Hope of the States – Razzmatazz 3 (Barcelona)

Cuando se apagaron las luces, los seis músicos subieron al escenario y las guitarras empezaron a rugir, pudimos comprobar cómo Hope of the Statesson en directo el gran grupo que parece que apuntan muy alto. El elegante barroquismo de su música y sus letras inteligentes son dos de los elementos que les están ayudando a hacerse un nombre en el mundo de la música. En el showcase realizado en Barcelona, demostraron que talento e inspiración no les falta.

Hope of the States por Maribel Martínez Hope of the States por Maribel Martínez

Tras su impresionante inicio con la desoladora “The Black Amnesias”, la banda liderada por Sam Herlihy presentó los temas de su debut, The Lost Riots (Sony/Sinnamon Records, 04), ante un público expectante. Su movimiento sobre el escenario, la histriónica gestualización de su vocalista y la interacción de los seis músicos lograron que el directo fuera muy vivo. A pesar de haber publicado un único álbum, ya tienen algo de experiencia sobre los escenarios, y eso se nota en la seguridad y la soltura con la que interpretan sus temas.

Hope of the States por Maribel Martínez Hope of the States por Maribel Martínez

Hope of the States gozaron de una gran calidad de sonido, que les permitió sacarle todo el partido a sus melodías arrolladoras, a sus evocadores desarrollos de guitarras y su atmósfera marcadamente épica. Cada uno de los temas resultaba un incendio sonoro, algunos un trasfondo triste, otros puros himnos agónicos (“Me ves y sufres”), y otros en los que brilla la esperanza (“George Washington”). La presencia del violín en una formación de estas características es el elemento clave, y en directo adquiere el mismo protagonismo que las guitarras. Es un lujo poder disfrutar de directos con canciones tan ricas y con tantos matices.

Hope of the States por Maribel Martínez Hope of the States por Maribel Martínez Hope of the States por Maribel Martínez

Pero no solamente su música es urgente y triste; las proyecciones que les acompañan, confeccionadas según iban componiendo el tema, en blanco y negro, expresan los mismos estados de ánimo que las canciones. Tormentosos e inocentes, abstractos y concretos, completan la atmósfera densa y deliberadamente oscura que caracteriza sus directos. La sala se les quedó pequeña para su inmenso sonido. Sería todavía más impresionantes poderlos ver en una sala mayor. Sin duda, todo un descubrimiento al que seguiremos la pista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.