Especial: My Bloody Valentine en 10 canciones

La emblemática banda liderada por ese Brian Wilson de las cacofonías que es Kevin Shields, los míticos My Bloody Valentine, han fichado por la disquera Domino de tal forma que ahora ya está disponible su catálogo en streaming, y, por otro lado, se han reeditado sus canciones en formato deluxe tanto en vinilo y cedé. Así que es un lujo volver a escuchar las remasterizaciones de EP’s 1988-1991 And Rare Tracks, Isn’t Anything y loveless.

Una buena excusa para rendirse una vez más ante una música que se desliza por nuestros sentidos como unas alambicadas letanías de ruido expansivo. Sonidos reverberados que, si bien en un principio parecían un remedo del ruido blanco que hacían The Jesus & Mary Chain, ha terminado por alzarse como un monumento al rock de alto voltaje tanto emocional como físico (más de algún tímpano abran estallado en alguno de sus conciertos). Feedback to your heart.

Only Shallow

Así arrancaba el Loveless: un muro de feedback que trepanaba tu cerebro. Una melodía que bien podría estar en el Pet Sounds, pero que Kevin Shields la ideó como ese runrún continuo que martiriza a los amantes sin brújula. El rostro prerrafaelista de Bilinda Butcher se acerca al micro y ya podemos esperar el fin de todo.

 

You Make Me Realise

Editada como sencillo en 1988 por Creation, este tema de My Bloody Valentine enamoró a Peter Kember cuando este los vio en directo teloneando a Pixies por Europa. La maquinaria aún estaba por delimitar su peculiar estética, pero aquí el sonido es apisonador. Entre Phil Spector, Sonic Youth, The Stooges y Dinosaur Jr, aquí solo hay esas ganas irrefrenables por atrapar al vuelo el instante de calma y devolverlo inquietud postadolescente. Los mimbres del shoegaze.

 

Feed Me With Your Kiss

Esta barbaridad es pura adrenalina. Una andanada insalubre de guitarras, voces esquizoides, y el redoble de un batería a punto de pedir de morir por asfixia. Una de las grandes joyas contenidas en Isn’t Anything que es un retablo de abstracción romántica y sangre a borbotones.

 

Soon

Si “only shallow” abría el totémico loveless, esta juguetona “soon” ponía el epílogo perfecto. Aquí hallamos una sinfonía de aplastante belleza, con las guitarras abriendo brazos de lava, y las voces de Shields y Butcher doblándose en una espiral altamente tóxica. Como escribiría un día Sean O’Hogan, los MBV fueron al shoegaze lo que Led Zeppelin al rock. Amén.

 

Nothing is

El regreso de la banda con mbv tenía suficientes llamadas a la acción. Esta canción es como el ruido del traqueteo de un tren, es como repetir el patrón de un ritmo cuyos significados están todavía por descifrar, como la banda sonora de un juego macabro de niños, como esculpir un gran monumento a la nada sin inmutarse. Una (meta)canción que serviría de base para las canciones de toda la horda de imitadores descafeinados que campan a sus anchas.

 

Luis Moner

when you sleep

“when you sleep” es, seguramente, la canción más popular del combo irlandés, y también aquella que lucía como bandera del mítico ‘loveless’ (1991) con el que My Bloody Valentine se reservaron definitivamente un hueco en la historia de la música. Un imparable torrente sonoro que es parte indispensable de los noventa, en realidad tan radiable y pegadizo como intenso y eléctrico, concretado en una pieza que a día de hoy continúa agitando estómagos.

 

 

she found now

Veintidós años tardó en llegar ‘m b v’ (2013), el tercer y hasta la fecha último disco de Kevin Shields y compañía. La espera fue recompensada con un disco notable y que, como principal logro, conseguía mantener intacta la leyenda de la formación. Nueve canciones que cundían exponencialmente, entre las que se encontraba este “she found now” de cadencia dream-pop inaugurando tan esperado regreso. Los reyes del shoegaze reclamaban así la devolución de su trono, y esta insinuante pieza extendida con paciencia lo largo de cinco maravillosos minutos era toda una declaración de intenciones.

 

 

off your face

Además de sus tres discos de estudio, My Bloody Valentine también cuentan en su haber con varios EP’s y singles que completan su discografía y esconden no pocas gemas para añadir sin tapujos a lo más destacado del catálogo. Entre ellas se encuentra esta exquisita “off your face”, pieza sensual e irresistible en la voz de Bilinda Jayne Butcher que apareció originalmente formando parte de ‘Glider EP’ (1990) y que, posteriormente, fue recuperada junto a otras compañeras de rango en el más que recomendable ‘EPs 1988-1991’ (2012).

 

 

Soft As Snow (But Warm Inside)

Un ritmo de batería casi militar da paso a los poco más de dos minutos de “Soft As Snow (But Warm Inside)”, tema que inmediatamente después muta en certera pieza de enrevesada alma pop y ecos a los Pixies. La canción era otra de las destacadas –de hecho, fue la seleccionada para abrir la referencia– incluidas en ese debut incontestable titulado ‘Isn’t Anything’ (1988), lanzado a través de Creation Records gracias al por entonces infalible olfato de un tal Alan McGee.

 

 

Cupid Come

Asociar el nombre de My Bloody Valentine con marcadas distorsiones es poco menos que un reflejo inevitable, motivado por el generoso protagonismo que el grupo ha dado siempre al uso de los pedales. Sin embargo, Shields y compañía tampoco se han permitido nunca sacrificar esa línea melódica que sobrevive entre la bruma y ejerce como hilo conductor en la propia composición. En “Cupid Come” conviven ambos mundos, con un ruidismo no exento de sensibilidad presentándose en meritorio equilibrio. Al menos, antes de que la euforia final aparezca y lo engulla todo al final del tema.

 

 

Raúl Julián

Un comentario en «Especial: My Bloody Valentine en 10 canciones»

Responder a Edu Cornejo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien