Imperial Jade – On the rise (Epictronic)

Si se busca, en los últimos 3 años, una de las noveles formaciones de rock and roll en España que resulten más completas y que más merezcan realmente la pena escuchar, una de ellas podrían ser, perfectamente, los barceloneses Imperial Jade.

El quinteto formado por Arnau Ventura (voz principal), Alex Pañero (guitarra y coros), Hugo Nubiola (guitarra, teclados y coros), Ricard Turró (bajo) y Francesc López Lorente (batería y coros) había demostrado muy vigorosas hechuras y un notable conocimiento del sacro-monárquico género mencionado con Please Welcome, su debut de 2015; aunque aún por pulimentar, estilísticamente, dicho kilométrico potencial “hard”.

Ahora con su segunda embestida, On the Rise (Diciembre de 2018), los de Calella aumentan y afinan todavía más sus diestras prestaciones y su variabilidad a través de un rico ejercicio de hard rock, southern, blues rock, psicodelia y sinfónico. Por lo tanto, ahí se encuentran influjos como Led Zeppelin, Allman Brothers, Ten Years After, Deep Purple, Jimi Hendrix, Bad Company y unos puntos suspensivos, los cuales nos llevan a concluir que lo que les engancha a Ventura, Pañero, Nubiola, Turró y Lorente son las hercúleas sonoridades de procedencia americana y setentera, en definitiva.

El global del disco resulta una muy enjoyada y homogénea esfera. Dentro de la misma, estos rockers del Suroeste emanan ya el primer balazo cualitativo con el rock-funk de ”You aint seen nothing yet”, donde ya se les aprecia unos planteamientos más asentados con respecto al 2015; sabiendo canalizar y ajustar su evidente potencia y su “groove” de modo más personal, en este proyecto de 2018. Apuntar que la producción y los arreglos resultan realmente finos, ya desde la primera respiración del LP y lo mismo para la mezcla efectuada en Nashville por John Netti. También la laboriosa y soleada portada del ilustrador Max Loffler ha de destacarse.

Las marmóreas resonancias “zeppelinianas” 1970-1975, se manifiestan y filtran con tiento cuando se presenta el blues-rock machacón de “Dance” o la rauda “Sad for no reason”, donde en esta última serán aromas country-blues-folk, con silueta de “slide”, los que motivarán los giros de las rodillas y del cuello del oyente.

Precisamente, el seguidor rockero que no desee tregua auditiva será colmado en sus expectativas con la imponente zancada de “The Call” pero con el matiz de que también cohabitan aquí etéreos coros y efectistas detalles, todo lo cual ofrece un aspecto de perspicaz multi-tonalidad expresiva a la propia canción. Jimmy Page, Robert Plant y compañía siguen siendo los espejos maestros para el guitarrista Alex Pañero y los demás jóvenes muchachos, a lo largo de este cuarto envite.

Esta misma mezcolanza de fiereza/belleza rock-soul continúa, aún de manera más compensada, con la compacta y emotiva “Glory Train”. Ni la intensidad ni la pegada aminoran tampoco su sprint a través del rock sureño “Heatwave”. Con temas como estos dos últimos citados, los hermanos Chris y Rick Robinson (Black Crowes) les concederían, seguramente, la bendición a Imperial Jade.

En “Lullaby in blue” es turno para un relativo reposo de estos combatientes aunque sin abandonar los típicos sonidos negros del Delta de Missisipi, de Chicago o incluso de la Motown. Como muestra, el bravo vocalista Arnau Ventura retuerce y exprime, esforzadamente, su voz en diversos registros pero también es absolutamente bien respaldado por los coros gospel-soul, liderados por Xiluva Tomás. Los propios “background vocals” (uno de los aspectos más consistentes y llamativos de los propios Imperial Jade) también toman un suculento protagonismo en “Keep me singing”, sin duda, uno de los más épicos y mejor hilvanados cortes del repertorio; aparte de que el idealista espíritu rock de la segunda mitad de los 60 sobrevuela de fondo. Las cuatro cuerdas de Ricard Turró y el piano de Hugo Nubiola despuntan, en cuanto a “feeling” se refiere, en dicha pieza, además del alto empuje del propio “singer” Ventura.

La exhibición final de tintes psicodélico-progresivos “Struck by lightning” (aunque ¡ojo! sin abandonar nunca el auxilio del “bluesy bottleneck”) confirma a un combo, el cual prosigue, con On the rise, su toma de testigo del más adictivo y camaleónico rock and roll. Como debe ser.

Escucha Imperial Jade – On the rise 

2 comentarios sobre “Imperial Jade – On the rise (Epictronic)

  • el 20 Febrero, 2019 a las 10:45 pm
    Permalink

    Gracias a Txus Iglesias y a Muzikalia por descubrirnos el nuevo trabajo de este tan contundente combo barcelonés. De indudable calidad, en efecto, como si de auténtico jade imperial se tratase, según se desprende de la escucha del trabajo, en donde se perciben, efectivamente, las eclécticas y magnificientes referencias musicales detalladas en el artículo, y quedando uno ensimismado por el perfecto ensamblaje de la maestría vocal y del virtuosismo instrumental, recibiendo también, finalmente, una mención para la visualmente atractiva portada. Un cordial saludo.

    Respuesta
  • el 21 Febrero, 2019 a las 11:05 pm
    Permalink

    Muchas gracias a ti por tu fantástico mensaje, F. Xavier, describiendo lo que te parecen Imperial Jade, una banda de rock realmente buena. Saludos.

    Respuesta

Responder a F. Xavier Gállego Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.