Fangoria – Extrapolaciones y dos Preguntas 1989-2000 (Warner)

Una de las primeras conclusiones que sacamos al leer Funes el memorioso de Jorge Luis Borges es que no sabemos si es un relato sobre la memoria o el insomnio. Aunque en realidad es sobre ambas cosas, pero haciendo un matiz importante, a partir de una serie de referencias temporales fallidas, sobre la construcción y transmisión de conocimiento entre fines del siglo XIX y principios del XX. Y no, no están errados en la crítica; no, esto versará sobre el nuevo disco de Fangoria, lo que sucede es que, al igual que Funes, la pareja artística a veces dice una cosa pero quieren decir otra. Y me refiero a lo que suponen los mensajes de sus canciones y lo que en realidad piensan. Y aunque ya viniesen de otras formaciones ambos, Canut y Olvido, es con este conjunto con quiénes cumplen la treintena en lo referente a musical –y tal como está el panorama es para celebrarlo y mucho- uno puede permitirse hasta esas licencias.

Y si la lectura de Funes (Sí, hoy me he levantado así) es, grosso modo, una reflexión sobre la actitud del hombre frente al mundo, Dios y el universo, los Fangoria han ido modulando sus letras y sonido electrónico al compás de ese mundo suyo donde con su Universo y su Dios, con un inmenso altar kitsch cuyos exvotos son monedas, salir en las revistas y, a veces, intentar sentar cátedra y salir trasquilados.

La perorata viene porque esta semana presentan Extrapolaciones y dos preguntas 1989-2000. Las dos preguntas del título son, claro está, las inéditas que el mismo contiene. Bueno, en realidad son tres las preguntas porque se incluye el “¿Qué sería de mi sin ti?”, una versión que ha hiciera en su día lo de su marido y que hasta meten guiño a la parte orquestal del “¿Cómo pudiste hacerme esto a mí?” , mira, otra pregunta sin comerlo ni beberlo. El otro día hablaba con unos amigos de la cantidad de discos que han llegado en esta nueva hornada de versiones en menos de un mes Weezer, Birkins, Lemonheads, y Mercury Rev entre otros. Y claro, el suelo patrio no podía quedarse atrás. El álbum va bien del frufrú fangoriero, a veces excedido en electrónica y caja de ritmos. Pero, claro, hablamos de un conjunto muy dado a ser poco moderados tanto en declaraciones como en filosofía empresarial.

Se abre con “Historias de amor“, tema de OBK, que en los 90 gustaba mucho si te ponías chaquetita corta, camiseta blanca y pantalón vaquero; los tecnos que se llamaban. Continúa con Dame Estrellas o limones, una bella canción de los donostiarras Family que versa cierta añada y guiño tan petshopboysniana que hay un momento en que parece van a soltar eso de “Go West!, This is what we’re gonna do, Go West”, aunque Alaska tira tan para abajo la voz que parece que la canta eructando (chiste made in Chanantes). Siendo ellos tan amantes del eurodance lo muestran en su que ni al pelo “Llorando por ti” de Ku Minerva. Parade viene de la “Nueva Ola Murciana” que, junto con Marcelo Criminal, pues no solo de Bárbara Rey y aquellas galas imposibles vive la promoción de la huerta murciana, adaptando a los modos y formas fangorios el track “Metaluna”, con menos eclecticismo que la original y mucho de sinter y theremin. “La banda sonora de una parte de mi vida”, ya la cantó Fangoria con Miki Puig allá por 2008, pero con un nuevo lavado de cara dejando a un lado lo funk para anteponer un reaggeton de bajo alcance. También ha lugar Corcobado y sus “Coches de choque que”, al igual que la original, no me dice mucho. Especial atención merece el “Voilá” de Alpino, tema que salvo en lo indie, está claro que lo saben exprimir para llevarlo a un terreno más trance donde se encuentran la mar de cómodos. Claro que siendo ellos, y aunque a veces renieguen de la era, tiran del ochentismo ilustrado y rollo glam con “Gritando amor” de McNamara, otro tema que han versionado alguna que otra vez en directo. Especial interés tenía en escuchar la versión del “Santos que yo te pinte” de Los Planetas, esa desgarradora canción de desamor con guiño-guiño al mundo de las drogas, pero que en esta ocasión pierde toda la fuerza guitarrera y se torna en un medio tempo rememorando a grupos noventeros petardetes como Viceversa, Ray y hasta Niños del Brasil. Debo reconocer que tenía ganas de hincarle el diente a “Tormenta en la mañana de la vida” porque cualquier guiño que se haga a La Buena Vida me merece respeto y no poco, pero claro; superar la voz de Irantzu Valencia es harto difícil –o cuasi imposible,-y ni qué decir del sonido embriagador del otro grupo homenajeado del donosti sound en este disco. También tiene el dos temas inéditos, “¿De qué me culpas?”, segunda parte musical del “Espectacular” con la producción de Guille Milkyway tan en su onda, que podría meterle el sampler de “Well, are you ready to go?”, y no desentonar.

