Garlic – Jam Sabbatical (Bella Union/Sinnamon Records)

La primera vez que escuchas a Garlic, la impresión que se tiene es que son una banda americana, con la tradición folk y country tan interiorizada que hay que bucear entre sus melodías pop y sus acordes para encontrar sus principales influencias (entre ellas dicen que se encuentran Pavement, Wilco o The Flaming Lips, entre otros). Pero lo cierto es que la banda liderada por Mike Wyzgowski no es sino un mundo aparte dentro del panorama inglés, un oasis de calidad entre hypes de un día, donde empezaron a hacerse un nombre con su primer disco, The Murky World of Seats (Propylactic Records, 01) gracias a unos “padrinos” de lujo, New Order.

Jam Sabbatical es el segundo álbum de su carrera, el primero editado por Sinnamon Records, uno de estos discos de los que quizás no esperas mucho, pero que te sorprenden muy gratamente. Y sorprende por la sencillez y la belleza de sus melodías, por el cuidado en los arreglos, y sobre todo por la intención de conseguir un sonido propio elegante y muy digerible, sin renunciar a la tradición anterior, pero intentando ir un poco más allá.

El temazo que abre el álbum, “A Weird Wood Soul”, una canción construida sobre una guitarra acústica y la voz de Wyzgowsky es la mejor muestra de lo que esta banda puede llegar a hacer. Los diez temas del álbum están llenos de encanto y calidez. Incluso el tracklist está pensado para ir enganchado poco a poco, para ir saboreando desde los temas más enérgicos y guitarreros (“Katheleen & Marie”, “One thing or the other”), a los más acústicos (“Forgotten”) y a los que propiamente se le puede considerar country (“100 miles”). Así consiguen un disco redondo, ameno y en absoluto repetitivo. Las letras son sin duda otro de sus puntos fuertes de Garlic. Resultan muy directas y cotidianas. Canciones sobre el día a día, la familia, el amor… pero con un punto de mordacidad e ironía que las hacen muy interesante.

Sin duda, es un placer escuchar discos tan acogedores y cuidados como este. Habrá que esperar a ver como afrontan el tercero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.