Festival exPOP-1 – Anfiteatro Ranillas (Zaragoza)

A la buena noticia que supone la recuperación del Anfiteatro de Ranillas como escenario activo de la ciudad, así como la apuesta del Ayuntamiento de Zaragoza por los diversos eventos celebrados en periodo estival bajo el denominativo común de Festivales del Ebro, se une ahora el nacimiento de un nuevo festival denominado exPOP, emergiendo con la intención de permanecer y consolidarse en años venideros. Dos ciudades con tradicional efervescencia musical como Granada y la propia Zaragoza se repartieron la totalidad del cartel conformado para esta primera edición.

Los granadinos Napoleón Solo inauguraron el escenario y tuvieron que lidiar con el escaso público que a las nueve de la noche había accedido al recinto. Ante pocas decenas de personas la banda encabezada por Alonso Díaz fue claramente de menos a más, soltándose al tiempo de enlazar canciones incluidas en su debut Napoleón Solo En La Opera (2010). Reservando para el final el trío compuesto por “Tiene Que Acabar” y el acertado petardeo con falsetes incluidos de “Lolaila Carmona” y “Explota”, certificaron una provechosa actuación.

Con apenas media docena de conciertos a sus espaldas se presentaban Limnopolar, recientes ganadores del consolidado concurso local Muévete. Seguros de sí mismos, armados con tres guitarras y sin escatimar en volumen, el quinteto volvió a dejar buenas sensaciones, evidenciando potencial en comparación al escaso bagaje con el que aún cuentan en su haber. Historias inundadas de distorsión (apúntense “Lago#1”) y una enérgica puesta en escena les han llevado a confirmar su presencia en algún festival veraniego fuera de Aragón, con apenas una maqueta registrada como presentación.

Los que han ofrecido bastantes más actuaciones son los también zaragozanos Mister Hyde, después de haber ejercido como banda invitada de The Raveonettes, Lori Meyers o Second. La formación recupera el legado de bandas locales como Héroes del Silencio o Distrito 14, a los que versionan con “Días de Gloria”. Liderados por Álex Elías aprovecharon para estrenar una nueva canción, “Todo Lo Que Tú Me Has Enseñado”, junto a los temas de su EP Fantasmas (2009). La banda se mostró agresiva y en ocasiones incluso excesiva, como durante la apropiación de parte del “Love Will Tear Us Apart” de Joy Division.

El principal atractivo del festival recaía en la presencia de los siempre impredecibles Los Planetas, que regresaban a la ciudad tras liderar el cartel de la pasada edición del FIZ, en esta ocasión (y en teoría) para presentar el controvertido Una Opera Egipcia (2010).

Los andaluces venían con la vitola de encontrase en buena forma sobre los escenarios y, tras inaugurar su actuación con la instrumental “La Llave de Oro”, certificaban estar efectivamente alejados de su peor época sobre las tablas, a pesar de la siempre obtusa voz de J. “Romance De Juan Osuna”, una reconstruida “Rey Sombra”, “Ya No Me Asomo A La Reja” o antiguos éxitos como “Cumpleaños Total” y “Segundo Premio”, con la sorpresiva y anecdótica aparición de Guille Mostaza de Ellos, satisfacían a un público ganado de antemano.

A pesar del habitual pasotismo del cantante, todo parecía funcionar según lo previsto hasta que tras “El Artista Madridista”, éste pidió disculpas “por la mierda que estamos haciendo” (sic). Tras apenas tres cuartos de hora de concierto, el insatisfecho cantante decide que “no merece la pena seguir” (sic), abandonando el escenario cuando el resto de la banda ya acometía el comienzo del siguiente tema.

El público permaneció inmóvil y expectante tras el abandono, entre el asombro y la impotencia, reaccionando con tímidos silbidos hasta que tras veinte minutos de desconcierto la banda decidió regresar entre mayoría de incondicionales aplausos. Una afluencia sensiblemente más escasa de la esperada, la interpretación de la banda o quizá su propia voz, atormentaron al músico que confesó sentirse deprimido por la situación. Por mí parte puedo asegurar que a lo largo de quince años he sufrido conciertos de Los Planetas infinitamente peores que el que la pasada noche ofertaban los granadinos antes del parón. Tras solicitar el perdón de los presentes, la actuación fue definitivamente retomada con la voz de J sonando curiosamente entonada en las interpretaciones de “Un Buen Día” y unas correctas “Alegrías del Incendio”, “Pesadilla en el Parque de Atracciones” y “Señora de las Alturas” completando el destartalado concierto.

Desde su posición privilegiada en el olimpo indie, Los Planetas siguen haciendo honor a su enrevesada leyenda, capaces de lo mejor y lo peor cada vez que pisan un escenario, acrecentando fanatismos y fobias a partes iguales. Justo lo que sucedió en la accidentada primera edición de un Festival exPOP al que deseamos más suerte en futuras celebraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.