Final Proyecto Demo – Joy Eslava (Madrid)

Utilizando recursos similares a los empleados por sus vecinos Standard hace dos ediciones, los getxotarras Olimpic se han hecho acreedores de un hueco en la próxima edición del Festival de Benicàssim, alzándose con la final del Proyecto Demo 2007 celebrada en la discoteca reconvertida en sala de conciertos Joy Eslava de Madrid.

Comenzaron Los Suizos, una banda liderada por el polifacético Nacho Deuteronista, todo un clásico del Proyecto Demo, en el que este año participaba como semifinalista con dos bandas más, Los Deuteronistas y La Orquesta de la Primera Luz del Día. Los gallegos afincados en Madrid eran a priori los que más tenían que ofrecer. Sin embargo, lastrados quizás por los nervios, no consiguieron centrar su actuación y desaprovecharon la potencia de temas como “¡Elvis vive!” o “Un día furioso”.

A continuación Olimpic salieron a demostrar que en el post-punk bailable aún no está todo inventado. Emulando las mejores propuestas de un estilo peligrosamente sobreexplotado (Franz Ferdinand, Arctic Monkeys… añadan ustedes los nombres que quieran), y con una voz tan afilada como la de Robert Smith, los de Getxo, pletóricos de fuerza, fueron convenciendo a público y jurado a base de hits bailables ejecutados de forma incontestable. Si hubieran nacido en Sheffield, a buen seguro ya estarían en la lista de algún ojeador del NME. No creo que lo echen de menos: ya tienen sitio en la XIII edición del FIB.

Aeropuerto se distanciaron muy pronto del estilo de sus predecerores. Inspirado en referencias como My Bloody Valentine o The Jesus and Mary Chain, el sonido de los catalanes osciló entre etéreo e intimista sin poder evitar transmitir cierta sensación de frialdad. A pesar de ello tuvieron tiempo de mostrar un innegable talento para envolver melodías y arreglos en una atmósfera de lisérgica irrealidad.

Por último los alemanes Ms. John Soda, densidad electrónica y melodía pop, ejercieron de grupo invitado. Después de un debut vacilante muy cercano a la indietronica de Lali Puna, el dúo alemán ha ido adquiriendo voltaje y guitarras sin renunciar a la delicadeza ni a la elegancia. En la final del Proyecto Demo, repasaron su último trabajo, Notes and the Like, aprovecharon para estrenar ante un público grátamente sorprendido algún tema nuevo, y cerraron la noche con una magnífica “No. One”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.