestras clases por la mañana, los ensayos por la tarde… No lo llevamos mal. La música es algo que, aunque no tuviéramos un grupo, seguiríamos invirtiéndole todas las horas libres que tuviésemos. Así que ya que podemos… aprovechamos lo que tenemos.

¿Podéis contarnos alguna anécdota?

El último festival grande al que fuimos fue el DCode, en el verano de 2019. Era en Madrid, y terminábamos de tocar en otro festival, el Marcianito Fest, en Asturias. Tocamos por la noche en el Marcianito, dormimos un par de horas y recogimos todo para marchar de madrugada al siguiente festival. Ya en el backstage del DCode, estaba ahí la batería de Carolina Durante, salíamos después de La Casa Azul… y justo nos dimos cuenta de que no teníamos caja. Con las prisas, el batería del grupo de aquel entonces se había olvidado la caja de la batería, que es algo esencial. Nuestra oficina, con un par de llamadas consiguió una, en cosa de media hora. Debe ser que en Madrid se puede hacer eso, porque en Asturias hubiera sido imposible encontrar una caja en tan poco tiempo y unos minutos antes de salir. Pero bueno, si no le habríamos tenido que robar la caja a Carolina Durante o algo.

¿Podremos ver pronto a los Staytons en directo?

La fecha de la que podemos hablar es el primer capítulo del festival Boombastic, que será en Asturias, del 15 al 17 de julio. Allí nos podréis ver.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien