Glastonbury: Primera Etapa de un verano festivalero

INTRO

En el condado de Somerset al Oeste de Londres y al Sur de Bristol se encuentra la localidad de Glastonbury, donde se celebra uno de los festivales más populares del Reino Unido, aunque éste se lleve a cabo en la localidad cercana de Pilton, concretamente en Worthy farm, desarrollándose los días 28, 29 y 30 de Junio.

Nuestro viaje se ha hecho largo pues en dos días atravesamos España, Francia, el Canal de La Mancha e Inglaterra de Este a Oeste para llegar finalmente a nuestro destino en tiempo y hora, un festival de música que gracias a su cartel plagado de bandas sugerentes congrega a unas 100.000 personas en torno a un sin fin de escenarios y atracciones, aunque los que a nosotros nos interesan son concretamente The Pyramid Stage (PS), The Other Stage (OS), New Bands Stage (NBS) y Acoustic Stage (AS).

Siendo esta mi primera colaboración, en lo que espero sea un encuentro cuasi semanal a lo largo de todo el verano, y teniendo en cuenta que aún tenemos por delante otros tres festivales de gran importancia, T´ in the Park, Truck Festival y Reading Festival, intentaré ser lo más positivo que se pueda, intentando obviar aquellos detalles de deficiente organización que no por no comentarlos sí que han existido, para quedarnos con lo enteramente agradable, esto es en las bandas que nos han gustado, en la MÚSICA con mayúsculas.

Por otra parte, quiero dejar claro un par de aspectos, primero, mis opiniones son enteramente subjetivas, así pues, habrá personas acorde con mis gustos musicales y otras que no. Esto es un ejercicio libre de lectura, por tanto, solo es una opinión irrelevante de una persona igualmente inexistente, supongo que cada uno irá tomando nota, leyendo mis comentarios o sugerencias, por lo que aquellos que sintonicen o se sientan cercanos a mis criterios musicales, que no críticas, pues bienvenidas sean.

En segundo lugar, es a estas personas a las que me dirijo. Dado que hoy en día corren tiempos difíciles para escuchar este tipo de música y para ir descubriendo este tipo de bandas, me gustaría mostrar una parte de este mundo, no el llamado “alternativo”, últimamente tan manipulado y envilecido, sino el de la creatividad y el arte, el de la música rock, pop o como quiera llamarse, que a mi eso me da igual. Espero que a alguien pueda servirle, del mismo modo que en alguna medida pueda ayudar a salir del anonimato a estas bandas que no por desconocidas dejan de ser auténticos polvorines de imaginación, buen gusto y talento.

Dicho esto pasamos al relato de los conciertos de cada uno de los días:

VIERNES 28 JUNIO

El primer concierto que no puedo ver es el de IKARA COLT, grupo sensacional, que por problemas de adaptación al medio, llámese orientación-ubicación, falta de profesionalidad en la compañia expendedora de los tickets o por un cambio a última hora, ya que estaban previstos para el Domingo, tan sólo les escucho a lo lejos y el saludo final “Thanks”. Una lástima aunque ya tendremos oportunidad de poder hablar de ellos, ya que los veremos en Reading cerrando el Carling Stage el sábado 24 de Agosto.

Otro grupo que se cae del cartel es The Bettina Motive, que venían siendo anunciados para el New Bands Stage (NBS) pero que finalmente no tocan. Intentamos reconocer el terreno y pasamos por The Pyramid Stage (PS) y lo que vemos, Alabama 3, no nos gusta nada, podríamos definirlo como country-rap, así que decidimos volver al NBS donde están tocando Fiction Plane, o lo que es lo mismo los chicos de Operación Triunfo jugando a estrellas de rock, no merece la pena escribir más sobre ellos.

Continuamos en el NBS para ver a British Sea Power, y en este grupo sí nos vamos a detener, son un cuarteto que a pesar de no descubrir nada, sí actualizan los sonidos de los 80´s con una fantástica puesta al día. Oscuras canciones con buenas melodías y no menos buenas guitarras. Demuestran madurez y buen hacer, alternan los momentos espasmódicos con otros de una calma contenida, creando una atmósfera tensa y embriagadora.

Voy a ver a una banda otrora grande, digo bien, en el pasado, son Idlewild que tocan en The Other Stage (OS). El cuarteto de Edimburgo ha perdido el carácter wild que les representaba para pasar a ser unos Idlesoft. Y eso que el guitarrista de Desalvo les acompaña. El sonido es malo porque corre muchísimo aire y este escenario es al idem libre. Hope is important o 100 broken windows, sus anteriores ediciones, no merecen este trato. Sus nuevos Sgs. son propios de haber hecho un pacto con el diablo, quieren ser grandes y lo serán. Cuando no aguanto más y me marcho es con “American English”, Idlewild han dejado de interesarme, recordaremos lo anterior con nostalgia.

Me acerco al Acoustic Stage (AS) pues tocaba Adam Snyder, cantautor que había colaborado con Mercury Rev en Desert´s songs, pero la propuesta es de un country bastante clásico que no me gusta nada. Además, en ese momento en el PS estaban tocando Doves. Estos presentan una formación de sexteto y el concierto es magnífico, aunque es fácilmente vaticinable dado el nuevo trabajo que han presentado, The last broadcast, un disco magnífico, pop del bueno, con muchísima clase y gran cantidad de matices que, lejos de recargar las canciones, las encumbran. Eso sí, notoriamente deteriorado por el persistente viento que se lleva la música a otros confines que no son nuestros pabellones auditivos precisamente. Las canciones me las figuro, pero es que son tan buenas que en fin me dejo llevar (en este festival he aprendido a dejarme llevar). La calidad del sonido no parece importarle mucho a la organización, pero es normal porque a la gente también les da igual. Posiblemente más de 20.000 personas estaban presenciando este concierto y a nadie se le ocurrió protestar por esto. Ellos van a otra cosa.

Vuelvo al AS para presenciar uno de los conciertos del Glastonbury. Se trata nada más y nada menos que de David Kitt. Impresionante, fabuloso, grandioso, flipante una vez más. ¡Qué artista! Esta vez acompañado de otros tres componentes. El irlandés ofreció un concierto para paladares exquisitos. Sus canciones tienen una base rítmica tremenda que superpuesta a las inmensas canciones que es capaz de componer, tenemos una joya impagable. Además, se permitió el lujo de entrar en terrenos de ruido y distorsión que no hubiéramos supuesto. Fue el concierto que me permitió reecontrarme ( me estaba preguntando qué estaba yo haciendo allí).

Volvemos a la tierra, me paso por el OS y están Queen of the Stone Age, parece ser que acompañados por Dave Grohl, es un espectáculo que no puedo soportar, más rock añejo y trasnochado, con riffs de guitarras clasicorros y estructuras reiterativas y archisabidas. Esto es lo que se lleva ahora. La televisión alternativa tiene mucho que ver en esto.

Aguanto unos minutos y me voy a dar una vuelta para volver al mismo escenario, esta vez para ver a Mercury Rev. Esto ya es otra cosa. Se les han puesto miles de calificativos respecto a su música y no voy a ser yo quien les descubra, sino todo lo contrario, me descubro ante ellos. Tocan todo su último álbum All is dream y vuelven a ser geniales, angelicales, orquestales y sinfónicos, qué más da, su música me llena y me transporta hacia terrenos celestiales. Son toda una garantía. Afortunadamente, el aire sobre las 8 de la tarde decaía.

Seguimos en el OS porque tras Mercury Rev tocaban Spiritualized, grupo que nunca me han convencido en grabación pero que ya les vi un año en Reading y dieron un concierto cuando menos sorprendente. Eso esperaba esta vez, pero acabó siendo la psicodelia-brit-pop que gastan grupos como Oasis o The Verve, mucho ruido e intentan hacer algún final a lo Mogwai pero se quedan a años luz. Otra vez será.

Terminan y voy a ver a Coldplay al PS. Cierran ese día y por supuesto es una banda que ya ha pasado a la historia del pop británico lo cual es decir mucho. Algunos pueden pensar que somos unos snobs porque siempre parece que los grupos que nos interesan son aquellos que no venden una escoba, que en cuanto llegan a la fama parece que nos dedicamos a destrozarlos, tipo Idlewild. Pues bien para todos esos tengo que decir que Coldplay siguen siendo una banda de cinco estrellas. El concierto fue monumental y eso que tienen solo un larga duración, Parachutes. Tocaron todas sus canciones pero de qué manera. Cómo es posible que hayan vendido tal barbaridad de discos, nada de sonido adocenado y subyugado al vil metal. Contundencia, rabia, amargura, emoción, melodía, ruido, trallazos de guitarra y de piano de quitar el hipo. Miraba a mi alrededor y eran los mismos que habían estado viendo a Nelly Furtado. Increíble.

SÁBADO 29

Comencé el día de turista tirando fotos, pues los conciertos interesantes no comenzaban hasta mediodía, aún así me pase para ver a Dreadzone, Dog, Valentine, The Shinning o Parkinsons, todos ellos van sobrados con la sola mención de sus nombres.

Tenía interés en ver a The Coral pues sé de buena tinta que poseían un single esperanzador, pero se quedó en eso. Tocaron en el OS. Un poquito de Ska, otro de revival de los 70´s, algunos reflejos pop y a otra cosa mariposa que fue lo que hice.

Me voy al NBS para ver a The Leaves, pero tampoco dan la talla. Comienzan bien pues tienen un toque raro a lo Coldplay que me incita a pedir más. Se transforman en un grupo pop de guitarras. Y cuando se les acaban las ideas pasan al manido brit-pop psicodélico que ya aburre por lo socorrido y recurrente. Tienen un pase.

Minuteman son los siguientes en el NBS. Son un cuarteto liderado por Matt Jones excomponente de Ultrasound, sobre este grupo yo entendía que supeditaba las canciones al virtuosimo y gorgorismo vocal de su cantante Tiny y por ello no me agradaba. Pues hay que escuchar cómo canta el señor Jones, es fantástico. Realizan un pop de guitarras contundente aunque no se aleja de los márgenes estipulados. Un poco más de riesgo les haría una banda grande. Aún así, se dejan ver muy tranquilamente. Estas son el tipo de canciones que me gustaban de Ultrasound, aunque les sobra el toque épico que les dan. (Esto es para gustos)

Esta tarde tenía que hacer horas extras entre el OS y el NBS, así que rápidamente fui al OS para ver a The Electric Soft Parade, grupo procedente de la localidad de Brighton y aunque se acercan al pop le otorgan a sus canciones una energía que las aúpan y confieren personalidad. Algún devaneo con los riffs rockeros que tanto se llevan y por lo demás nada que objetar. Eso sí, hacía un viento que impedía la escucha con un mínimo de calidad. Lo que sí me sorprende es que esta banda esté en todos los festivales, no lo entiendo, ¿se han puesto de acuerdo todos para presentar las mismas bandas?, ¿van todas en un pack?, sigo sin entenderlo.

Vuelvo al NBS para ver a Simian, que presentan formacion de cuarteto. Combinan mucho los teclados con las guitarras pero realizado sabiamente. Con los ritmos son unos genios, recordandome a una banda llamada Home por lo experimentales que llegan a ser por momentos. Pop hecho de otra forma sin dejar de lado la eclosion sonora. Muy buen concierto, corroboran lo ya apuntado en su LP Chemistry is what we are.

De nuevo en el OS para ver a Rival Schools. Cuarteto tambien. Encuadrados en eso que se ha dado en llamar emo-core. Tienen menos aceptación que los Electric Soft Parade. Veo unos 20 minutos pero son suficientes para corroborar la pedazo de banda que es. Los voy a volver a ver seguro en alguno de los siguientes festivales. Ademas el viento no me permitía estar tranquilo. Si en el disco las canciones son excelentes, en directo ademas estan llenas de vigor. No me defraudan en absoluto, quiero más. Volvereis a tener noticias suyas seguro.

Alfie eran los siguientes en el NBS. El grupo de Manchester no se desmadra casi nunca, su propuesta es tranquila, crean atmósferas con ritmos lentos y reiterativos propios de su ciudad, aun asi tienen un toque de rareza y personalidad que me gusta.

Me quedo en el NBS para ver otro de los conciertos geniales, son Seafood, con David Line al frente. Las canciones son redondas, la energía que nos inspiran hace sobrecogerse a toda la carpa. Contundentes y arrebatadores, guitarras, guitarras, guitarras y canciones, canciones, canciones. Son unos portentos. !Que grupazo!

Despues de esto ya estoy tranquilo, alegre y feliz. Ahora ya si que me dejo llevar hacia las infames letrinas. Aprovecho que la brigada de la limpieza acaba de pasar. Flotador. !Que gran invento! Nos salva en el agua y en la tierra.

Vuelvo al NBS para ver otro grupo con mucho tiron, casi no puedo entrar, son The Music y volvemos a lo mismo, los 70””””””””s. Me aburro y pierdo el tiempo viendo a The White Stripes en PS, que anunciaban su separación y que para nuestra desgracia no lo han hecho.

Los grupos escoceses son una de mis debilidades asi pues marcho al OS para ver a The Beta Band. Volvemos a los juegos rítmicos con mucha electrónica bien guarnecidos con guitarras sugerentes. No siempre me convencen en lo que hacen, pero se nota una intencionalidad inteligente y personal. Los ritmos bailables parece que se imponen. En esos momentos el NBS esta acaparado por DJ””””””””s, los Charlatans en el PS, la Dance Tent, The Experience, The Glade, amén de otros tantos puestos feriales con la clásica chunda-chunda X infinito.

El dia acaba con Stereophonics en PS. No me sucede igual que con Coldplay y lo lamento. Ya sabeis 50 o 60.000 personas viéndolos. La primera que tocan es nueva. Contenida y arrebatadora. Tras ella viene una cancion homenaje a The Who y decido partir. Desde lejos si voy escuchando sus temas que ya son clásicos. Es tarde y me voy a la cama a descansar.

DOMINGO 30

Último día de festival. Me levanto temprano y voy para ver quien sustituye a Ikara Colt, que como os comenté habían tocado el viernes. El nombre no lo se pero la definición de su música bien podría ser rock-folk-combativo-mminero-worker y trasnochado. Me recordaban una banda casi de la infancia The men they couldn””””””””t hang.

Por curiosidad, como no tenía otra cosa que hacer, me acerco al NBS, están tocando The Maker, un cuarteto de chavales jóvenes. La primera que oigo es relajada, la segunda me da un aire a Biffy Clyro, lo cual me despierta el interés por lo intensa y emotiva, sin embargo, en la tercera que escucho no lo tengo tan claro. Llegué tarde. Habra que ver que nos deparan en el futuro. Me quedo en este escenario para ver a The Flawed, siendo el típico grupo que puede confundir al mas pintado. Las guitarras pijas y el AOR que representan no me convencen, bien pudieran caer en el easylistening de aquí a poco.

Me voy a ver a My Vitriol al OS, aunque tengo la desgracia de toparme con The Sound Track of our Life. ¿Que he hecho para merecer ésto? Había calculado el tiempo perfectamente para que esto no sucediera. Ocurrió y lo lamenté. Se habían retrasado los conciertos debido a que nadie había sustituido a Ikara Colt. Igual sucedió en el PS pues también se cayeron Super Furry Animals. No debe haber suficientes grupos en el Reino Unido para rellenar estos huecos.

My Vitriol una vez mas demostraron todo el talento que poseen, aunque el sonido vuelve a ser malo de solemnidad. No se arredran ante nada ni ante nadie, son una auténtica apisonadora. Canciones como la copa de un pino construidas sobre una maraña de guitarras que se van sobreponiendo unas a las otras creando un universo sonoro dificilmente explicable si no es sentido abiertamente. Estos estan sobrados. Presentan su nuevo sg Moodswings, asi como repasan su LP Finelines con la aclamada Always your way.

Vuelvo al NBS allí está tocando Martin Gretch con formación de quinteto. No los conozco y no me disgustan. Raros pero guitarreros. Dan una de cal y otra de arena, pero es interesante lo que veo. Bien podría entrar en la definición de cantautor rockero y puesto al día con ramalazos retro.

