Festival Ik5 – Divino Aqualung (Madrid)

La sala Divino Aqualung acogió este festival, que por quinto año consecutivo organiza la revista El Duende, mezcla de música, teatro, humor y arte. Había tres espacios diferenciados: la sala de conciertos, en la que además tuvo lugar un número de danza vanguardista contemporánea a cargo de la compañía. de danza Corps, un salón para las actuaciones del mimo Joaquín Baldín y los monólogos brutales de los cómicos del canal Paramount Comedy, y galería con fotos, murales… con muy buena entrada a pesar de coincidir en el día con la fiesta de presentación del Festival de Benicàssim.

Los primeros en tocar fueron los madrileños Jet Lag. En el escaso tiempo que duró su concierto, algo más de media hora, derrocharon en todas sus canciones energía y una entrega que todavía le faltaba al público, incluso pidieron a la gente que se acercara a ellos. Cuando la sala ya estaba casi llena y todos creíamos que la siguiente actuación era la de The James Taylor Quartet, salieron al escenario Teenage Fanclub.

Teenage Fanclub jamás serán unas superestrellas, dudo que ellos mismos quieran serlo, son la viva imagen de un grupo de colegas. Presentaban su disco de grande éxitos 4766 Seconds – A Short Cut To Teenage Fanclub. La gente aplaudía, cantaba y saltaba en cada una de sus canciones, y ellos entre trago y trago de cerveza daban las gracias. Guitarras abrasivas y melodías a la perfección fueron la base de este concierto que inundó de pop por momentos a todo el mundo, haciéndote botar y mover los pies al ritmo de la música aunque no quisieras hacerlo. El ambiente que se respiraba a pie de escenario era sofocante (nuestro fotógrafo puede dar buena cuenta de ello). Lo único malo, como en casi todos los festivales, fue el poco tiempo de actuación, y apenas un bis tras el cual abandonaron el escenario pidiendo perdón por no poder tocar durante más tiempo.

Durante el descanso tuvo lugar el espectacular número de danza de la Compañía Corps en la sala de conciertos, y los monólogos y el mimo de Joaquín Balblbín con su personaje “Sr. Plop” en el salón de la parte de arriba.

Con el acid jazz de The James Taylor Quartet llegó el fiestón de este Festival. Esta veterana banda supo como poner en marcha a un público que había estado botando durante el concierto de Teenage Fanclub. Toda la gente bailando, dando palmas y un escenario abarrotado de gente en el que no se podía ver ni a la banda.

Despues, más monólogos delirantes y la Compañía Sexpeare, presentado Born to be Guay, basada en su gran éxito Qué pelo más guay, para partirse de risa y acabar con agujetas en la tripa además de las de las piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.