Escuchado entero cierto que le falta pegada, pues la repetición de la fórmula puente-puente y pseudo subidón marca de la casa ya está muy trillada. Un disco de transición para celebrar 30 años en la música y como tal se debe tomar. En directo seguro que darán rato de baile pues tiene ese toque actual, tan 2019, que podría usarse de cabo a rabo para amenizar una fiesta nocherniega con gogos; eso sí, con cierta parada y fonda en la barra para repostar, porque no estamos ya para tanto chunda-chunda. Así que, Fangoria, felices treinta años desde MZK. Y que cumpláis muchos más.

Escucha Fangoria – Extrapolaciones y dos Preguntas 1989-2000

 

10 comentarios sobre “Fangoria – Extrapolaciones y dos Preguntas 1989-2000 (Warner)

  • el 18 Febrero, 2019 a las 8:36 am
    Permalink

    Este disco mancha la discografía de Fangoria. Es malo, malo

    Respuesta
  • el 18 Febrero, 2019 a las 8:36 am
    Permalink

    Llevan 15 años sacando el mismo disco (malo)

    Respuesta
  • el 18 Febrero, 2019 a las 9:27 am
    Permalink

    Después del disco de Muse, que me pareció un insulto a la música, después de este de Fangoria, no tengo) encuentro adjetivos.
    Solo hay dos cosas q me gusta del álbum, la portada y el tema Tormenta en la mañana…a excepción de los coros. Me parece desastroso.

    Respuesta
  • el 18 Febrero, 2019 a las 10:57 am
    Permalink

    la de los planetas no les ha quedado del todo mal

    Respuesta
    • el 19 Febrero, 2019 a las 8:17 am
      Permalink

      Suerte q tienen algunxs. Otros dejaron de escuchar cuando empezaron a hacer cosas chungas los dos grupos.
      En el caso de Fangoria a partir de Absolutamente (salvo excepciones) y de Muse con Drones.
      Horrendos discos.
      Saludos

  • el 20 Febrero, 2019 a las 12:45 am
    Permalink

    Eso es muy cierto..para mi lleva 4 discos horriles..pero aun asi.me gusta y la sigo..aun que yo creo..es por ella..ella es fabulosa..y ls amooo

    Respuesta
    • el 20 Febrero, 2019 a las 1:14 pm
      Permalink

      Salvo los eps amarillo y negro, 2 o 3 temas de Absolutamente y una o dos de Robots. Lo demás es horroroso en los últimos 13 años. Ya que para mí, repito como antes, El Extraño Viaje es el último buen disco. Y 13 años sin verlos en concierto, porque no sólo han cambiado de estilo musical.

  • el 9 Marzo, 2019 a las 10:21 am
    Permalink

    Pues a mi me ha gustado el disco, hay canciones que más y otras que no tanto, pero no estoy de acuerdo con tus criticas en fin…
    Creo que la gente critica muy a la ligera las cosas pero no sabe el trabajo que hay detrás ya sea de producir un disco o cualquier otro trabajo.

    Respuesta

Responder a Paloma Sanz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.