Tompaulin es el siguiente en el mismo escenario. La vocalista le da al grupo un toque folk mas alargado del que cabría desear. No descubren la pólvora, pero las guitarras están bien, las canciones bien estructuradas y dan lo que se espera de ellos: folk rock.

Otra vez al OS, esta vez se encuentran alli los aclamados Hundred Reasons. El ano pasado en Reading dieron un concierto sobresaliente, aquí no lo es tanto por las deficiencias sonoras, pero siguen teniendo la energia que les caracteriza. Ellos ya son alguien allí, espero que ahora relancen a uno de sus grupos favoritos, Stapleton, que se lo merecen por calidad sobrada y contrastada. Están pletóricos.

De nuevo en el NBS para ver otra banda favorita, Ooberman. Destilan pop azucarado agridulce. Son capaces de conseguir su estilo, esas rarezas e inflexiones que les imprimen a las canciones que inevitablemente haga sentirnos suyos, propios de Ooberman. El disfraz de angel de la chica hace honor a sus habilidades canoras.

Casi no veo nada del concierto de Black Rebel Motorcycle Club en OS, pero es uno de los del pack, van a tocar en los tres más importantes festivales de allí. Tenía mis dudas respecto a esta banda, pero lo que vi me entusiasmo. Un sonido compacto, con peso, con madurez, con señorio, soberbio, con calidad. Los volveré a ver.

Continuamos en el OS para ver a Elbow. No podia ser de otra forma que sensacional. Otro de los conciertos y no van muchos que recordaré del Glastonbury. Son unos auténticos número 1. La clase que poseen les rebosa. Canciones, melodias, guitarras, cellos, trompetas, percusiones, lo que quieran, son unos músicos de los pies a la cabeza. Es mi cuarta vez que les veo y me siguen deslumbrando y sobrecogiendo. En este estado el “me dejo llevar” es con los ojos cerrados. No va más, señores.

Belle & Sebastian en OS. Son muchisimos las personas que van apareciendo por el escenario. Amaneramiento explícito y orgulloso. La clase que tienen es propia de una ciudad como Glasgow que respira cultura, inteligencia y personalidad como pocas. Comienzan con las clásicas de sus primeros discos en donde están sobresalientes pero ellos juegan con fuego. Existe una delgada linea que separa lo inteligente y culto de lo hortera y patéticamente zafio y en estas andan. El grupo parece haberse decantado hacia la segunda, lástima. Me voy con los primeros acordes o lo que sea de su prestigiosa, aclamada perseguida y bailada parapapapaparapapa X infinito (la lambada también se baila mucho).

No tenía noticias de Pete Yorn, asi que perdí el norte y me di una vuelta por las casetas de feria buscando una tienda de discos. Nada, no veo ni una. Recordé haber visto una pero no sabía dónde. AH! pero es un festival de música! Haberlo dicho antes. Llegue tarde al NBS y Pete Yorn ya estaban en la faena, fue suficiente para paladear 4 exquisitos temas de power-pop, prometo seguirles la pista. Me recuerdan a Adam Schmitt o Mathew Sweet. Me gustaron mucho y me arrepentí de no haber probado antes, con la cantidad de grupos a los que me acerqué, en este fallé. Son cosas propias de los festivales.

Y me había acercado al NBS no para ver a Pete Yorn sino para recrearme con otro de los conciertos inolvidables, el de los Gorky´s Zygotic Mynci. No nos sorprenden porque sabemos lo que va a pasar. Que tranquilad, que ternura, que docilidad y que agrestes, que ruidosos, que demoledores, que brutales. Chapeau. Lleno y henchido de alegría me retiré a mis aposentos.

Finalmente, pasó lo inevitable. Al cruzar el arena del PS era tal la cantidad de gente que se agolpaba alli, que lo que en principio parecian iban a ser 5 minutos se convirtieron en 15. Esto hizo que coindiera con la salida del paladín de la corte, Mr. Stewart, Rod por nombre. Un final de traca que permite hacer sospechar de los intereses bastardos que promueven dicho evento. Aquí se han confundido dos términos que son el de MEGALOMANIA con el de MELOMANIA. ¿Por cuál optamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien